12 diciembre 2010

Bisutería pop

INVENDIBLES
2ªparte

No sólo no vendería éste, sino todos los que he logrado acaparar del fabuloso dúo (no llegan a veinte). Y fíjense que tienen colección. Junto a Guardiola y Gelu, fueron los más prolíficos de la Emi- La Voz de su amo (luego pasaron a Vergara). Hoy en día, siguen estando por las nubes en ferias y privados. Y eso es un enorme mérito.
Mis recuerdos de comprador me hablan de gratificantes satisfacciones. Desde aquella remesa de impecables vinilos y no menos impecables carpetas (hasta olían a imprenta de forma tan intensa que parecía estar viviendo en 1962) en el rastro coruñés a los más torturados por el abuso guatequero, circunstancia que demostraba que en la España del desarrollo no hubo musicalmente dúo pop que vendiese más.
Y aqui están como Manolo y Ramón, en su postrera muestra de talento. Curiosidad de escucharles cantando su eurovisivo La, la la. Pero, ojito al Sólo pienso en ti (mini obra maestra).


Fueron muchos los regalos de Manolo, el de Toledo a lo largo de veinte años largos. Quizá éste sea uno de los más apreciados. Por lo que significa Elia Fleta en nuestras vidas melómanas. Tan seductora, tan chic, con ese estilazo jazzy... Un lujo. De Fleta le viene la casta. Particularmente me quedó con su trayectoría última pero la presente, dejada ya de Paloma, la hermana, me recuerda a los cursis slows de nosecual Festival de la canción, a los  traviesos twists y los cadenciosos madisones que tan bien quiso enseñar a un pais ansioso de moderneces de importación.


Los Esqueletos pasaron con sigilo (pero con saltitos de pogo) a la historia del pop ochentero como los del ská Radio 222. No ponían otra en Radio 3 ( ¡y eso que no los nombraban!). Sin embargo, dándole la vuelta al vinilo te topabas con sus mejores canciones. Intrusos en mi jardín es muy buena. Pero nada, nada, empalidece  Sólo necesito un poco de diversión. Arrollador power pop, bastante piji- punki, que me hacía sudar como un torito bravo en pinchadas caseras. Mi empatía definitiva con Frantxu (el punkarra de clase y futuro miembro esporádico de la pandilla) se produjo curiosamente cuando le solté en el aula al niño Salgado algo sobre la cara B de este Ep. Frantxu, que se sentaba cerca nuestra, captó el comentario al vuelo y me dio la razón con la cabeza: "La B mejor que la A". Fue el principio de una corta pero generosa amistad.




Podrás pedirme a Celia o a los Cabrisas Farach, a Damirón o a Daniel Santos, a Julio Jaramillo o a Toña la Negra... que da igual, que no los vendo. Aunque me caiga de hambre y de frio (que todo llegará, justo cuando Rajoy empiece a crear empleo coincidirá mi debacle tan anunciada). Es mucho el amor que guardo por estas voces del trópico y de los Mexicos lindos y queridos. La Borja inmensa, la favorita de Ernesto Lecuona (antes fue de Ernestina), un monstruo sagrado capaz de erizarme los cuatro pelos que me quedan (gracias sobre todo a la fotodepilación) con sus Lágrimas negras, con su Manisero, con el más evocador Siboney que haya podido escuchar jamás. Sin reclamos de agencia de viajes y por unas pocas pesetas, ella y un puñado de diosas más me han guiado con emoción e intimidad por la Cuba mejor.


 Franciska solía venirme de Mataró. El que me la vendió (por correo) ya padecía una crisis económica personal en los noventa. Necesitaba pagar luz y teléfono, recibos básicos. Y a fé que yo le ayudé mucho. En poco menos de un lustro remontó aunque seguiría dedicado al asunto de la compra-venta amateur al saber de mi apetito incontrolado (la pela es la pela).
Fueron docenas de pedidos que me surtieron de rarezas (muchas de la onda catalá: Edigsa, sonido Molino, cómicos autóctonos y tal). Franciska no era rara. Fue una de nuestras ye yés más conspícuas. Hermana de Eliseo del Toro, aficionada a Bacharach y atrevida como la que más, pues cantó el People (a la Streisand no sólo la Feliu podía emularla en esas tierras sin caer en ridículo). Este Ep de los comienzos de Franciska reviste la curiosidad de incluir un tema dedicado a Daniel que, en realidad, era una gabacha de nombre Daniella (pues fue twist de Los Chausettes Noires) y de presentarse en portada luciendo pelambrera negra (probablemente pelucón) y no sombrerito, detalle chic que asumió como parte principal de su imagen de poppie elegante.



Es un artista de culto, a no dudarlo gracias, en buena parte, a su prematura muerte en 1960. A Buscaglione le sobraba clase. Con los Asternovas o con i suoi solisti. Amor por el jazz, por lo melódico mediterráneo, por el sentimiento exacervado (esta portada puede hacernos confundirle con el histrión Modugno... y no). Mas que urlatore era un crooner bienquisto, latino y de gran bonhomía. Le cantaba a las chicas guapas y a otros paisajes de tarjeta postal de su Italia amada. Lo que me gusta más de Fred fue su obcecación por fare l'americano y por hacerlo de manera tan especial (entre lo desquiciante, el surrealismo y la ternura). Ahí están canciones de esta época (finales de los cincuenta) compuestas con su amigo Leo Chiosso como Whisky facile, Si sono rotti i Platters o, claro, Voglio scoprir L'America. 


Era la primavera de 1987 y Flor de pasión empezaba su singladura en Radio 3. A Gelu  la llamaba Juan de Pablos La tigresa de Granada cuando pinchaba El novio de otra (canción feliz de Connie Francis). Miren por donde que ese verano apareció la moza en una cubeta, en el rastro de Maria Pita. Misma cantinela, impecable estado, inmejorable precio (cien pesetas). Me sentí un pequeño conquistador




Este Georgie me salió más caro. Creo recordar que me lo topé en el catálogo por correo de Felix Carrascosa, un particular de Madrid que solía sangrar a su clientela de lo lindo. No estaba haciendo otra cosa que ponerse al día y de alertarme de todos los sufrimientos que me traería en un futuro no muy lejano mi vida de rastreador. De mí consiguió poco... Georgie, quizá, 800 calas.
Esta primera etapa es fabulosa. Quizá lo fue más la previa en su Francia natal, pero aún así, la de mediados de los sesenta es de obligado conocimiento para los maníacos del ye yé.
La revelación de Juegas al amor fue celebrada en mi casa con gran alborozo. Llamé inmediatamente a Manolo, el de Toledo y por el auricular le puse el temazo (que él no conocía). Ambos vibrábamos con las mismas cosas, con los mismos arreglos, los mismos coritos...
Los observadores con pedigrí se habrán dado cuenta que el sello Musart que sacó esto vendría a indicar que se trataba de una edición sudamericana (en realidad, era un compendio de dos Ep's oficiales del artista fechados en 1964).



Otra de culto en España. Y eso porque Glenda Collins fue una de las protegidas del impar productor y músico británico Joe Meek. Sin embargo, en este single aún no colaboraban juntos. Pertenece a su  primer periplo musical en el sello Decca. Sin duda, es una joyaza pues raros son los vinilos de esta fémina que se pueden encontrar en las ferias nacionales. Contenía además una canción-respuesta (entrañable moda de aquellos años) al clásico de Elvis Are you lonesome tonight?. Ella respondía que sí, que se encontraba bien sóla, que le echaba de menos, que húmeda estaba con tanta mili y tan... "dilatado" spoken word. Todo esto y más cosas soltaba Glendita en la larga parte recitativa




Las primeras veces son las mejores. Los primeros pedidos a Sarah Records, también. Descubrir a Heavenly fue celestial. Y, de paso, el C-86 o los encantadores y melífluos indicitos del universo anorak.... A Harvey Williams, a Field Mice, a The Orchids... Románticos de causas perdidas, del vinilo. Cómplices como yo de una moda perdida de antemano por las nuevas tecnologías (a las que nos hemos ido pasando todos -ya no sólo hablo de lo digital, ¡hasta del deplorable Mp3!- en pos de lo pragmático). Del pop clásico de tres minutos. El de las voces de chicas que cantan al amor y el desamor. El de las melodías que entran como la seda y los estribillos embriagadores. Al vivace de guitarras revoltosas de sonido cristalino.
Heavenly me han marcado. Cuando me paro a pensar que música del Reino Unido actual me gusta, recurro a Camera Obscura o The School, en el fondo sucedáneos muy dignos de la Amelia y sus amigos


continuará

No hay comentarios: