03 junio 2009

Women's Lib

Por Gilda Love


SUSANA ESTRADA




Os gustan los monstruos... Como a mi. No hay más que ver lo mucho que disfruté con el último chico del calendario que nos propuso el otro día Maciste. Y Susana es otro monstruo, un monstruo que jamás apareció en monster movie alguna porque de hacerlo hubiese querido ser la doncella que bebe del manantial y entonces asustaría a la propia Cosa surgida del caño, eclipsándola con toda su horridez. Ni César Lúcas consiguió transformar a esta supuesta mujer en algo apetecible, ¡qué digo apetecible, tan siquiera agradable a la vista!. Ni unos focos, ni una iluminación, ni unas perspectivas, ni ese raso de sábanas aciertan a dejarla hecha una bombonera preciosa, como sí quedaba Yvonne de Carlo, por ejemplo (y mento a Yvonne porque la recuerdo en tesituras semejantes, pero con mucho más todo, claro es. Llevaba ella un dos piezas que dejaba su magnífico ombligo al aire). Por supuesto que debió ser el reportaje más lujoso con el que contó la diva del putiferio democrático en toda su triste carrera, porque el artista puso su empeño. Lo que no podía era obrar milagros y transformar a la Estrada en la anterior Scherezade de nuestros sueños infantiles (que evocaría el poeta Sarrión).
Al César, lo que es del César y a la Estrada tratémosla de lo que fue. Ni puta ni santa, simplemente tarasca (que ya es bastante, porque es mitologizar algo que ni Eurípides hubiese soportado. En una novelucha de Felipe Trigo, si tal, se encontraría más a sus anchas ella o ello).

Pero no podía faltar en esta colección del Lib pues, de alguna manera, la Susi fue su santa patrona, la curranta de la redacción, su coño más accesible. Para la revista dejó un consultorio literalmente aberrante, que la hundió en pleitos y otros escándalos. A la larga, como es de suponer, estos la beneficiarían por lo que tenían de publicidad (sus asuntos teatrales lo necesitaban). También se colocó semanalmente "entre las sábanas", era el suyo un cotilleo soez y cachondo que procuraba ser complemento al del Cantero. Y siempre que se armaban especiales con variadas mozas, allí aparecía la Estrada como hada madrina, putísima internacional, palanganera real, con el ánimo de no perderse ninguna cuchipanda de las buenas.

Nada que objetar a su sinceridad, autenticidad y coherencia. Pero que no nos vengan vendiéndola como una nueva musa de Toulousse Lautrec porque más que risa, daba pena. ¿Se acuerdan de la suprema Guilbert?... la mímica de sus manos que jamás, pese al courtisanismo en boga, acabó en manuela. Cuanto más miro a ésta, más echo en falta a la Bella Dorita. Tampoco de intelectual podría dar el pego. ¿Una Camilo José Cela en tía?. Puuuuff. Ahi le mando mi sonora pedorreta. Con lo bien que escribía mi amiga Celita...Ni de doctora Sexo, porque lo suyo sería ilegal, con más peligro que una abortera clandestina. Su mundo estaba bien ubicado. Que eran las carencias y represiones de un país en transición de nada. Sus apariciones televisivas causaban revuelos inconcebibles (pero eran otros tiempos), y todo a costa de confundir la libertad de expresión con el libertinaje de una furcia barata (luego Loles León prorrogó el rol con sumo gusto), el feminismo con el primer plano de vulva venérea y la bisexualidad con el descontrol etílico.
Vulgarizó el sexo sáfico hasta puntos G insensibles. Y lo peor, lo que más me jode de esto, es que entender esa época del destape, del cine S y demás sin contar con su presencia sería un error. En ella, más que en sublimes mujeres como Silvia Aguilar, Sandra Mozarowski o Patricia Adriani, se halla resumido, quintaesenciado el enigma de la nueva mujer democrática que cae una y otra vez rendida ante las trampas de la dictadura del falo.
Efectivamente, no se equivocan: Susana y yo hace siglos que no nos hablamos. Ni siquiera nos arañamos. Somos enemigas mudas, ausentes, catatónicas. Y aun asi, irreconciliables. ¿Recuerdan aquel viejo serial de los setenta, Nadiuska Montez e Yvonne de Camp?. Pues nosotras, parecido.





5 comentarios:

ZOMBIE,SEVILLA. dijo...

QUE BUENAS CARNES TIENE AQUI SUSANA ESTRADA.

Pancario,Villanueva de San Juan(Sevilla) dijo...

Cuando yo hice la mili en Barcelona era cliente de una puta de la calle Joaquín costa que era fisicamente como Susana Estrada ,me acuerdo que primero la invitaba a una copa ,y luego nos ibamos a una pensión donde primero me la chupaba y luego echabamos un polvo por 2000pestas ,eso fue en 1984.

Anónimo dijo...

Qué buena estaba esta señora...

EL COBRA dijo...

BETANZOS ERES EL MAS GRANDE COMO MUHAMMAD ALÍ Y ERES EL MEJOR COMO JOSÉ LEGRÁ
http://js-kit.com/blob/HJsBzzWHNHJxHcCUYWHY6T.jpg
http://js-kit.com/blob/ifc0hTVrzcgU6ViGtNTKeN.jpg
LA SUSANA ESTRADA ME DABA UN MORBO INCREIBLE GRACIAS POR LAS FOTOS Y EL ARTICULO TE SIGO LA PISTA DESDE LOS TIEMPOS DEL MONDO BRUTTO.
http://js-kit.com/blob/rTO_o_uDnWDGK1V1vYOyxY.jpg
http://js-kit.com/blob/ctPAkwlMMi_LHGaI2ik1BF.jpg
http://js-kit.com/blob/e4tQTMvOwvAZiK1h89rdhy.jpg
http://js-kit.com/blob/Wjy_GoMZ_fB1_fx6LxjA6f.jpg
http://js-kit.com/blob/SsqngJiiDZ9NCu_xCCXnz6.jpg
http://js-kit.com/blob/e_teFs77hEWy056JpoAlJH.jpg
http://js-kit.com/blob/sPtOmfcj81cjMuICfHqOHv.jpg
http://js-kit.com/blob/yP2TxqddHu85p_33dKN4ce.jpg
http://js-kit.com/blob/IAtYj3a4MKqVxi6f4twhDH.jpg

maciste II dijo...

Pues precisamente el otro día estúvela viendo en EL JOVENCITO DRACULA. Y en su numerito mítico del chocolate con churros con V.Miriel (para mi gusto mucho más cinegénica Verónica que Susana, pero bueno...).