02 marzo 2009

Calendar boy

EL CHICO DE MARZO


HAYDEN HARRIS

A new boy in town. Un nuevo chico bonito en el calendario. Tal vez no sea lo que tu esperabas, pero no tenía ánimos de poner a Nuñez Feijoo9 (o bellos similares). Me decanto por este chapero de Liverpool, que para un mes tan ventisco como es marzo me puede solucionar más de un despeinado. Y, por cierto, marzo es el mes de los Joses. Great expectations, si señor.



Pues este Hayden es un chico inglés. Con todo lo que esto significa. Piel blanca, rubio natural, carita algo absurda... Pero mirada ya muy encabronada, ojo. Este es de los que te saquean la cartera en un descuido mientras tu crees que te palpan la trasera del pantalón por gustarles tu culo.




¿Que no es trigo limpio Hayden?. Pienso que no. Lo he visto en un clip para la productora amateur Englishlads (hija espiritual de la BlakeMason) y mira de soslayo, es incapaz de abstraerse del todo en el trabajo, de dejar que la cámara lo devore. Y cuando lo hace, de frente y con la cabeza ligeramente gacha, no aspira a despertarnos confianza: está serio y como a la defensiva. En eso tiene algo de encanto, pues al no ser seguro de si mismo ni de lo que está haciendo no va de divo insoportable y amanerado. No es un narcisín aspirante a mega star. Es un delincuentillo en potencia. Tiene veintitres años. O sea, que le calculo... unos diez dando tirones de bolsos y/o mariconeras.



Tira a hooligan. Si le rapásemos la cabeza cabría en una buena cinta de la productora Triga. En cambio, tiene un buen mechonazo de pelo, estilo fregona que es como se lleva ahora. Graciosa nariz de zorrezno. Tatuajes los mínimos y una curiosa irritación de la piel en toda la cara y el cuello; un detalle desagradable, por supuesto, pero que en ese juego de desórdenes no desentonaría en mi cama ni en mi vida nocturna, tan desordenadas.



Englishlads alimenta una predilección por los muchachos King's Cross hasta extremos subnormales. Como si los hubiese recogido a todos de las estaciones de autobus o del tren. Ellos fornican, se masturban emparejados o por libre. Y los videos son aburridos y hasta amargos. Es el handicap de escoger a straights para que hagan lo que normalmente harían con ancianos, que es lo tradicional, su oficio y lo mejor visto.


Los escenarios son espantosos. No sórdidos pero sí insípidos. Como los mismos chicos. Si quitamos de entre esos casi trescientos que copan esa agencia a los más amanerados y musculocas me quedaría con Hayden, y tal vez por las expectativas iniciales (que no cumplieron) con Dave Matthew y Scott Stone. El resto, ya ni me atreví.



De los tres, Hayden es como mucho el más aceptable. No sé si será porque lo encontramos en un ambiente más íntimo (una habitación con cama) pero no lo vemos cohibido en sus exhibicionismos ni en las respuestas del interlocutor. Parece feliz levantando sus piernas para mostrarnos su monte de adonis. Y sus huevos escocidos no consiguen que desmerezca su buen pene.



Los morbos del responsable de Englishlads son saciados de pleno. Hasta los mínimos fetichismos Hayden los acata a pies juntillas (y si hay que sonreir pues se sonríe, que para eso el jóven conserva todos sus dientes y molares). Interiores en boxer abotonado, luego desembotonado por petición del voyeur para que se deleite con un cacho de su carne fálica. El resto, la rutina de costumbre. Mr. Liverpool es un video de cinquillo, aprobado raspado. Y con su corrida todavía aún fresca en mi recuerdo, pues esto se grabó la pasada víspera de San Valentín. Más actual imposible.

No hay comentarios: