05 noviembre 2009

PUBLICOS VICIOS (homoerotismos en Youtube)


41. Polémica en túnel de vestuarios


Continuación en toda regla del capítulo anterior. O lo que sucede acto seguido de salir ellos de las duchas. Juego de toallas, mismamente. Una delicia. En esta recta final habrá más reminiscencias vestuariles cuando le dediquemos un capítulo a los barracones. Hoy no tocan. Sólo se tocan divertidos y juguetones en semidesnudez. Tampoco es necesario para excitarse limpiamente tener que estar pendientes de sus gayumbos en plan fijación ocular, si la toalla se les baja o cae por su propio peso. Sus sólas miradas ya empalman.
Son guapos los chicos aseados. Quedan muy guapos los quinceañeros con la cara lavada. Es admirable cómo un muchacho sin maquillaje alguno, sin retoques de boudoir, a lo mejor con un juego de dedos preciso que alisa el pelo o lo ondula, ya está perfecto para matar.
Por desgracia, en Youtube lo que más abundan son los griteríos / celebraciones tras el partido de fútbol. Una histeria insoportable. Patético ver al entrenador allí, hombre mayor vestido de hombre mayor, con la mirada perdida en un banco (para que no se le malinterprete), con una libretita absurda de anotaciones esperando a que lo magreen /manteen.
En cuanto a los vestuarios de gimnasios de colegios, ahi aparece el mejor material. Buscando y rebuscando me topo con muchos francesitos: gamines o mecs, rubios casi siempre, exponiéndose al ojo indiscreto del seudo Cadinot de turno. ¡Cuántos se me han escapado en estos meses al haberlos dejado correr!. Había tantos Tadzios... y ahora no los encuentro. Where have all the flowers gone?, cantó el poeta-protesta. Deberían hoy ocupar los primeros puestos de mi ranking.

Tendría mucho que contar de morbos de vestuario por propia experiencia, sobre todo durante la época del bachillerato. Si me permiten, estas ricas historias a contracorriente las dejaré para un futuro capítulo de mis memorias.
Ahora, dénle al play y gocen de las vistas. Ya no hay vaho que nuble la imágen. Sólo felicidad entre varoncillos. Olor a champú y desodorante, a zapatillas y calcetos. A compañerismo, pues. Y esas manos que vuelan... Un inciso: atentos al cierre de mis emisiones de hoy jueves. A esa bundinha respingona y demasiado coqueta como para que la última zambomba del Man Super garotas no tiemble ante la competencia que le ha salido desde la vida anónima y el anti artificio (el baile del crèu es mierda pero muy sexy y muy dulce cuando menea su tesoro un gatinho en edad de merecer.... lo todo. Fíjense que cuando la Mangano bailó el baiao en el 51 la tildaron de vulgare. ¿Cómo definiríamos ahora a esta continuación en solitario de la hortera lambada?). ¿Cómo?, ¿que usted se ha corrido viendo al niño sin darle al replay?. Pues no pienso dedicarle un capítulo al crèu... Que, si no, se nos hace el 2012 con estas mariconás...
































No hay comentarios: