09 julio 2009

BISUTERIA POP


ITALIANISIMAS DEL JUKE BOX
(segunda parte)*


Dentro de este curioso collage gráfico se hallan cuatro voces italianas hoy perfectamente olvidadas. Dos masculinas y dos femeninas. Nos quedamos con ellas. Con Fiorella Bini y sus interpretaciones de las famosísimas Casetta in Canada y Ricordate, Marcellino; y la dulcísima Nuccia Bongiovanni y esa delicatessen orientalista de título Giaponesina, de autor japonés y tan arrebatadoramente cursi como las muchachas del filme Sayonara o el Sukiyaki de Kiu Sakamoto



He aqui el vinilo impúdico, en su desnudez de décadas, de Francha Franchi. Curioso single a 33 RPM en el que cupieron tres temillas por cada lado. Números formidables lo llenan: Calipso paisá, Canon mambo, nuestro María Dolores, Ghiddy High, otra vez Ricordate, Marcellino y el Hernando, un café (del musical de Broadway The pajama game)



Formidable y clásica ya, Gigliola. He elegido este Ep porque no contiene No tengo edad. Y porque es uno de mis favoritos, gracias a ese tan ye yé Barbablú y el insólitamente sexy Sobre el agua (muy bueno también por Emilio Pericoli). El resto del Ep se completa con canciones ajustadísimas al estilo dulzón y melancólico de la cantante. Quizá lo más aproximado a Françoise Hardy que dio ese país



Una de las urlatrices más pizpiretas de aquellos años cincuenta. Katina siempre hizo concesiones a lo español y lo sudamericano. Pero donde sobresale por encima de otra cosa es en el repertorio italiano. Hay en este disco un número emocionante, quintaesencia del neorrealismo rosado aplicado al mundo de la canción pop, que es Dos monedas por una canción y que vale por si mismo por toda la carrera de muchísimas mindundis del panorama transalpino actual (las Pausinis y demás). De esta tonada preciosa hubo versión en español a cuenta de las impares Hermanas Fleta



Cantantes ocultos en esta fotografía de portada que es preludio de un fascinador ósculo a media luz y entre anónimos. Nos quedamos para nuestra pequeña historia con Licia Morosoni que interpreta en su idioma el Magic Moments, popular por el crooner y actor Dean Martin



No tenía un look moderno la Bonato pero era formidable. Entre lo jazzy y lo pop elevó temas como La settimana o La Nostra etá a un rango de fina elegancia. Lo suyo no era el twist, al menos aqui. Pero no nos importó



Siempre me ha encantado Marina en esta portada y en esa canción de La ragazza en mini shorts. Suena el título -sin escucharlo- a emblema, a himno a ritmo de beat y, en cambio, resulta ser un charlestón a la italiana. Y una magnífica intuición de que lo flapperesco de los años veinte y lo ye yé de los sesenta podían hermanarse, sin atender al tiempo transcurrido, en un mismo espejismo vitalista y rompedor. La moda de la nostalgia hizo el resto



Hay veces que uno está flojo y osa decir que se siente más fan de Milva que de Mina. Lo cierto es que ambas son tan distintas que tamañas tonterías caen por su propio peso en menos que acaba un twist. Mi madre, por ejemplo, la tiene por más guapa y menos "exagerada" (entiéndase, gritona), al menos a principios de los años sesenta. Entonces sí que Mina era una escandalosa del ritmo, mientras que la pantera del Boro ya empezaba a afrancesarse, a encontrar un camino en lo existencial de los slows dolientes y la canción canalla (a lo Greco). A intelectualizarse, siendo pronto aplaudida por los públicos más exigentes. Lo cual no es óbice para que en este Ep de 1962 se desmarcase con una irresistible frivolidad: la saltarina Il cielo ha capito (más propia de una Goich o una Cinquetti). Sin embargo en la otra cara, la adaptación de la melodía principal del filme de Agnes Varda Cleo de 5 a 7 (original de M. Legrand) termina por apoderarse del pick up en un deje de amargura e incertidumbre, tal como si estuviésemos también nosotros (como la Cleo de aquel rollo nouvelle vague) a la espera de los resultados de una biopsia. Soberbio. Como sus Milord, Les enfants de Pireo, su Je ne regrette rien... Milva, al contrario de Mina, pocas veces dio la nota. Y como guapa se salía.

* ausencias clamorosas en esta segunda parte: Iva Zanicchi, Jesy Sebena, Jenny Luna... (me acuerdo de ellas, pero no me caben sus elepés en el scáner)


continuará

No hay comentarios: