26 febrero 2009

PUBLICOS VICIOS (homoerotismos en Youtube)

20. Rapado estás mejor

Uno de mis fetichismos de toda la vida no ha sido el marido de la peluquera, sino los clientes de la barberia. Nunca sentí un placer en el roce del paquete de un viejo barbero sobre el posabrazos mientras me arreglaba. Antes bien, rechazo. Lo que en verdad me gusta es esperar sin impaciencia mientras pasan delante mía media docena o más de jovenzuelos a guisa de momento íntimo. Ver el espectáculo del cortapelos eléctrico podando sus lindas cabezas, aflorando el cogote supremo, desnudando impúdicamente esa nuca que queda limpia y brillante. La nuca de los muchachos me erotiza, lo reconozco. Es por ello, que el modelo marine siempre ha tenido una gran infalibilidad erótica en mí. Y no lo son menos los emo boys que piden a gritos en primer plano que los trasquiles. Oh niñato, claro que lo haría...

Pero también están los skin heads, dueños de un futuro capítulo de Públicos vicios. Y los cabezas rapadas en su rama extrema, con peluquerías especiales para ellos, algunas vistas en cintas de la Triga. Se ha sustituido el cuarto oscuro por estos antros más entrañables. Ahi está mi morbo llevado a sus últimas consecuencias. Perros alemanes lamiéndose las calvas que ya son auténticas carreteras, idóneas para un desfile de panzers furiosos. Con esto no quiero decir que me pongan los modelos cabezones. Sino otra cosa que yo me sé. Es cuando la cabeza es el principio de un interminable fetichismo de las ropas, las efigies, los escudos, los tirantes y la utilería militar que acaba en los pies enfundados en botas negras con todos los derechos del mundo.

Skins o no skins, los rapados del Youtube vacilan entre la ingenuidad y la amorfa perversión. Y yo que aprecio ambas, me congratulo de que sus sesiones capilares las graben para la posteridad. Y que nos enseñen un matojo de pelo en primerísimo plano con arrogancia y descaro, con esa capacidad extraña de sobresaltar mis sentidos con la misma intensidad que en otros le pasaría ante los pelos del coño recién afeitado de cualquier fulana del porno actual.





























No hay comentarios: