02 noviembre 2009

Calendar Boy

EL CHICO DE NOVIEMBRE




Cody Lockheart (1987-)

He aquí un más que seguro reemplazo de Brent Corrigan en el cosmos twink de la productora Cobra Video. Pobre Brent, víctima inconsciente de la fugacidad de la adolescencia. Ahora ya no hay verdad en sus tímidos lances ni rubor en sus mejillas. Brent necesitaba con urgencia un sustituto tan pronto su carnet marcó la mayoría de edad. Y no es que esté de más en esa productora, mucho menos en el porno en general. Pero bajo otras coartadas más creíbles.



Sólo ha quedado de él una putita depilada al láser buscando prorrogar una frescura inicial imposible. El reinado de Corrigan como adolescente californiano ha pasado. Todo es rutinario y un poco camelo. Y Cody Lockheart se muestra dichoso al ocupar posiciones estelares (no confirmadas, porque el impacto Corrigan aún vende una barbaridad en las estanterías de las tiendas especializadas). Lo hace tan cerca del original que nos asusta tanto descaro. No es Eva al desnudo. Es un bitch boy con tan notables prendas como para arrinconar con facilidad al genuino en un par de escenas calientes.


Cody sólo ha hecho tres pelis para la Cobra y en las tres aparece Corrigan y su amigo del alma Brent Everett. Bien, pues en dos de ellas quien abre los shows es el dieciochoañero Cody mientras que el otro (con o sin Everett) le pone punto y cierre, no demasiado glorioso, tras habernos saturado el director de hermosuras y, ante todo, del magnetismo del novato.



Nos enamoramos en seguida de su cara, de su cuerpo, de sus mañas, inclusive de su pluma (en tantos otros, molesta) pues a esas edades todo se les perdona. Apenas aporta nada que el otro no hubiese aportado antes. Pero ha nacido después.



Probablemente su pelo sea menos mitificable pero en el resto va a la zaga: cara simpática y un poco lobuna (no es tan guapo a lo bobby soxers como Corrigan, tal vez se parezca más a papá Everett), sin expresiones de retraso mental (más bien zorrita del campamento), no muy alto pero tampoco enano, falto de vello, labios de perdida, buen pene, hermosos testículos, bonitas piernas, rechupeteables pies, lunares exactos, culo perfecto, respingón... tal cual su nariz, orejitas en forma de concha...


En sexo es alegre, nada depresivo, experto felador, besucón apasionado, igual activo que pasivo (en ambas facetas excelente). Cachondos son sus booty dance sin música y no tiene complejos cuando hay que tragar leche vía oral o anal. Sea por arriba o por detrás, acepta las normas de la Cobra, con buenos faciales donde expulsa el líquido seminal de sus compañeros sin hacer muecas o relajando esfínteres sin ventosidades para un divino plano "cagacorridas" (también conocido como "criminal aborto").


Cody es un gran hallazgo de esta segunda mitad de la década. Verlo solo jugando con los dildos es demasiado excitante como para que uno no acabe con la mano manchada (esa mano ajena o propia que él suele lamer, vulpino domeñado, cuando está en compañía). En cuanto a sus dúos con otros twinks puntúa con sobresaliente siempre que haya un feeling (y lo hay mucho con Cameron Lane y no lo hay ninguno con el inmerecido Leo Kross, ambos en Take it like a bad boy).



El poco tiempo lampiño que le quede al rapazuelo dirá si estuvo a la altura o no del patrón a seguir. Yo creo que ya lo ha logrado... y rebasado aunque carezca de tragedia confesable delante un tribunal.


Con Cody y sus amigos resulta siempre un placer de dioses ver videos de la productora, que es como decir asistir al espectáculo íntimo de dos adolescentes amándose entre fluídos, sin sobresaltos, con la precisión de los maestros veteranos, con los orgasmos más privados (menos ostentosos o fingidos) del porno video y con la proeza de querer llevarles la contraria a las federaciones de la salud con sus suicidas vueltas a una era precondom que, pese a la insolencia (o lo políticamente incorrecto), no nos sugieren en ningún momento -al menos a los de treinta para arriba- un ejercicio liberador de corsés de la sexualidad (hemos pasado una larga noche de gomas como para que podamos ilusionarnos del todo con las picaduras veniales de estas jóvenes sierpes) pero que, aún así, merecen nuestro seguimiento más emocionado.



*Su filmografía en Cobra:

-Naughty boy's toys
-Fuck me raw
-Take it like a bad boy


No hay comentarios: