08 enero 2009

PUBLICOS VICIOS

13. Wrestling de andar por casa

O por el barracón, o durante el transcurso de un picnic veraniego... que de todo veremos. De todo un poco. Y mejor ver que leer. Porque a lo largo de estos más de tres años de blog tiempo he tenido de explayarme, regodearme, empalmarme escribiéndoles a ustedes del poderoso hechizo que sobre mi ejercen dos cándidos críos o dos fulminantes machos, ligeritos de ropa, batiéndose el cobre sobre una colchoneta o similar, sin intenciones aparentes de nada. La apariencia luego toma protagonismo bastantes veces cuando sus paquetines crecen de tamaño sabe dios por qué razón. Las leyes físicas, serán (jamás las de la libido). Con eso cuento, si no para mi estos videos perderían mucho de su valor real.
Pues sepan que en Youtube el fenómeno es un filón. Muchos pavines se animan a practicar este deporte del magreo olímpico filmándolo sin darse cuenta que lo que están haciendo de verdad es alimentar las fantasías del aficionado más verderón. Al hilo de lo que acabo de apuntar, se me viene a la memoria lo que yo mismo presencié a principios de estas navidades en la alameda cercana a mi casa. En la zona de los columpios se hallaban tres adolescentes en edad de merecer (y de estar machacándosela todo el día). Jugaban dos de ellos a algo raro: desde un minúsculo espacio a guisa de círculo sobre el que se levantaban alrededor pocos centímetros de cemento (es decir, no era el corro de la patata), se habían introducido ambos mientras el tercero filmaba con una pequeña cámara digital. La gracia estaba en sacar del receptáculo a uno de los dos. Eran sus roces, sus agachadas lo que en realidad hallaban interesante y divertido. Eso no lo dudo. Su apariencia era algo marica. Pero poco perceptible. Especialmente me apasionó uno de los dos, propenso al saggin' más extremo. A continuación se pusieron a luchar, a wrestlear. Era todo tan mórbido, yo ya estaba como un burro (y no como un Aschembach). Y lo era porque no imitaban a los catchers de carnaval de la cadena televisiva Cuatro, sino a los amateurs del Youtube (o a algo peor). El compañerito buscando siempre posar su cara sobre el trasero del sagger, tal vez para evaluar su grado de compromiso con esa moda que es una bendición del mal gusto. O sabe dios para qué. Mientras tanto el otro filmaba avaricioso. Estoy seguro que sus proezas o bien las metieron en algún canal de internet o bien se las llevó el dueño de la cámara para disfrutarlas con detalle y muchos replays en la intimidad.

Es lo que más me atrae de los siguientes videos. Esa espontaneidad de una situación que surge sin que nadie la busque. O después de buscarla demasiado. Me enloquece el primer ejemplo que he traido. Viene del Brasil, una semana más. Son regocijantes los comentarios de uno de los amigos voyeurs, los impulsos guasones de otro. Pero, sobre todo, las miradas esporádicas que el objeto del deseo (el muchacho del calzoncillo blanco) le echa a la cámara, tratando de explicarse para sus adentros, de forma rápida qué es lo que puede excitar tanto a sus amigos. Y al darse cuenta, deteniendo sus movimientos bruscos. Buscando entonces colocar al garoto que domina (y que permanece debajo, semioculto) de esa misma forma, separarle los muslos, relevar su trasero como nuevo punto de mira, que pase a ser el culo del otro la buena pieza monstruosa y follable, como si quisiera convertir en deseado al que, a lo mejor, desea de manera latente (todo esto efectuado desde el disimulo de humillar a través de la ridiculización o de la feminización de su contrincante. No le queda otra ... si no quiere ser un gay a la vista de los amigos mirones. Se estaba sintiendo incómodo). Se llama Igor vs. Mauricio y si quieren verlo deberán clickar sobre el título.
¿El resto?. Jóvenes borrachos en la cocina, pasatiempos de los soldados en su intimidad de literas u obviedades directamente rescatadas del fetichismo de los gayumbos inmaculados. Disfrútenlas. Yo me quedo con mis gatinhos. Lo breve si bueno...


Igor vs. Mauricio (pinchar aqui)





Teen wrestling




Summer wrestle ultimate




Twins grapple




Drunk kitchen wrestling fight




Cabin time




Fighting teens vid number 7




Silly blue jeans Plump vs. stinky Fat damon




mega sagging wrestling match




Mike and Phil's drunken wrestle

No hay comentarios: