22 enero 2009

BISUTERIA POP

MENUDA RISA


Se abre la tanda de cómicos con Pajares (o "el Pajares", como de siempre se conoció a este has been en España). Fue por casualidad que le surgió la posibilidad de grabar un Lp (en la EMI, nada menos) y el resultado fue este irregular pero muy curioso conglomerado de imitaciones y cancioncillas sarcásticas de corte más o menos moderno. Nada que ya que no hubiera probado antes el señor Cassen, pero tal vez aportando una galanura seudomoderna que le hacía empatizar con las nuevas generaciones de ye yés. En cambio, su falsa modernez caía por su propio peso. Bufonadas que estarían a la altura de las tiras cómicas de la revista pop FANS (de contenido ridiculizador contra la juventud -subnormal, no lo dudo-, pero principal consumidora de la publicación).


Estupendo actor tragicómico cuando lo cogía Berlanga. Que fue muy poco. Parodias a tutiplén y supervivencia por encima de modas y modos. A Cassen también le llegó la onda James Bond y se puso a una altura muy baja de Connery (también le pasó a un artista cien mil veces más reivindicado como es Henri Salvador, muchísimo más sonrojante -e insoportable- que Cassen en su canción 007). El fue James Tont, y con el 2 delante (una de ellas, por cierto, Encarnita Polo antes del flamenco pop).


Quería hacer feliz a la gente. Y ser feliz de paso el mismo. Declaraba Dodó Escolá a la revista Mosaico Musical en 1960 que su lema era bien sencillo: Yo, tranquilo. Y su discografía fue así: mansa, pausada, sin estridencias. Versionando con respeto y sin pasarse nunca de histriónico. Le tengo cariño a Dodó. Aqui se atrevía con el Personality de Lloyd Price. Pero yo lo prefiero en ese Día de sol, tan susurrado y sexy. Aunque no lo pareciese.


Doo wop mongo en su estadio más puro. Manolo y Paco. Paco y Manolo en el comienzo de su carrera artística. Merecerían una bisuteria para ellos dos nada más: por sus desatinos, sus affaires, sus letras y sus portadas. Portadas imposibles que ya desde principios de los sesenta los definían de forma explosiva. No había otros igual.


Pues creo que sobraría toda presentación. Ya va todo detallado en el prospecto, como si dijéramos. Irrepetible cuarteto músico vocal spanish bizarro, riéndose de lo pop (que para eso semos españoles), del turismo y hasta de las casitas de papel. Y una película que es de culto para muchos sectores. Pero yo prefiero como de culto Julia de Fred Zinnemann


Mari Angeles y Juanito (este antes de encontrar a Simón Cabido) formaron un dúo artístico la mar de pintoresco. Este Lp es toda una mamarrachada pero que guarda cierto encanto (castizo: ya la Morgan tiraba mucho por el schotis) y que en nada se diferenciaba del temita martinezsoriano del cateto de alma noble trasladado a la capital, el hombre de la gruta que choca con el comportamiento deshumanizado de los urbanitas. Quédense mejor con la visión que de lo mismo dio Visconti en Rocco



Todo un personaje para los catalanes. Josep María Tarrasa y su niño inventado, Maginet Pelacanyes, un golfillo a lo repelente pero que llenó de alegría las ondas de Radio Barcelona durante la posguerra. Tiempos heroicos y humor blanco. Loas a los programas de discos dedicados. Las travesuras de Maginet desesperaban a su ventrílocuo, mientras los oyentes se morían de la risa.


De entre los miles de comicuchos que surgieron a la sombra del bigote de Cantinflas, destacamos a Manuel "Loco" Valdéz que grabó muchos vinilos en la RCA Victor (casa que por la edición de este disco cumplía veinticinco años lanzando músicas). Tenía su gracia El dengue (parodia de los bailes modernos, cuando el rock'n'roll dio paso a nuevos bailes -aunque reminiscentes-casi a diario, cuando Norteamerica -y sus ecos se oyeron muchísimo por Mexico- era la tierra de las mil danzas). En discos, Loco Valdéz era el rey de los sonidos guturales.



Entretenedor y cómico argentino de primera categoría. Mario Clavel tenía esa gracia entre chic y cursi que lo elevaba a la categoria del porteño más parisino de su generación. Llegó a rendirle tributo al maravilloso Jose Bohr (un Jerome Kern de Corrientes). Y eso ya merece al menos una consideración. El hombre es como el auto tiene una recoleta letra que es toda una gozada. Fue muy popular en España poniendo sintonía a programas musicales de la Santa casa. Compuso bolerazos última generación que supieron competir eficazmente con los del Manzanero. Y versionados por figuras de renombre internacional, lo que le dio muchas ganancias.



El rival hertziano de Maginet durante los años cuarenta fue Miliú (especie de Tin Tin con tendencia a lo payasil que lo volvían un poco más empachante -si esto era posible- que su rival). El que le dio vida fue Josep María i Vilalta, más conocido por Toresky. Asi que aqui tenemos nuevas lecciones de canto con alumnos que destrozan de los nervios a sus maestros, colegiales que enredan con sus respuestas alucinantes a los profesores durante los exámenes y cosas asi. Pero sobre todo hay un tema titulado El disco de la risa que daría todo el sentido a nuestras bisuterias de esta semana. Si ustedes creen en eso de las risas contagiosas consíganse el vinilo (si pueden) y pónganselo en días de lluvia. Les juro que es infalible. Acaban llorando.


La curiosidad del lote. Un Lp de humor cubano en el exilio. O sea, de gusanos de Miami parodiando al recién llegado Fidel (Willy Chevalier, Tebito Romero...). Oirlo para creerlo. Ahora que se cumplen cincuenta años de la toma del poder del barbudo, no estaría de más recuperar estas parodias descacharrantes a miembros de la revolución y que terminaron sonando más frescas y vivas que esas insoportables Nuevas Trovas viejas. Además se rellenaba el disco con rumberas con solera, muy sexys y sofisticadas haciendo versiones de éxitos anglosajones de postin (Jambalaya, por ejemplo).


De sobras conocido el argentino Pepe Iglesias en nuestro país. Aqui hizo cine, hizo televisión, grabó muchos discos y, sobre todo, fue una leyenda de la radio española. Popularizó Esto es el amor. Pero también escribió otras muchas canciones tanto o más divertidas que aquella (el Rumbaion me hizo muy feliz al final de mi adolescencia). Aqui lo vemos en uno de sus gestos más característicos (de hecho en todos sus discos salía igual). Un mítico: el Zorro. "¿Te gutó?. Ti, me gutó".

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Iglesias, apellido muy gallego