15 junio 2010

OLD BROADWAY. Por Saba Sorrento*

Esta es Lena Horne en Jamaica (1953). Una hermosa mujer con una voz única y una presencia magnética. Una lástima que sólo interviniese en espectáculos para negros. Hasta la llegada de Pearl Bailey, miss Horne era la estrella negra por antonomasia de Broadway.



Juliet Prowse protagonizó en 1975 Milliken Breakfast Show, la mejor producción del año, el más fastuoso y popular espectáculo "industrial".


El desafío de Robbins en la coreografía de West side story (1957) fue encontrar una danza apropiada para las pandillas de adolescentes callejeros. Ningún ballet o baile jazzistico tradicional valían. A Jerome le dio el pie la manera que tenían los chavales de chasquear los dedos mientras caminaban por las calles de Nueva York. Aquí (en el centro) ensaya los movimientos (a la derecha de Robbins se encuentra George Chakiris, quien ascendería del coro al rol de Bernardo, lider de la pandilla de puertorriqueños, en la película ).


Basado en la vida de la couturiere Chanel, Coco (1969) demostró ser no tanto un musical como un desfile de modas. La causa fue la presencia espectacular de Katharine Hepburn. La coreografía asombrosa de Michael Bennett elevó el tinglado a un nivel algo superior, por encima de la simple mediocridad.


Una real chorus line: Michael Bennett ensaya con los bailarines de Promises, Promises (1968)



* Saba Sorrento es trabajadora sindicada de la revista LUXURIA & CONFETTIS

No hay comentarios: