05 agosto 2009

Revistero campy


Por Gilda Love


¿Quién fue la señorita Joaquina C. Vidal- Gomis?

Pues ni más ni menos que la encargada de la parte cinematográfica de la revista de modas Siluetas. Alli el cine era un simple relleno pues su verdadero contenido eran los dichositos figurines y las modelos. También había relatos cortos y demás quisicosas de peluquería con el mismo valor que un programa doble en el Fantasio o el Kursaal. Es por esto que la pobre Joaquina no viese demasiado recompensado tanto esfuerzo. Ella contaba películas de estreno, daba noticias y seleccionaba fotogramas de un extraordinario muestrario. Probablemente sea esto último lo que mejor haya sobrevivido al arrase del tiempo. Eran fotos espléndidas, lógico arsenal de alguien que llevaba el departamento de publicidad de la Metro Goldwyn Mayer en Barcelona.



En la revista tenía como ayudantes al señor Gonzalo de Palacio (con sus perfiles de estrellas) y a un corresponsal en Hollywood de nombre Pedro de Samaniego. Bajo su tutela y gustos personales muchos jovencitos mitómanos españoles de los años cincuenta comenzaron a aficionarse al cine más polvoestrellado. Si van a rastros o librerías de viejo traten de buscar números de Siluetas, sobre todo de la década antes citada (su historia arranca en 1940). Es más que seguro que encontrarán en su salsa, rayando el anonimato, a doña Joaquina y sus lances de cartelera..., primorosamente ilustrados, ya saben. Una rancia delicatessen.






Siluetas nº 144 (Feb. 1954) y nº 204 (Feb. 1959)

No hay comentarios: