10 julio 2009

El consultorio perverso del doctor Cebollo

Señoras y señores, muy buenos días. Un nuevo mes paso a contestar a algunas de las amables cartas que ustedes me han remitido a mi dirección de correo electrónico. Espero que sus dudas se vean resueltas al final del post.
Y les animo a que sigan poniéndose en contacto conmigo. La dirección les recuerdo que es insignemédicoceboglioscrottofürther@hotmail.com




CONSULTA: Dolencia gástrica



Tengo treinta y tres años y soy soltero. Tengo inflamación de estómago y he pensado que puede ser debido a que llevo muchos años practicando la masturbación, por lo menos dos veces diarias o casi todos los días. Algunas veces pienso en no hacerlo, pero no me puedo aguantar. Estoy en tratamiento médico, pero hasta ahora no he notado mejoría, por lo que he pensado si puede ser debido a la masturbación. ¿Pueden darme algún consejo para solucionar mi problema?

C.R.M.


RESPUESTA

Ignoramos cuál puede ser el tipo de dolencia que le aqueja, pero "a ciegas" podemos asegurarle que ni la ausencia de ácido en el estómago -"aquilia gástrica"- ni su exceso -hiperacidez- ni las gastritis, úlceras pépticas, indigestiones ni demás afecciones estomacales tienen jamás su origen en los excesos masturbatorios.
No se empeñe, pues, en asociar ambas cosas. Aténgase al tratamiento que su médico le haya impuesto y, a su libre antojo, persista o no en sus masturbaciones que, insistimos, ninguna relación causal tienen con su enfermedad.





CONSULTA: Siento dolor
¿Es normal que un hombre al eyacular sienta dolor en el glande?. Lo he consultado con otros hombres y me han dicho que ese dolor tiene que ver con el placer; sin embargo, mi novio sigue con la misma duda y es el único que se queja muchísimo; mis otros amantes en cambio disfrutan de mi sexo sin problemas. Como pienso casarme dentro de unos pocos meses quisiera me aclararan si este dolor que él siente es patológico o simples manías de su mente?

S. (Elche)



RESPUESTA

Muchos hombres -en especial, los jóvenes- no recuperan, después de haber eyaculado, el estado de flaccidez peniana, hasta transcurridos diez o más minutos. Bastantes de entre ellos aprovechan tal circunstancia para retrasar la desunión sexual hasta tanto no les consta que su compañera ha llegado, a su vez, al orgasmo; pero otros, aún deseándolo, son incapaces de prolongar su permanencia en la vagina, ya que la sensibilidad del glande aumenta tanto que no soportan ningún roce o contacto, una vez alcanzado el climax.
Master y Johnson han descrito así este fenómeno: "Muchos hombres sufren una extremada sensibilidad en el glande, no sólo cuando hay palpación, sino en todo tipo de retención (incluso la intravagina), inmediatamente después de la eyaculación. Esta sensibilidad del glande provoca una intensa respuesta dolorosa que puede aparecer durante el esfuerzo manipulatorio del hombre para incitar el aumento de la tensión sexual de su compañera. En cuanto el hombre toma conciencia de que inmediatamente después de la eyaculación puede haber una sensibilidad anormal e intensa del glande, cosidera que debe retirar su pene de la vágina".
No se trata, pues, ni de "algo patológico ni de simples manías". Sucede, simplemente, que algunos varones ("muchos", al decir de los citados sexólogos) están aquejados de una verdadera hipersensibilidad glandeal que a unos les causan molestias e irritaciones constantes ante el mínimo roce, y en otros sólo se manifiesta a partir del momento en que llegan al orgasmo.
Por lo que usted nos dice, pensamos que su novio probablemente esté incluido en ese grupo de varones. No obstante, nos parece oportuno hacer un par de aclaraciones:

1ª En mayor o menor grado, prácticamente la totalidad de los varones no encuentran agradable el mantenimiento del pene dentro de la vagina, bien inmediatamente a los pocos minutos de haber eyaculado, paralelamente a lo que sucede a las mujeres que no soportan que se les acaricie el glande del clítoris, ni demasiado intensamente cuando aún no han alcanzado el orgasmo ni "de ninguna forma" cuando ya lo han experimentado; y

2ª Muchos son, también, los que se quejan de escozor e irritación posteriores al coito realizado con mujeres que sufren de infecciones crónicas o agudas de la vagina, o que utilizan determinados anticonceptivos químicos (cremas, óvulos, espumas, etc "espermicidas"), o que emplean preparados para la aplicación de duchas o irrigaciones vaginales, a los que ellas no son sensibles pero sí el varón.
A su novio, y al resto de los hombres que se hallen en su mismo caso, le brindamos tres posibles soluciones: a) la instantánea retirada posorgásmica; b) la utilización de una crema anestesiante, que lleve novocaína o estovaína; y c) el uso de preservativos.


CONSULTA: Una chica estupenda

Soy un chico de 17 años. Salgo con una chica estupenda de mi misma edad. Estoy muy enamorado. Somos algo tímidos y no tenemos plena confianza uno con el otro. Cuando hay poca luz (cine, discoteca,) me deja tocarla y llego a ponerla caliente. Hacemos todo menos penetrarla. Cuando lo propongo me dice que no. ¿Por qué si no tiene ningún inconveniente en que hagamos estas cosas no me deja que haga el amor con ella?. Es virgen y muy reprimida en su casa. Hace 8 meses que salimos. Ahora, después de un mes de estar peleados, la noto más dispuesta. ¿Sería un buen momento para proponérselo una vez más y más en serio?. Gracias por aconsejarme. Si no me podéis contestar directamente, decidme en qué mes del blog saldrá.
Cáncer (Madrid)


RESPUESTA

Nos parece que existe una mala interpretación por su parte de lo que son las relaciones de pareja. Es lógico que tengas deseos de penetrarla, pero también puede ser muy lógico que ella se oponga. Al fin y al cabo, la penetración no es la única, ni muchas veces la forma más satisfactoria para la mujer, de vivir la relación sexual.
Lo que suele ocurrir es que los varones ignoramos muchas cosas de la convivencia y de la expresión sexual y actuamos de buena fe "según nuestro saber y entender", aunque por desgracia este saber y entender es poco y muy deformado por los malos conocimientos que sobre la vida sexual y afectiva se nos han dado. Con ello queremos decir que no tenemos mucha culpa de nuestra ignorancia, pero también queremos decir que somos culpables, en cierto modo, de no revisar nuestras actitudes y de no dejar a un lado nuestro egosimo para preocuparnos seriamente de tener en cuenta lo que ocurre a los demás.
Dices que no te deja "hacer el amor". ¿Es que acaso consideras que llegar a la introducción es hacer más el amor, que acariciarse, hacer concesiones y procurar comprenderse tanto física como psíquicamente?.
Dices que "sales con una chica estupenda". Pero también nos dices que estás muy enamorado. Entonces interpretamos que la palabra "estupenda" debe significar para tí mucho más que lo físico: simpatía, comunicación, etc.
En todo caso, nuestra opinión es que debes llegar a acuerdos claros con ella tanto en el terreno de la convivencia afectiva como en la meramente sexual. Un acuerdo sobre lo que ambos queréis y a ambos os satisface. Y todo acuerdo conlleva ciertas concesiones. Concesiones que son la esencia del amor.
Muchas chicas, especialmente si son vírgenes, rechazan la penetración por variados motivos, la mayor parte de ellos bastante razonables. Entre ellos, el miedo a la desvirgación, el temor a un embarazo, o por principios morales, etc. Otras veces, simplemente porque no les apetece.
En estos casos, el varón se siente como molesto y suele presentar una insistencia que puede conducir al distanciamiento como parece ser vuestro caso. La chica se siente triste y en cierto modo "culpable" de no corresponder a los requerimientos masculinos y al cabo de un tiempo de separación, parece estar más dispuesta, como tu mismo nos relatas. Esto es como una especie de chantaje. Seguramente si se lo propones ahora después del enfado y del distanciamiento, si está enamorada de tí, cederá. ¿Pero qué interés tienes en que ceda, bajo la presión de la situación provocada por tu insistencia?. Si realmente os queréis, cuando lleguéis a realizar el coito completo no debe ser gracias a que ella "ceda", sino que ambos estéis predispuestos con entera libertad.


CONSULTA: El peor consejo



Soy un chico jóven de 22 años y mi vida sexual ha sido bastante buena, pues he hecho el amor varias veces, pero nunca con una mujer virgen. Ahi está mi problema; resulta que dentro de un mes voy a casarme con mi novia, que es virgen, y como nunca lo ha hecho, pues no sé cuando llegue la noche de bodas cómo hacerlo, pues ella tampoco tiene ni idea. Unos amigos me dicen que introduciéndolo de golpe, pero yo me hago un lío y no sé cómo hacerlo. Me gustaría que me dijeran cuál es la forma más adecuada con el menor dolor posible. Por favor, contesten pronto.
J.A.B.P.


RESPUESTA

De entre las muchísimas cartas que recibimos, hay bastantes en las que el consultante nos dice "...un amigo me ha dicho...", "unos compañeros me han recomendado..." y a continuación un disparate monumental. La tuya, muchacho, tampoco constituye una excepción. Porque te podían haber dado consejos buenos, mediocres o malos, pero el caso es que te lo han dado pésimo: lo único que no se debe hacer cuando la mujer es virgen es una "penetración de golpe".

Estos son nuestros consejos:
1. Actuar sin prisas, que lo importante no es el desvirgamiento, sino el hecho de pasar la "primera noche de amor".
2. Abrazarse, besarse, acariciarse, sin olvidar las manifestaciones verbales de cariño.
3. No intentar la penetración sin antes comprobar que la mujer está lo suficientemente excitada ("lubricada").
4. Utilizar la postura "clásica", también llamada "del misionero"; es decir, aquella en que la mujer se echa de espaldas y el hombre encima, encarándola.
5. Introducir el pene mediante una presión gradualmente progresiva, hasta que el hímen ceda.
6. Ser especialmente cariñoso en el "posludio" -después del coito-, pues lo más probable es que la mujer haya pasado miedo, haya experimentado un cierto dolor, haya tenido una pequeña hemorragia y no haya conseguido ningún orgasmo.
7. No intentar una segunda cópula durante esa "primera noche" ni, a poder ser, durante las dos o tres siguientes, para permitir una cicatrización del himen desgarrado.


CONSULTA: Extraña abstención

Soy un muchacho de dieciocho años y estoy inquieto por una serie de problemas sexuales. A pesar de mi edad, y aunque parezca difícil de creer, no me he masturbado nunca y mis amigos dicen que eso es malo para la sexualidad. No es que no me gusten las mujeres, pues es lo que más deseo en el mundo. ¿Es malo no masturbarse?. También tengo el prepucio demasiado estrecho, pero con la ayuda de mis manos sale y entra el glande con bastante facilidad y sin ningún dolor, también tengo el llamado frenillo. Mi principal preocupación es: ¿podré hacer el coito cuando se me presente la ocasión o haré el ridículo si no curo estos pequeños defectos?
S.A.M.


RESPUESTA

No, no es malo no masturbarse. Lo que sí es, por lo menos, raro, es que no se te haya ocurrido hacerlo, pues a tu edad son poquísimos quienes nunca lo han hecho. Dices que te gustan las mujeres, pero ¿te excitan sexualmente?. Y otra pregunta más importante aún: ¿tienes erecciones y poluciones nocturnas?. Si tus respuestas a nuestras interrogantes son sendos noes, no nos queda más remedio que aconsejarte que te pongas en manos de un andrólogo o endocrinólgo por si fuera necesario un tratamiento hormonal.

Pasamos a contestar tus restantes preguntas:
a) Si estando el miembro erecto puedes descubrir el glande, no te es necesaria la operación de fimosis; b) el frenillo todos lo tenemos, salvo aquellos a quienes, por accidente (poca fortuna al accionar la cremallera de la bragueta, técnicas masturbatorias violentas, práctica del coito anal, penetración en una vagina no lubricada o demasiado estrecha, etc) se les ha roto; c) podrás copular si tu falo es capaz de erguirse. Sin erección, el coito es imposible.



NOTA: Salvo las tres primeras fotos, el resto de ilustraciones provienen de los archivos PEGAMIN



AVISO IMPORTANTE

El consultorio se toma unas vacaciones hasta octubre. Mientras tanto, lo que siempre les indicamos llegados a este punto: pueden seguir mandando sus cartas, pero no incluyan dinero en ellas, ya que el servicio ofrecido es totalmente gratuito. La correspondencia debe dirigirse a:
insignemédicoceboglioscrottofürther@hotmail.com

Feliz verano

No hay comentarios: