13 enero 2009

felices sueños húmedos




Sin forma te soñé y asi te adoro,
¡espíritu inmortal del mío hermano!
Ha tanto tiempo que te espero en vano.
¡Sueño de una ilusión que ansioso imploro!
Por fuera río, más por dentro lloro,
que huyo el consuelo del amor liviano
y es mi alma para todos un arcano
que guarda para tí rico tesoro.
De ti espero alegrias no gozadas,
y guardo para tí las que he soñado.
Para tí mis tristezas no contadas;
¡mas ven pronto, que tanto te he esperado,
que si el pecho no alivian confiadas,
encontrarás mi pecho destrozado!


Un ídolo (Versos, 1893)
JACINTO BENAVENTE

No hay comentarios: