17 marzo 2009

Los madrugones de Terlenca Maturamis


Hoy madrugamos con...
¡la parejita de 77 Sunset Strip!




Si amigos, hoy estoy como quiero. Con dos chicos sanotes, guapos y agradables. Con dos nuevas estrellas en el firmamento hollywoodiense. Queramos o no, ellos son los nuevos príncipes del reino donde antaño mandaron los Fairbanks, los Beerys o los Barrymores. Y si no, al tiempo. Son jóvenes y tienen el futuro en sus manos. Sobre todo, son unos trabajadores incansables. Y eso es lo fundamental.
Esta mañana soleada, preciosa del mes de marzo, desde las colinas míticas saludo a Edd Byrnes y a Roger Smith que me invitan nada más verme a pasar a la casa del primero, donde viven unas horas de asueto y también de organización de tareas que les llevará buena parte del día. No será el Actor's Studio pero yo lo prefiero.


Terlenca Maturamis
: Sois la alegria de la huerta

Edd Byrnes: ¿Quiere una mazorca, Terlenca?

TM: Oh no, gracias. Acabo de desayunarme en la redacción de la revista. Vosotros podéis hacer vida normal mientras os pregunto

Roger Smith: Bueno, si hicieramos vida normal yo al menos no estaría aqui, sino con mi familia

TM: Si, porque tú, Roger, eres el casado...

RS: Si, con la también actriz Victoria Shaw. Y con dos retoños en casa: mis Tracey y Jordan

TM: ¿Y tú, Cookie, sigues soltero?

EB: Y sin compromiso



TM: ¿Sabes que tu peinado tan peculiar se está poniendo de moda entre los hep cats de todo el Estado?

EB: Ah, qué gracioso. Es lo que pasa cuando trasciendes en el mundillo televisivo

TM: Pero yo te recuerdo antes de 77 Sunset Strip con ese peinado. Me fascinan tus inicios, Edd. En serio te lo digo... ¿Qué hay de aquella partida de fotos tan ligerito de ropa...?

EB: Umm, bueno. Terlenca, prefiero no hacer comentarios al respecto.

TM: ¿Por qué?. ¿No lo sabes, Roger?. Tu compañero brillaba de forma fulgurante muy desnudito en instantáneas que aprovechaban su reclamo homoerótico al máximo



RS: Nunca las he visto. ¿Enseñas el pito?. Nunca me dijiste nada, Cookie. ¿En serio has posado para ese tipo de publicaciones?.

EB (azoradísimo) : No, lo que pasa... Yo era un crío... diecisiete años aún... en el gimnasio ¿sabes?.... van muchos tipos, algunos algo rarillos...., un fulano, un amigo, bueno, alguien que me abrió el camino en lo artístico y a quien respeto muchísimo, era fotógrafo, me tomó unas fotos allí...

TM: No me digas más, Edd. Fue el comienzo de una gran amistad

RS: A mi nunca me pasó nada semejante

TM: Eso es lo que me dices tú ahora. Pero todos habéis empezado pasando por algún aro de fuego

EB: Este señor me brindó una gran oportunidad. Y punto

TM: Pero era muy mayor para tí... O quizá en esos círculos sea eso lo perfecto...



RS: Yo a partir de mis estudios universitarios tomé contacto con un conocido presentador de televisión y me permitió cantar y tocar la guitarra en su show en directo. Luego durante la mili en Hawaii conocí a James Cagney. Que ese si que fue mi verdadero mentor

TM: Otro hombre mayor, Cagney. Si, porque tu cantas y tocas la guitarra bastante bien. En algunos episodios de 77 Sunset Strip lo has demostrado. Pero volviendo a Cagney... ¿qué crees que fue lo que verdaderamente vio en tí para confiar tanto en tus posibilidades?

RS: Pues, no sé. El me dijo que tenía un aspecto formidable. Y ya sabe Terlenca que, a mediados de los cincuenta, el concepto de "lo juvenil" arrasaba en las taquillas

EB: El fenómeno fans, los clubs de adolescentes que han surgido alrededor nuestro son espectaculares en este sentido

TM: ¿Qué puesto ocupas en el ranking de actores favoritos entre las teenagers?

EB: Bueno, ahora he bajado algunas posiciones. Pero creo que estoy entre los diez primeros

TM: El papel de Kookie en este serial tan largo de la cadena ABC-Tv ha variado en intensidad catártica recientemente. ¿Me equivoco?

EB: Quizá sea más maduro. ¿Lo dices porque me visto ya de forma más seria?




TM: A tus admiradoras no les ha gustado nada que salgas ahora trajeado y con corbata. De hecho, nosotras en la revista recibimos a diario cientos de cartas de niñas quejicosas que te exigen un vestuario informal, más acorde a lo que siempre fue Cookie

EB: Pero yo lo veo lógico. El rol ha ido evolucionando. Es un tema que a mi no me afecta, pero... Me gusta como se encuentra ahora. La idea de los guionistas es orientarlo a una madurez. Incluso m forma de expresarme... Tanto slang... podía ser repetitivo

TM: Puede que los responsables del serial quieran que tu mismo vayas madurando conforme al personaje

EB: No sé...

TM: Verás, Edd. Sabemos que estás yendo al psiquiatra. Hay quien dice que te está administrando ese médico drogas...

RS: Terlenca. ¿Le parece bonito formularnos ese tipo de preguntas en una mañana soleada como esta?

TM (rebotada) : Es que no soporto el tema de las drogas. Estamos criando a una juventud que llegado el momento de una intervención inminente en Bahía Cochinos no van a tener la puntería suficiente como para aniquilar el comunismo que se fragua por la zona

EB: Yo soy un chico sano. ¿O no me ve?. Analgésicos, anti depresivos, la misma Okal... la medicación es un tipo de droga...

TM: Si. Pero el problema puede que sea más profundo. Por favor, porque te admiro tanto, te pido Cookie, a ti Roger que no sucumbáis a lo beatnick... On the road es un libro pernicioso





Ambos se ríen. La verdad es que son dos pimpollos bien simpáticos. Roger coge su guitarra tipo ukelele e improvisa el Runaround Sue de mi amigo Dion mientras Edd juguetea con Trouper, un perro Labrador bastante tranquilo

TM: Tócame el Porompompero...

RS: Esa no me la sé... Porremm...

TM: Perdona, era algo de España.

RS: Olé España... Se un poco de... Malaguenia, salerrroussa...

Canto yo. Edd está fascinado, pero le noto ausente el resto de la grabación. Me fascina Edd. Sé que está más imponente Roger, que nos ha brindado a ambos una espectacular sacada de camiseta, pero yo creo que es Edd quien tiene más vida interior. Pero ¿cómo llegar a él?. Hoy no, imposible. Quizá haya que esperar a que sea un has been. Que pasen un par de décadas o más. Justo cuando el impacto mediático haya desaparecido, cuando viva en su retiro y pocos lo recuerden y se decida a publicar las memorias. Tal vez entonces ya no estaré yo en este mundo para leerlas. Me he puesto melancólica de repente. Será esta idea, será la criminal versión de la "Malagueña" que ha perpetrado Roger y que acompaña mis pensamientos



TM: Edd, ¿qué tal te llevas con Connie Stevens?

EB: Oh, es fabulosa. Una amiga extraordinaria

TM: Ya sabes que te dedicó su último hit Kookie, Kookie, lend me your comb

EB: Es un Top 5 en la lista de éxitos

TM: Curioso lo que ha generado tu manera de peinarte. Yo salgo a la calle y veo a miles de muchachos como tú. Claro que no es lo mismo. Para mi que salen con un rulo metido en el mechón y a fardar

EB: Ja ja ja. Un poco ridículo...



TM:¿Tenéis proyectos inminentes para el cine?

(niegan con la cabeza)

TM (a Roger) : ¿Qué tal tu experiencia con Roze Russell en Auntie Mame?

RS: Bárbara. Mi papel fue corto, pero era una superproducción espléndida. Una comedia que ha dado mucho dinero

TM: Y tu, Edd... Tras Yellowstone Kelly, un apreciable western de Clint Walker no te he vuelto a ver en los cines

EB: Salen de vez en cuando propuestas pero ¿sabe lo que pasa?... El trabajo en televisión es absorbente. Te ata de pies y manos. Ni siquiera sé cómo hemos podido sacar esta mañana tiempo para atenderla

TM: ¿Qué vais a hacer el resto de la jornada?

(se miran algo cómplices)

RS: Le voy a enseñar a Edd nociones de mecánica. Tiene el coche algo rebelde...



EB: Estudiaremos los guiones para mañana. Y quizá salgamos por afuera a pegar tiros... (se refiere por el monte)

TM: ¿Manejáis armas?

EB: Tengo un revolver. Pegamos tiros al aire de vez en cuando. De fogueo

TM: Qué curiosa afición...

Nos despedimos. Me han brindado un buen material fotográfico y un par de silencios nerviosos la mar de significativos. Hoy salgo contenta de la villa de los famosos. Dispuesta a comerme el mundo. Con la seguridad que da mi madurez. Y la del trabajo bien hecho



Beefcake de Roger Smith




* Terlenca Maturamis es trabajadora sindicada de la revista Luxuria & Confettis

No hay comentarios: