28 abril 2009

Los madrugones de Terlenca Maturamis

Hoy madrugamos con GARY CONWAY y familia


El desayuno de esta mañana va a ser en familia. No la mía, no les miento. Sino la de los Conway. Tiene Gary una esposa adorable. De la niña no digo nada pues salta a la vista. ¿Les gusta este actor?. Es muy popular en la televisión gracias a la serie de abogados "Burke's Law". Antes lo vimos en algunas series más y en un par de películas de bajo presupuesto: terror adolescente que, gracias a Dios, ha pasado ya de moda en esta nueva década. Sin embargo, los comienzos duros de Gary parecen haberle hecho fuerte, haber creado en él una especie de sano sentido de la superación y competitividad.
A estas alturas del percal, vemos a Conway feliz, pletórico. Tal vez el truco pase todo por el logro de una estabilidad emocional. Y él ya la tiene a juzgar por ese ambiente de amor y cariño que le rodea. Les damos a los tres los buenos días


Kathleen
: Papi, una hamburguesa...

Gary: Ahora no. Ya has tomado el chocolate espeso y las galletas

Terlenca Maturamis: ¿Suele ser tan agitada tu jornada matutina?

Gary: Tal vez más, ¿no?

Su linda esposa asiente. Marian ha ganado varios concursos de belleza. Sé que ha sido Miss America 1957.

TM: ¿Cómo os conocisteis?

Gary: En la Universidad, ¿no?

Marian: No. No exactamente. Nuestra relación se afianzó a partir de que visitábamos ciertos lugares comunes

TM: ¿Cómo cuales?

Kathleen: ¡Papi, mira el carrousel... El caballito Filigrana!

Marian: Agencias fotográficas

TM: Ambos cultivabais el físico. Y está claro que lo seguis haciendo

Gary: Si. Siempre nos interesó el deporte. Jugamos al tenis, practicamos natación... Ahora Kathleen. ¿Quieres montar?. Pues ... ¡epa!... a montar en el carrousel...




TM: Existe una célebre portada en el Physique Pictorial...

Marian me mira con desagrado y niega con la cabeza

Gary: ¿Eh?. Bueno, preferiría que no se sacase ese tema ahora...

Marian: Mi esposo está rodando una exitosa serie

TM: Si, pero no veo que hay de malo. De hecho tengo aqui el número de marras. Esa portada para amantes del físico masculino batió records de ventas en el ambiente beatnick a finales de la década pasada

Gary: Y no me averguenza esa portada. Ni tan siquiera el reportaje interior. Sólo que es agua pasada

TM: Sospecho que te sirvió para bien poco tu participación en el terreno del beefcake impreso

Gary: Exacto

TM: ¿Quedó bloqueada tu relación con Bob Mizer?

Marian: Totalmente. Ese señor le siguió llamando una temporada. Era muy insistente. Cuando adivinó que mi marido se había casado conmigo le telefoneaba a altas horas de la noche. Era horrible

TM: Sobre que onda giraban esas llamadas

Gary: Quería que siguiese haciendo reportajes fotográficos para él

TM: ¿Te propuso filmes también?

Gary: Es posible. No recuerdo. Lo cierto es que Mizer se puso muy pesado y tuvimos que cambiar el número telefónico. Asustaba a la niña

TM: ¿A ese angelito en volandas?

Marian: Kathleen tiene un espíritu rebelde, sale en eso a Gary. Sin embargo, su aspecto angelical es todo mío. ¿Qué opina?




TM: Perdonen que insista, pero es curioso el enganche del rey del male art con usted. Siendo un personaje tan sobresaturado de trabajo, ¿a qué cree que fue debido ese sentimiento tan absorbente de este fotógrafo?

Marian: A problemas mentales, sin duda. Ese hombre está completamente loco. Incendia su casa cada tres o cuatro meses sólo para que vengan los bomberos. Es el único medio de poder fotografiarlos en la intimidad de su hogar

TM: No me lo creo. Si es asi, ese hombre debería estar en el infierno...

Gary: Sin embargo, es un hombre muy generoso. Mis sesiones las pagó muy bien.

TM: Entre tanto tu hiciste filmes olvidables. De terror adolescente. Consumo para drive-in's. ¿De eso no te averguenzas?

Gary: Yo no me averguenzo de nada. Eso para empezar. Esas...




Kathleen: Papi, me he manchado al caer de culo del tobogán....

La niña solloza terriblemente. Todos los de nuestro alrededor se fijan en nosotros

Gary: Marian. Ocúpate de la niña.

Marian: Inmediatamente

Gary: Esas películas no serían buenas pero dejaron dinero a la productora. Hay un público fiel que les entra como la seda

TM: ¿La televisión es el futuro de Gary Conway?

Gary: Hoy por hoy puedo decir que es la mejor plataforma para ganar dinero y para que Hollywood te conozca. Desde la televisión, saltar al cine es mucho más fácil

TM: El final del sistema de estudios ha propiciado que la nueva generación de actores se encuentren más perdidos que los veteranos que se han quedado sin contrato. Esa es una realidad terrible

Gary: Bien. Es posible que la crisis de Hollywood nos afecte a los que empezamos más que a los que están a punto de coger el retiro. En todo caso, por lo que a mi respecta pienso que he optado por la mejor de las posibilidades.




Kathleen: Papi. Mamá me está poniendo en evidencia dejándome con el culo al aire delante de todo el mundo...

Marian: Lo hago porque te has puesto toda guarrita. ¿No ves que estás embarrada?

Gary: Cambiale el pañal, también. Creo que guardo uno en el maletín...

TM: ¿Este es el maletín que empleas en la serie de abogados?

Gary: Es uno de los maletines

TM: Son preciosos. Siempre con esos trajes a juego. Tu primera serie de éxito

Gary: Y que dure. Yo estoy muy contento. Toma, cariño...

Marian: No, deja. Ya le he puesto alrededor del culo una gasa desinfectada con emplastos de estopatosis vúlvea

TM: A ver si va a ser alérgica la niña a eso. Deberían llevarla a un aparte y observar si por sus partecitas lindas se le ha introducido arenisca. Si asi fuese, sacársela toda con un apósito desinfectante marca Baby Pretty, fijándose de que no quede un rinconcito de su corralin mancillado

Gary: Normalmente es una niña propensa a las irritaciones íntimas.

TM: Se toca mucho las partes pudendas

Marian: No lo hace con malicia

TM: Lejos mi intención de sugerir tamaña obscenidad.



Gary: Hemos visitado un psicólogo. No encuentra nada malo ese acto. Salvo si se obceca y lo convierte en un hábito. Es cosa de atajarlo pronto, pues cuando esté con otras niñas dentro de unos meses en el colegio hará feo

TM: Pónganle picante en las yemitas del ángel, ya verán como no se toca más. O azufre, alcohol de mucho octanaje. Mi sobrina padecía de lo mismo y enseguida que notó escozor tras la automanipulación paró radical.

Marian: Tememos que se pueda romper el himen

Kathleen: Papi, cómprame un plátano de El libro de la selva

Gary: Ya desayunastes, pequeña mía

TM: ¿Cuántos años tienes ahora, Gary?

Gary: 26

TM: ¿Mides?

Gary: 1 m 83

TM: ¿Pesas?

Gary: Bueno, ando alrededor de los 86 kilos

Marian (suspicaz) : ¿Qué le está preguntando?

TM: Sus medidas. Datos personales

Marian: Eso no le interesa a sus lectores

TM: A mis lectores los conozco yo muy bien. No me venga ahora con remilgos de señorona celosa. Tiene usted un "pedazo" de marido y la gente necesita saber cómo es por dentro

Marian: Será mejor que nos vayamos. La niña no para de llorar. Está toda irritada

Gary: Vamos a separarnos de usted

TM: Antes dígame. ¿Es realmente feliz viviendo este tipo de vida?

Gary (mirándome a los ojos -él los tiene azules y el pelo marrón-, durante unos segundos no responde) : Completamente. No le quepa la menor duda. Lo otro era espantoso

TM: ¿Qué era lo otro?. Tiene ahora la posibilidad de limpiar su conciencia...



Marian: Es usted una cretina. Una sinverguenza. Una sintítulo. ¿Nadie se lo ha dicho?. Andese con ojo. Yo fui Miss America. Tengo una fuerza descomunal. Con sólo un dedo podría derribarla. A usted, su micrófono y ese bolso esperpéntico que dá repugnancia no más mirarlo. Vámonos Gary

Kathleen: Señora mal, mala, malaaaa (pegándome con sus puñines sucios)

Me abandonan en el parque de atracciones. Gary es tan estupendo... Y, en cambio, se me ha tambaleado ligeramente el mito. No puedo soportar a este tipo de hombres tan manipulables por brujas asi. En serio se lo digo. Si aún fuese como Elizabeth Montgomery. Y la niña fuese la maravillosa Tabatha. Pero no. Creo que en su hogar hay muy poca felicidad. Que quede esto transcrito.
Corto y cierro.
(Me parece que estoy oteando desde la noria Choquetín al inigualable niño Disney Kurt Russell. Voy a por él.)





* Terlenca Maturamis es trabajadora sindicada de la revista LUXURIA & CONFETTIS

No hay comentarios: