12 febrero 2009

Esa juventud que canta. Por Las Carmelitas

Hoy Las Carmelitas entrevistan a... MARTA BAIZAN




Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : Hemos asistido multitud de veces al fenómeno Baizán. Es un caso único entre todos los artistas que conocemos. La presencia de Marta es un verdadero delirio de entusiasmo. En cada actuación, en cada presentación, el éxito se volcaba entero sobre ella, dejando pequeño el de los demás artistas.
Marta viene actuando desde muy pequeña y siempre sus éxitos venían circunscritos a un público no muy grande. Pero hoy, después de haber grabado discos y del Festival de Aranda del Duero tiene la oportunidad de que este éxito sea a escala nacional, cosa que empieza a ocurrir con la conquista de los públicos jóvenes... y de los menos jóvenes porque -ese es otro de los efectos preciosos de su personalidad artística- despierta automáticamente el cariño de las personas mayores, sin dejar de ser tremendamente ye yé.

Carmelita A (colocándose las gafas de bruja) : Hola, Marta

Marta: Muy buenas

Carmelita B: Hola, Marta

Marta: Muy buenas

Carmelita A: Háblame de Lilí

Marta: Uy, ¿cómo estáis enteradas de eso?. Sed buenas conmigo, eh.

Carmelita B: Te vamos a sacar los colores

Marta: Pues si. Esta Lili era yo de niña. De cuando actuaba en Radio Chupete, en las emisoras de Tánger, Ceuta y Melilla

Carmelita B: De donde eres oriunda

Marta (asiente con desparpajo) : Nací en Tetuán. Y el mote venía de la película de Leslie Caron

Carmelita A: Nos has enseñado múltiples recortes de prensa de esa época y en realidad eras toda una heroina radiofónica...

Marta: Ja ja ja. Algo así

Carmelita B: ¿Y qué cantabas, Jamalalí jamalajá?

Marta: Ja ja ja ja. No, canciones de Paul Anka, Brenda Lee. Lo de moda esos años

Carmelita A: Y llegó el cine en la Península

Marta: Claro. Me vine con mi hermano -que es bateria de Los Pasos- y mi familia a Madrid y en seguida hice unas pruebas para el cine. Tuve la suerte de que los productores se fijaran en mi... Y asi fue

Carmelita B: Yo no te recuerdo en Don Lucio y el hermano Pío y aqui en nuestra base de datos figura como tu primera película

Marta: Ya, es que mi papel era muy pequeño. Luego estos fueron subiendo en relevancia




Carmelita A: No creo que seas recordada por tu paso por el cine. Creo que lo tuyo es el ambiente de los locales de moda...

Marta: Bueno, no sé. ¿Eso quien puede decirlo?. De momento, las ofertas no son muy amplias pero van llegando. He hecho mucha televisión...

Carmelita B (emocionada) : Si. Te vi el otro día en Salto a la fama

Marta: Y soy una consumada bailarina. Igual te bailo clásico, moderno de ballet y español...

Carmelita B: ¿Sabes bailar la jota?

Marta: Si. Y las goyescas las bordo

Carmelita A: Háblanos de premios que te hayan dado

Marta: Bueno, uno de los primeros la Estrella de Oro de La voz de Madrid. Era habitual en el espacio Nueva ola musical. O sea que... Y más premios... (queda pensativa)

Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : Nosotras te encontramos por primera vez en unas selecciones que hacía la revista Fonorama de noveles de toda España que deseabais una oportunidad. Fue en el club Studio para la sección Nuevos valores. Y de ahí en seguida te vimos en TVE

Marta: Si, salir en esa revista me ayudó bastante para el salto a TVE. Salto a la fama, no os olvideis...

Carmelita B: Ahí triunfaste de lleno

Marta: Fijaros que un día me dijo su director, Enrique Martín Maqueda, que nunca antes en TVE habían recibido una avalancha tal de cartas por mi actuación, ni siquiera por un artista famoso

Carmelita A: Vamos, que detentas "record de impacto". Eres la nueva Ann-Margret. ¿Y has hecho más televisión?

Marta: No mucha. En Sonría, por favor salí. Y pronto me veréis más veces en programas musicales, que ahora hay muchos




Carmelita B: Coméntanos algo del titular que apareció hace unos meses en el periódico ("Marta ha dicho no"), sobre tu negativa a participar en una película del prometedor Manuel Summers

Marta: Ah ya... Fue en Del rosa al amarillo. Es que el papel era algo fuerte para lo que estaba acostumbrada.

Carmelita A: Ese papel finalmente lo hizo Cristina Galbó. Y la película fue éxito total. O sea que a ver si te fijas un poquito más, bonita. Que andar perdiendo oportunidades hoy por hoy...

Marta: Bueno, pues mira. Qué le vamos a hacer. Cristina es muy amiga mía. Es que, verás, las cosas van como van. También dije no cuando se me ofreció actuar en uno de los mejores clubs de baile de Madrid

Carmelita B: Eres como la muñeca qui fait non

Carmelita A: Ahí estuviste bien en renunciar. Seguro que se bebía alcohol

Marta: ¿Vosotras creéis?

Carmelita A: A ti lo que te apetece más es grabar discos

Marta: Oh, ahí has acertado de pleno, Carmelita mala. Y ya lo he conseguido.

Carmelita B: Tu voz sale muy bonita por los microsurcos, que me fijo yo cuando pincho la aguja del pick up

Marta: Y he hecho versiones de Hayley Mills y Petula Clark que han quedado muy molonguis. Hoy he sabido y Sé de un lugar, mi éxito del Festival de Aranda De Duero

Carmelita B (rebuscando datos en el disco): Junto a una encantadora canción de Torregrosa y de la Huerta: Pobre soñador

Marta asiente




Carmelita A: ¿Se te ha subido la popularidad a la melenita lacia?

Marta: No. ¿Por qué?. ¿Me notais engreida o algo?. Aún me queda todo por hacer. Uy, lo que me queda a mí por hacer... no lo sabe nadie. No lo sé ni yo. Yo canto porque me gusta. Y me gusta gustar

Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : El rostro de Marta, con una belleza fresca de sus dieciseis años, es la gloria de los periódicos y de los reporteros gráficos. Pueblo, Informaciones, Madrid, El Alcázar, Marca y Cine en 7 días han publicado interesantes noticias, reportajes y entrevistas. Recientemente, a raiz de una gala benéfica en Pontevedra, toda la prensa gallega se volcó sobre la "jóven estrella madrileña"; principalmente El Pueblo Gallego y Diario de Pontevedra que, entre unos y otros días, le dedicó casi cuatro páginas enteras.

Carmelita A: ¿Cómo eres en la intimidad, con tu familia y los más allegados?

Marta: Uff, mis defectos...

Carmelita B: Serán más bien defectillos, ¿verdad reina?

Marta: Tengo una personalidad muy fuerte. Mi testarudez quizá, que me ha costado más de un disgusto

Carmelita A: También podías decir que eres algo altiva

Marta: ¿Si?. Pero no dominante. Más bien consigo lo que quiero por un agotamiento del contrario




Carmelita B: A mi me sugieres una persona muy sincera. Tus respuestas son absolutamente naturales. A nosotras nos está costando llevarte a una contestación comprometida

Marta: Es que estais un poquito obsesionadas en acorralar a la juventud que canta

Carmelita B: También es verdad. El comprometido es el que pregunta

Carmelita A (a la B con odio y rencor) : ¿Pero qué estás diciendo, estúpida?

Marta: ¿Quién es estúpida, ella o yo?

Carmelita A: Hablo con la reporter. Por favor... Marta no es una santa. Yo la he visto muchas veces sacándole la lengua por detrás a los periodistas...

Marta: Ja ja ja ja. Y poniéndoles el signo de la victoria por el cogote y monigotes de papel en la espalda... Si, lo suelo hacer. Mea culpa, lo confieso...

Carmelita B: Es que tienes mucho humor. ¿Lo tiene, no Carmelita?

Carmelita A: Si a tí te hace gracia eso. A mi me sentaría como un tiro. A mi las burlonas me merecen mi total desaprobación

Carmelita B: Me imagino que esta niña lo que está pidiendo a gritos es una azotaina en su culito minifaldero...





Carmelita A y Carmelita B guardan silencio pero se hablan con las miradas, cada vez más torvas

Marta: ¿Cómo?... ¿Por qué me mirais asi?. ¿No se os estará ocurriendo...?.

Carmelita A agarra a la cantante y la coloca sobre sus piernas de espalda y con el culo en pompa. La empieza a azotar mientras Carmelita B ríe y también quiere. Marta está adorable poniendo gestos de dolor, son muy simpáticos.

Marta: Soltadme...

Carmelita A: Sujétala fuerte, por la mandíbula

Marta: Esperaaad. Aqui no... Sé de un lugar...

Veinte duros azotes

Carmelita B: ¿Le registro el bolso?

Carmelita A: No, no tendrá dinero. Y ahora aprende a comportarte con la prensa. Son los que te harán estrella, no lo dudes. Acuérdate de Addison DeWitt

Marta: Uy uy uy, ¿y quién es ese señor? (frotándose con las manos la zona innoble)

Carmelita A: Eres inquieta y muy nerviosa. Y todo eso es fatal para las cámaras. El resto, que sea lo que la providencia quiera. Y ésta es Marta, un ídolo en ciernes que gustará mucho, muchísimo...

(off the record)

Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : A ver, enseñamos como te quedó el pompis.. Rojísimo, lo único rojo que hay en España es el adorable culín de Marta Baizán.


No hay comentarios: