05 febrero 2009

PUBLICOS VICIOS (homoerotismos en Youtube)

17. ¡Pégame fuerte en el estómago!

Porque me gusta. Porque ya me lo hacías cuando estaba gordo como un becerro. Y me decías que tenía que quitarme eso de enmedio, que a ver si me bajaba la mierda y te cagaba sobre la moqueta, que lo iba a limpiar yo con la lengua. Y te respondía que no era eso, que era nuestro pequeño hijo, que de salir saldría la sangre y la placenta de un alien estupendo, fruto de nuestro amor desnaturalizado. Sé que te imaginabas lo mismo, o algo más. Como que tenía un cáncer sin tratar y deseabas lo mejor para mí. ¡Qué verguenza la tuya!. Tu esclavo alimentando un tumor de estómago. Una vez me lo dijiste aunque no te acuerdes ahora. Ahora no te acuerdas de nada porque siempre vienes borracho. Borrachos somos los dos, tambien es verdad. Pero tu lo eras más que yo. Y recibía tus golpes con resignación. En cualquier momento, en cualquier situación, en cualquier lugar. Pero nuestro amor no es una fantasía de jackass, aunque tu parece que te lo creas. Yo estaba gordo si, pero no para que me cogiérais entre dos, el otro por detrás, para someterme a esa humillación, pues sé que mi estómago hinchado te gustaba. Porque me quedaban muy bien los pantalones ceñidos. Querías que anduviera asi por casa, sin camisetas y que tus amigos del bareto me vieran de tal manera, hasta que se ponían cachondos con tus insinuaciones, con tus vejaciones constantes. Entonces era cuando el extraño de turno me agarraba y tu golpeabas hasta poner encarnado mi monte de ogro. Cuando el dolor era insoportable tenía que echarme hacia atrás, entonces tu amigo con la presión de mis nalgas se empalmaba de cojones.

Siempre, siempre se empalmaba. Hubo uno, hará un par de años, que estoy seguro que se sacó de la bragueta el pene hinchado y lo frotaba impunemente sin que tu y yo lo vieramos. Reía, te animaba, pero el cabrón no cesaba de rebozarse en mi trasero de puerco. Y tu sabías que yo, pese al dolor, conseguí cogerle gusto también al asunto. ¿Qué iba a hacer?. Mi única defensa era tirarme pedos, creo que me cagué algo en líquido por el pantalón, pero el otro se ponía más encabritado. Tu la tenías dura (te echabas la mano al paquete y aquello era una barra de hierro envuelta en jeans), el otro más (por un par de veces, cuando me dejabais, hartos de aquello, tumbado boca abajo, notaba mi culo húmedo, de corrida que había traspasado nuestras prendas). Asi siempre. Luego tu seguias bebiendo y te ibas de putas con el guarro que trajiste de no sé donde.

Y terminé adelgazando. Pero tus costumbres no cesaban. Siempre con la misma mierda. Quiero que te cagues por ti, quiero que te cagues encima. Dándome en los huevos cuando me notabas trempar. Golpes cada vez más precisos, cada vez a mayor velocidad. Con guantes de boxeo o a pelo. Como aquel primer día de hace veinte años. Abusos escolares. Eramos quinceañeros y empezaste a sentirte atraído por mi estómago. Y, sin embargo, yo estaba delgadísimo porque no comía. Parecía el Tadzio, ese hijo de la grandísima puta. Aquella cara de asco que me regalabas cuando me veías cambiarme en los vestuarios, siempre la misma. Un día me dijiste que te encantaría verlo rojo, como cuando tu padre te propinaba azotainas innecesarias en el culo. Te rondaba ya por la cabeza hacer lo mismo pero sobre el estómago de un fulano. Y entonces me elegiste a mí. En vez de tirarme al pilón, me agarrabas en el gimnasio y con la ayuda de aquel prepotente (¿cómo se llamaba?) me dabais mi merecido. Qué tiempos... Asi recogo ahora estos lodos. Esta inmundicia. Esta falta de entendimiento. Tu luego vendrás, te tirarás en la cama. Yo tendré ganas de follar y tu no. Y cuando despiertes y te vayas al videoclub, como siempre haces los domingos por la tarde a alquilar la última de hostias orientales, yo te esperaré en la cama. Desnudo de cintura para arriba, con los gayumbos del colegio y el martillo que me regalaste por San Valentín, para empezar mi automutilación, dándome golpes sobre tu parte tan querida hasta que reviente de una puta vez.




drunk stomach punching




drunk stomach punching 2




punched in the stomach




Alex's gut punch




Aldo's gut punch




Donkey butt - Gut punch




gutpunching Feb 8 2007




gutpunching june 8




gutpunching 1




gutpunching 2

No hay comentarios: