16 septiembre 2010

Vagos y maleantes (1)


Anexo de Aquellos juncos salvajes: el archivo fotográfico

Curado de verguenza, les enseño mis imágenes más inconfesables. Ya está bien de tanto monólogo. Estas fotos valen por miles de palabras. Pertenecen a los años 88 y 89. Plena mitomanía maniática. Véan aqui un trocito de mi habitación, lugar desde donde les tecleo el blog desde hace cinco años. Esa pared, ese poco de cadena musical (que aún me da media vida). Y mi look a lo Paquito Clavel. Menuda buatiné, mon dieu. El gorrito fue cobertor de taburete. Las gafotas, seventies, made in Bremen, de mi tía Rosa (pobrecita, que se acaba de morir hace pocas semanas).
Ay, mis dieciocho noviembres, mi estilazo inimitable y esos Ep's esparcidos por mi cuerpo serrano (incluidos los Mecano)...



Subidos a una mesa, Luis y Maciste rivalizan en ídolos del cinema. El primero reivindica a Lambert. El segundo, con garras y piños, a Cruise (esa foto le parecía a mi amigo de lo más hortera, por cierto). La vestimenta del gran bloggero no es Miami Vice, es un sencillo piyama de los que vendían sus padres en el comercio. A anotar las nuevas postalitas que desde las alturas les miran. Kiki d'akí, bien visible, claro. Doblando la esquina, a su derecha, se entra en la avenida James Dean


Publicidad de Tampax a cargo de tres redomados zorrones. Los tiempos de las sesiones fotográficas, de las performances, de los conciertos en la buhardilla de Javier. A él, fotógrafo de ocasión, le alucinaba la manera tan natural de colocarnos. No nos hacían falta indicaciones, no desesperábamos a nadie con ínfulas de artistiña por nuestra nulidad para el poseur. Al contrario, lo nuestro era instintivo, como si hubiésemos nacido para portada de un Vogue by John Waters. Le echábamos muuucha starletería. Así de bien quedamos. Charlie's angels del arrabal. De izquierda a derecha: Maciste, Angel y Luis (él detestaba esa peluca "azul de clown")



continuará

No hay comentarios: