29 abril 2009

Mis memorias de Radio 3 (y 4)

FETICHISMOS DE PABLOS



Lo que acabas de leer. Aqui están algunos fetiches que guardo del maestro. Cuando entre 1988 y 1989 nos carteábamos regularmente. Va por él. Y por todos los florapasionados



La pasada tarde, mientras rebuscaba en las viejas carpetas, me he encontrado con abundante correspondencia de Juan. Tenía la gentileza de llenar los sobres, aparte de con lo que yo le pedía (que eran cintas con música recoleta) con gadgets, invitaciones a conciertos y sesiones de pinchadiscos...


Y no sólo esa clase de merchandising. También llegada la navidad, Christmas encantadores. Tarjetas de felicitación, con sus mejores deseos para el año nuevo. Han pasado veinte pero en mi rostro se ha asomado igual un enorme lagrimón al toparme con aquello



Disculpen si les puede parecer un poco cutre todo esto. Por ejemplo, el reverso de uno de los sobres. La dirección de la radio. En fín, algo personal. Una Special Ocassion, que cantaba Smokey Robinson.


Una de sus míticas partichelas al descubierto. El ruido de esas hojas que tanto acompañaban a su trémola, tartamudeante, pausada voz. En realidad, este era el contenido de una de sus cintas enviadas. Chicas ye yés. Observen el desbarajuste, tachones, ligero caos. El nerviosismo ejemplar del autor. Y si les atrae el tema de la grafología, analicen su letra. Lo conocerán mejor. Yo creo que ya lo conozco de sobra. Es un clásico.


También me envió música francesa en casette (aún no se estilaba el CD-R). Me comentaba que en lo referente a France Gall había echado los restos, lo nunca radiado por él (no en vano era lo más flojito). Aunque de aquella aún no habían aparecido integrales de la ingenua perversa. Juan se alimentaba de sus viejas reliquias a 45 RPM. Era radio con chasquidos


El reverso de una de sus partichelas debería ser material mítico para los obsesos de Radio 3. Me parece que sobran los comentarios



Otro reverso de sobre. Este era más bonito. Color rosa Siesta (me refiero al sello discográfico madrileño) que en mi recién comprado scáner se ha diluido, virando al vainilla. Pero de nuevo está ahí su rúbrica de puño y letra. Si quieren pueden darle al click sobre la imágen para ampliarla mientras escuchan aquel tema de O. Blackwell titulado Return to sender. Yo nunca devolví nada a nadie. Todo lo he guardado.



Dos estampas graciosas del venerable comentarista musical. Esto es de un suplemento cultural de El Mundo (me parece), conmemorando el veinte aniversario de Flor de Pasión. Finales de siglo, por lo tanto.



Juan sigue en antena y, por supuesto, en Radio 3. Ahora con un nuevo horario, mucho más accesible (de 7 a 8 de la tarde, de lunes a jueves). Sigue desgranando esencias, salvo los viernes que han puesto a unos tipos horrorosos en su lugar, con un programa de humor que no hace nada de gracia ( una especie de Cruz y raya para hiphoperos). Con esto ya queda todo dicho (o sentenciado).
Ciao, ciao bambino

2 comentarios:

Chusky dijo...

Wow Juan de Pablos y Flor de Pasión, que recuerdos... Yo empezé a escucharlo en 1990. Para mí es un referente. Casi todo lo que sé de música lo aprendí de este señor, un tipo muy sensible. Me acuerdo de una vez que se puso a llorar por antena (creo que se le había muerto el perro). Me alegro de que siga en antena.

Anónimo dijo...

Prado del Rey, 28023, Pozuelo de Alarcón, Madrid