02 junio 2009

Estampas de santos. Por el reverendo Belcebú von Bleu


La violación de la negra (1632) de Christiaen van Cowenburgh

Queridos hermanos. Ahora que me estoy fijando en estos frescos de la capilla... me doy cuenta de que es fascinante la semejanza entre el abanico de temas hallados en las obras de género libertino holandesas y el utilizado en las estampas realizadas por los maestros de la escuela ukioye de Japón que he conseguido en subasta esta misma mañana. Esto no es una coincidencia: los pintores de género holandeses y los estampadores japoneses proveían a un público muy similar, una burguesía recién enriquecida con un deseo insaciable de placeres y sorpresas de la "vida real". Al principio se puede pensar que los japoneses estaban más dispuestos a superar los límites que los maestros holandeses se fijaban. Las composiciones elegantemente escandalosas de Utamaro parecen reflejar las costumbres de una sociedad mucho menos profundamente imbuida de la ética puritana que la holandesa de cien años antes. Pero sería arriesgado asumir que el puritanismo siempre triunfó fácilmente entre los bulliciosos holandeses de la época.

A esto quería llegar, hermanos. Suban un momento a la escalera. Apóyense donde puedan y reparen en el lienzo de ese pintor menor que es Christiaen van Cowenburgh. Es un caso rarísimo que esta obra tan cándida haya sobrevivido. Y asi lo ha hecho. Ustedes la están viendo, próxima al techo. Aqui un jóven está violando a una negra que grita, mientras dos compañeros de él observan. A pesar de todo, se debe admitir que hay, incluso en éste, una aprobación de la tradición religiosa, como encontramos en los cuadros barrocos de temas seculares de Italia en el mismo período. Los ademanes hechos por los compañeros del violador son un ejemplo claro del diablo que cita las Escrituras para sus propios fines, la figura en segundo plano encajaría perfectamente en una Resurrección de Lázaro.
Si no tienen nada que preguntar vayan bajando con cuidado. Otro día les enseñaré unos cuadros que guardo en mi celda de los franceses, que esos superan a los holandeses en inteligencia, agudeza y encanto. Una cosa que les va a chiflar.

AMEN

No hay comentarios: