22 julio 2009

DEJA VU's

Reprint del post publicado en FANTASIA MONGO I el sábado 25 de marzo de 2006


TEATRO MONG: The Rainmaker ( 110 GRADOS A LA SOMBRA )

El principio de la historia de este musical fue un programa de televisión llamado igual "The rainmaker" que debido a su éxito pasó a Broadway interpretándolo Geraldine Page. Se hizo una versión cinematográfica con Kate Hepburn y Burt Lancaster que en España se tituló El farsante. Finalmente llegó la versión musical de Broadway claro, que se estrenó en 1963. Lleva más de cuarenta años representándose . Esta noche lo hará aqui mismo, en Fantasia Mongo, en su única representación via internet.

Autores, director y chismes sobre reinas
Harvey Schmidt y Tom Jones fueron los autores del libreto. Por aquel tiempo eran popularísimos en el off-Broadway ( recuerda The Fantasticks). Fueron llamados por David Merrick para que saltaran de los pequeños teatros a los grandes e importantes. Como coreógrafa estaba nada menos que Agnes De Mille, toda una especialista en bailes regionales norteamericanos (fue coreógrafa por ejemplo de Oklahoma).
Pese a tantas luminarias y profesionales de reconocida valía este musical no tuvo demasiada repercusión. El motivo, como le ocurrió a tantos otros, fue la fuerte competencia que había en ese momento. 1963 fue un año especialmente fructífero para el teatro neoyorkino: debuta la desconocida Streisand en Funny Girl, Richard Burton interpreta Hamlet, Carol Channing estrena Hello Dolly, comienza a representarse After the fall, la obra de Arthur Miller en la que el dramaturgo se autojustifica tras la muerte de Marilyn...
Y ahora una anécdota que atañe al estupendo David Merrick. Merrick odiaba a Richard Rodgers. Ya había muerto Oscar Hammerstein II y Rodgers seguía trabajando por su cuenta. Merrick contaba para este Rainmaker con el prestigioso Hal Halbrook para el papel de farsante. Pues bien, al enterarse que el galán Robert Horton trabajaba esa temporada en una pieza de Rodgers le ofreció inmediatamente el doble de lo que le pagaban para que abandonara el papel y aceptara el de The rainmaker. Puñaladitas entre queens.
También existía un local restaurante en Broadway donde se reunían al final de la jornada los artistas: autores, productores...Había un pianista que solia interpretar en este sitio sobre todo melodías de los musicales norteamericanos. Pues Merrick pagó al músico para que siempre que estuviera Richard Rodgers allí no interpretara sus canciones. Asi el compositor se extrañaba cantidad, y con razón, de que tal pianista se olvidara de ejecutar sus célebres éxitos.
Y ahora, dejemos a un lado tanto chisme que se han apagado las luces y lentamente se está abriendo el telón. Comienza la representación de The Rainmaker, más conocida como 110 GRADOS A LA SOMBRA

La obra número a número

- Otro dia de calor
Los sufridos aldeanos comprueban que va a ser una nueva jornada de calor (tema descriptivo)

- Lizzy vuelve a casa por fin
En el pueblo hay una familia en la que la madre ha muerto y es la hermana mayor la que cuida del padre y el hermano. Pasan los años y temiendo que la jóven quede soltera los hombres de casa deciden que debe conseguir un marido. Y qué mejor que lo encuentre en la fiesta del pueblo, en el picnic colectivo. (En este número padre y hermanos esperan a la jóven en el andén de la estación, ilusionados porque regrese con su amor al lado)

- Amor, no pases de largo
Número interpretado por Lizzy en el que dice que está decidida a no quedarse soltera (a todo esto, el padre y los hermanos no se dan por vencidos y piensan unirla con el apuesto nuevo sheriff del pueblo)

- Poker polka
El sheriff resulta ser reacio a unirse en matrimonio pero los familiares le proponen que acuda a una fiesta que van a dar. Claro, el sheriff no puede resistirse.

- Rain song
Con este tema debuta en la obra la estrella, Robert Horton. Irrumpe en el paraje como un extraño que dice poseer unos misteriosos poderes: puede hacer que llueva. Asi se lo comunica a los altos cargos del lugar.

- Un hombre y una mujer
Lizzy encabeza la facción que detesta al extranjero y va a la oficina del sheriff para explicarle por qué debe echar al embaucador. Mientras esto sucede, empiezan a charlar y poco a poco ella descubre que la apatía del sheriff está motivada por problemas de amores. Son, pues, dos almas sufrientes.

- Todo lo maravilloso sucede siempre de noche
La luz del dia da paso al misterio de la noche. Picnic nocturnal (canta todo el pueblo, en especial el coro femenino)

- Número en el que el extranjero y el sheriff se disputan el amor de Lizzy
Resulta que el primero le canta las cuarenta al segundo. Asi ella se encuentra esa noche con dos pretendientes tras tantos años de "sequía". Opta por la estabilidad que le ofrece el sheriff. En ese preciso instante y, en un efecto que sólo Broadway puede explicar, se abre el cielo y se pone a llover. El apuesto embaucador abandona triunfante el pueblo. La pareja es feliz y los paisanos festejan la llegada de la lluvia.

(SE CIERRA EL TELON)

No hay comentarios: