12 febrero 2009

PUBLICOS VICIOS (homoerotismos en Youtube)

¡ALERTA! DANGER! ESTA ENTRADA ES DE DUDOSA REPUTACION ¡ALERTA! DANGER!


18. Pies ¿para qué os quiero?...



Boyfeet83 es, como indica su scort, de la quinta del 83. O sea que tiene ahora veinticinco años largos. Y unos pies también muy largos. No muy bonitos, dicho sea de paso, pero a los que les saca enorme rendimiento en su intimidad. Boyfeet83 como buen italiano sabe latín. Y su pedefilia abarca infinidad de fantasías estupendas. En solitario se nos ofrece bajo todos los gustos y sabores. Es capaz de sumergir sus bondades en tazones llenos de caramelo o chocolate líquido; celebrar festejos con tartitas de nata y fresa en las que se hundió divinamente; recurrir a la extravaganza de pisotear cigarrillos o a los amigos que deseen probarlas con revestimientos de Adidas; manejar (ya que manipular no sería el verbo apropiado) ipods y, a lo mejor, con un poco de maña y tesón (estoy elucubrando) crear con sus pinceles hermosos manchones pictóricos de acuarela y semen. El semen quizá lo aporten sus mirones favoritos del Youtube. O esos chicos golosos que lamen sus zapas con evidente erección (llevan pantalones pero sus paquetes están tan abultados que no dejan lugar a dudas: el placentero trance les hace felicísimos. Y a mi, por decontado).
Boyfeet83 por cosas de la vida (y de las comunidades que ponen el grito en el cielo y que se corren malvadas en Internet) ha dejado hace tiempo de cumplir con sus rituales podológicos. Lástima. Tenía un tan amplio repertorio que conseguía que hasta el más exigente esteta de los pinrreles masculinos cayese en sus redes.
Hay muchos chicos parecidos. Y más jóvenes. Es cuestión de rebuscar con paciente impaciencia. Sólo sé que sus pies de caramelo me han empachado de lo lindo. Invítame a tu cumpleaños, boyfeet83. Te llevaré un regalo: esa tarta que probaremos sin necesidad de platos ni cubiertos. Ay, quién estuviera en la Italia...


















No hay comentarios: