13 febrero 2009

El consultorio perverso del doctor Cebollo

DANGER! PERICOLO ¡ESTA ENTRADA ES DE DUDOSA REPUTACION (aunque sea de ciencia médica)! PERICOLO DANGER!


Señoras y señores muy buenos días. Abro la consulta para los pacientes que me han escrito a este nuevo espacio sexológico en la red. Mi buen amigo Maciste Betanzos me ha propuesto prolongar aqui mismo mi servicio al ciudadano por mi larga experiencia en la sanidad privada y yo muy gustoso voy a complacerle. Soy diplomado en el asunto, tengo premios a punta pala, he colaborado como asesor médico en infinidad de cine S español y mi curriculum es tan grueso como la herramienta de trabajo de Nacho Vidal. Con esto quiero decirles que están en buenas manos. No sé si las intriducciones deben ser largas, tamaño king size o si, por el contrario, es mejor abreviar y entrar en materia. Opto por lo segundo para que así ustedes no se mareen con tanta letra junta y tan poco foto alusoria.


CONSULTA

He leído en un libro sobre las relaciones de la pareja, los siguientes párrafos: La cuidadosa estimulación del clitoris tiene que preceder al primer orgasmo femenino y debe aplicarse la técnica de altibajos durante una serie de seis, por lo menos. Pregunta: ¿Qué quiere decir lo que va en negrita en dicho párrafo?. ¿En qué consiste esta técnica?. Quisiera saber cómo se hace. Otro párrafo: Como no puede preveerse el número de orgasmos del que será capaz una mujer, el hombre tiene que demorar su climax hasta que su compañera no pueda experimentar otro (a menos que ella se esté aproximando al final de su ciclo). Pregunta: ¿Qué quiere decir lo que está entre paréntesis? Más arriba del paréntesis pone que él debe demorar su climax. Pero ¿cómo le produce los demás orgasmos?. Me imagino que será por caricia táctil o lingual del clitoris o eyaculando una vez. Por favor, contéstenme.

F.B. (Barcelona)


RESPUESTA

En principio, un libro en el que se explican las cosas a medias y que el lector normal no puede interpretar, es un libro que deja mucho que desear. Nos permitimos tal observación dado que desconocemos el título y el autor del referido texto.
Posiblemente estos altibajos a que se refiere el párrafo a que citas, pretenden indicar que la estimulación debe ser intermitente; es decir, con pausas, a fin de permitir que se vaya instaurando paulatinamente la excitación sexual. Master y Johnson califican a esta fase de excitación, fase de "meseta" referida a un período de tiempo indeterminado y variable en cada ocasión que se caracteriza por ser el que precede al orgasmo y en el que se alcanzan progresivamente las reacciones preparatorias para que éste pueda tener lugar.
Pues bien, esta fase de excitación o de "meseta" es aconsejable que se adquiera lenta y progresivamente a través de contactos corporales y reacciones de efecto que cada pareja halle más agradable. En el caso de las caricias en el clítoris, como medio de estimulación, suele ser aconsejable la suavidad y estas pausas que permitan a la mujer conseguir el clima de excitación adecuado, sin prisas ni insistencias que pueden resultar molestas. No se trata pues, tanto de técnica como una forma normal de caricia amorosa. En el amor los "tecnicismos" tomados demasiado al pie de la letra son a menudo causa de reacciones poco satisfactorias en la pareja. Lo más lógico es que se intercambien opiniones sobre las preferencias que cada uno tenga sobre la forma de dar o recibir caricias. Ello puede hacerse hablando claramente o bien, en los casos en que exista algún tipo de timidez o inhibición (que son muchos) puede, de forma más o menos indirecta, orientarse al compañero o compañera sobre nuestras preferencias.
Ese "final del ciclo" debe referirse a la culminación o término de la fase del orgasmo, cuando la mujer se halla en una fase terminal de su respuesta sexual y no precise ni desee ningún tipo de estimulación. Sobre este particular, es evidente que no existen normas generales aplicables a toda mujer ni a toda pareja. La mujer puede experimentar varios orgasmos o uno solo, antes, durante o después de haberse realizado la penetración y la eyaculación masculina. También puede tener orgasmos o satisfacciones sexuales sin necesidad de la práctica del coito tradicional sino, como tu mismo apuntas, por medio de caricias y otras pruebas de afecto que la estimulen.



CONSULTA


Somos dos chicas de quince años y nos han informado que la "utilización de tampones pueden hacer perder la virginidad". Nosotras no estamos muy convencidas de ello y puesto que queremos usarlos, desearíamos que nos informaran sobre dichos tampones y si es verdad lo que nos han dicho. Esperamos su respuesta.
D. y A. (La Bisbal)



RESPUESTA

Por lo común, el orificio del himen por el que se evacúan las hemorragias menstruales es lo suficientemente grande como para poder admitir tampones de cualquier marca (del modelo pequeño) sin producir desgarro alguno de la membrana himeneal. Hay determinados tipos de himen (y en particular los cribiformas, que en lugar de un solo orificio, relativamente grande, tiene varios y más pequeños) imposibilitan el uso de tampones vaginales, estimándose que un 15/20 por ciento de mujeres vírgenes se hallan en tal situación.
Ahora bien, como es lógico, el riesgo de desfloración accidental es innegable, bien por falta de pericia, bien porque éste, al empaparse, se ha agrandado demasiado, en cuyo caso su extracción resulta difícil y forzada. Sin embargo, merece la pena correr este mínimo riesgo, por varias razones: a) las compresas higiénicas son de más fácil uso, pero limitan la libertad de movimientos breakers y no siempre puede disimularse su presencia (sobre todo en bañador tanga), b) el uso de tampones hace que la abertura del himen se dilate un tanto, lo que tanto la propia mujer como su primer compañero sexual agradecerán en el momento de realizar el primer coito, puesto que el desvirgue resultará más fácil, c) la utilización del tampón evita siempre que la menstruación se delate, incluso cuando se practican deportes que exigen mucho ejercicio físico, siempre y cuando la mujer tenga la precaución de cambiarlo con cierta frecuencia, en especial durante los dos primeros días de la regla, y d) el empleo de tampones, y el inherente aunque mínimo riesgo de rotura del virgo que comporta, ayuda a desmitificar (lo que va ya siendo hora) la importancia de la virginidad anatómica.




CONSULTA

Después de felicitarles por la labor que vienen llevando a cabo, les queremos hacer una pregunta que nos tiene muy intrigadas desde que leímos la contestación en un pasado consultorio de este blog. Se trata de que ustedes decían que no podía saberse si el semen no tenía espermatozoides por el aspecto, y en cambio afirmaban que en cada centímetro cúbico de semen había millones de espermatozoides. ¿Cómo puede ser esto?.

Nuria y Esperanza (Badajoz)


RESPUESTA

Os contestaremos con unos pocos y concretos datos que, según presumimos, os permitirán comprender esa respuesta nuestra a la que aludía:

1. La longitud total de un espermatozoide, desde el extremo de su cabeza hasta el de su cola (de hecho, los espermatozoides recuerdan mucho a los renacuajos) es de unas cincuenta micras, y una micra equivale a la milésima parte de un milímetro.

2. Cada eyaculación comporta la emisión seminal de unos tres o cinco centímetros cúbicos. Y cada centímetro cúbico (mililitro) puede contener de sesenta a ciento cincuenta millones de espermatozoides.

3. Las cifras que debemos barajar son, como véis, muy importantes; pero también lo es la pequeñez de los gametos masculinos (también llamados espermios, espermatozoos, células sexuales masculinas y espermatozoides).

4. Por ello, no es de extrañar, como ha escrito Kaufman, los espermatozoides sólo representan, aproximadamente, el 0.1 por 100 del total del eyaculado. ¿Sigue sorprendiéndoos que la ausencia de espermatozoides en el semen -azoospermias- no sea detectable ni por el volúmen ni por el aspecto del esperma?.




El doctor Cebollo atiende a las consultas exclusivamente a través de las páginas de este blog. Rogamos, por lo tanto, abstenerse de solicitar cualquier tipo de comunicación que se salga de este marco. Asimismo, rogamos no incluir dinero en la correspondencia, ya que el servicio ofrecido es totalmente gratuito. La correspondencia debe dirigirse a:
insignemédicocebolloscrottofürther@hotmail.com

No hay comentarios: