07 marzo 2011

OLD BROADWAY. Por Saba Sorrento

How to Succeed in Business Without Really Trying (1961) fue dirigida por Abe Burrows y Bob Fosse en un estilo de dibujo animado. El anciano crooner Rudy Vallee (tercero por la derecha), aunque inexperto en materia teatral, encontró el perfecto grado de tontería para tamaña caricatura. El tono naturalmente alcanzaba a Robert Morse (saltando) que se convirtió en una estrella interpretando al super ambicioso joven héroe

Bea Lillie, la hermosa comedienne inglesa, hizo su última aparición en Broadway como la medium Madame Arcatti en la adaptación al musical del Espíritu burlón de Noel Coward, retitulada High Spirits (1964). El fantasma de Elvira (Tammy Grimes) levitaba en la ilusión del exorcismo, de modo que su marido Charles (Edward Woodward, a la izquierda) no pudiera vivir con su segunda mujer. La canción de Hugh Martin y Timothy Gray para esta escena era la pegadiza "Go Into Your Trance"

Broadway ha practicado la nostalgia indiscriminadamente desde que The Boy Friend se estrenó. Pocos han capitalizado el fenómeno tanto y tan bien como Harry Rigby, productor de los revivals de Irene y No, no Nanette. La más rentable de todas las nostalgias de Rigby desde luego fue un "viejo espectáculo" que era nuevo- Sugar Babies (1979). Mezclaba los números cómicos del burlesque clásico con queridas antíguas canciones de James McHugh y Dorothy Fields. Las estrellas fueron la fabulosa Ann Miller y, mostrado aquí, Mickey Rooney, en un retorno a la actualidad y,a la vez, tardío debut en Broadway. El resultado fue el más grande triunfo de toda su carrera.

Luego de cuarenta y seis años transcurridos de su premiere, en 1971 se puso en marcha la moda de la nostalgia con No, No, Nanette de Vincent Youmans. Las audiencias se alegraron muchísimo con oldies tan familiares como el "Tea for Two" y el "I Want to Be Happy" pero también descubrieron  temas olvidados. Aquí (de izquierda a derecha), veteranos como Jack Gilford y Ruby Keeler se unieron a unos jóvenes Bobby Van y Helen Gallagher. El número era "Take a Little One-Step"

Don Ameche interpretaba a un agente, buscador de talentos de Hollywood que vive un romance con una comisaria cultural de la Unión Soviética (la siempre fascinante Hildegarde Neff). La canción fue "Paris Loves Lovers", el show Silk Stockings (1953), adaptación del popular filme de la Garbo Ninotchka y el musical el último para Broadway del señor Cole Porter

No hay comentarios: