12 marzo 2009

BISUTERIA POP


ABC YEYE


LOS CHICOS MODERNOS EN ESPAÑA (sexta parte)


-------------------------------------------------------------------------------

K

¡Quién iba a ocupar por entero la letra K más que él!. Es uno de mis homosexuales favoritos. Lo tenía todo: vozarrón, amaneramiento, biografía falseada y mega hits del calibre de Esta es mi chica y Mi destino al viento. Es médico, todavía ejerce (incluso en la Casa de Campo dicen que pone muy bien el termómetro). Lo lanzaron en los años sesenta como "El príncipe de la luz", rango exótico para quien afirmaba haber nacido en el valle de Cachemira (Pakistán). Con turbante o sin él provocó pasiones. Y se atrevió con el Mame de Jerry Herman (éxito en Broadway por la Lansbury). Toda una declaración de principios.

----------------------------------------------------------------------------------

L


Popular cantante argentino. Fue conocido en España con sus versiones de San Francisco (de Scott McKenzie, no de la MacDonald) y Uno tranquilo (de The Tremeloes). Lalo Fransen sacó pocos Ep's. Aqui está una muestra que incluye versión de Dylan (Quin, el esquimal) y algún ejemplo de chiclé incipiente, sub género pop del que dejaría obstinadas muestras



Fue un niño prodigio Leo Dan. A los trece años ya tenía su grupo de rock (Los Demonios). A estos los dejó pronto para emprender una carrera en solitario maravillosa. Santiagués (de la Argentina), fue un compositor y cantante excepcional. Al principio se especializó en cancioncillas con nombres de mujer (Lita, Mónica, Fanny, Manoli, Cristina...). Pero yo me quedo con su inmortal Te he prometido (luego recuperado en la movida madrileña por los olvidados Mario Tenia y los Solitarios)



Otro argentino de postín, nacido en Mendoza aunque criado en Buenos Aires. Empezó como actorcillo en películas de Torres Nilsson (El secuestrador) donde aparecía muy beaux tenebreux o tocando la guitarra eléctrica al lado de Pedrito Rico en El ángel de España (de E. Carreras). Luego saltaría el mismo a la dirección, destacando como un autor considerable (muy afrancesado, curiosamente). En especial con Crónica de un niño solo (1965), de ligero aroma homófilo. En disco, su fama acontece a finales de los años sesenta. En España triunfó su clásico Fuiste mía un verano (preciosa canción, por cierto). Es muy interesante este artista, vacilante siempre entre lo cursi y lo morboso, entre lo tradicional y lo snob



De Valladolid. El papá de las hermanas Valverde. Ya lo sabían, ¿no?. Ah, que se han olvidado de la tal Loreto. Fenomenal. Es tiempo entonces de recuperar a Lorenzo. Vozarrón (empezó en el género lírico), presencia magnífica (estaba carnoso el crooner teen) y repertorio irregular (entre lo anglófilo y lo festivalero). En 1971, tras un retiro temporal, retornó al mundo de la canción llamándose Lorenzo V, pero no tuvo fortuna en la reintreé



Una mega star de la que sobrarían presentaciones. Si bien sería interesante destacar lo poco difundido que ha sido su enorme trabajo discográfico previo al Dile (The Exciters) de 1964. Con decir que entonces ya tenía veintitres años y había empezado a los quince (¡y bajo contrato!) ya deberían intuir el carrerón de Luis Aguile. El primer disco data de 1956 (El preso número nueve). A España llegó de la mano de Arribas Castro en uno de tantos Festivales de la Juventud, actuando junto a José Guardiola y al Dúo Dinámico, artistas que eran primeras espadas del sello Emi Odeon en nuestro país, donde grabó su mejor (y más poppy) obra en los sixties



En mi colección de vinilos aparece este Luis Bastián. Sospecho que se tratará de un mexicano adicto al rock and roll onda Teen Tops. Su El rock de la cárcel con acompañamiento de orquesta ya pueden hacerse ustedes una idea aproximada de cómo sonará, a falta de trío de rockabilly. Por la otra cara estaba el Mustafá



Luis Gardey, grande de verdad. De Gijón es este maestro. Empezó en los seminales Los Brujos (con Marini Callejo) y luego en solitario tuvo sus años de esplendor. En 1964 ganó el Festival del Duero con Madalena Iglesias. Su repertorio consistía en versiones de éxitos italianos y franceses, mucho Palito y gloriosas exquisiteces de Algueró (Tú para siempre)



Me es desconocido Luis Hernán pero debe figurar en este diccionario por su look festivalero, por grabar en Columbia y porque esas canciones de Alcy Agueró, que he vuelto a escuchar después de lustros, requerían una fuerza interpretativa que el supo dar en su momento


Un catalán que grabó en gallego. Verlo para creerlo. Y temas firmados por Cole Porter, Henri Salvador, alguna luminaria de la nova cançó y hasta un tema folkie popular por Joan Baez como fue el We shall overcome. Sólo por este disco (en gallego no normativizado, of course) Luis Olivares ya ha sido elegido "favorito de Fantasía Mongo".
Antes de dedicarse a la canción fue mecánico e hizo la mili. Al acabarla, tomó contacto con diferentes orquestas, participó en el VII Festival de la Canción Mediterránea y realizó el doblaje español de las canciones de las películas My Fair Lady y Sonrisas y lágrimas. Sinceramente, si esto no les estimula a indagar en las bondades de este Luis es que son ustedes un poco cortitos



Madrileño cosecha del 41. El primer marido de Massiel, le duró un suspiro (casaron en 1969). El estaba estudiando Medicina (rama de cirugía plástica, si fuera ortodoncia a la Tanqueta se le hubiese solucionado lo de los piños). Pero antes de todo aquello, participaría en el IV Festival de la canción de Mallorca (1964) junto a Fridda Boccara, con quien estuvo unido sentimentalmente. Grabó para Columbia y finalmente para Belter. Este disco es muy raro, si no es el primero es el segundo de Recatero. Incluye un precioso tema de origen francés: De chica en chica. Buen ye yé. En esta portada se da un aire con el egregio atleta y poseur norteamericano Bob DelMonteque (cosas mías)



continuará

No hay comentarios: