18 diciembre 2008

PUBLICOS VICIOS

10. Barrigones

ihulkout

Como se acercan las fechas navideñas, vamos durante un par de jueves a buscar nuestro Santa Claus ideal. Con esto, vendría a reivindicar el placer voyeurístico de un buen macho barrigudo, vulgar, cervecero, con aspiraciones a Superman, incapaz de darse cuenta que jamás cabría en ninguna malla marveliana (o al menos, sin que esta le dejase una apariencia más que ridícula, desmitificadora para cualquier crío con ganas de titanes a los que imitar).
Pienso que este mostrenco norteamericano de treinta y cinco años, tiene un gran acicate en su sentido de la autoparodia. Hay algo en sus videos, o en su perfil, no sé, que me indican que sabe reirse de si mismo y de sus espectadores más fanáticos (si no reirse, si sonreir con ironía). Se declara gay pero sin pasarse, pues lo suyo es la búsqueda narcisista del frikismo muscular. Es esa imperfección, ese mal gusto el que me atrapan constantemente.
Su obra videográfica es ya tan extensa que no consigo percatarme de evoluciones grasas. El va por libre, jamás alcanzará una mínima definición. ¿Premios gym?. Como no lo declaren Miss Bear en alguna osera de su barrio...

El mayor impacto está en el juego estomacal. Su forma de hincharse que recuerda a un cáncer lindo en plena metástasis, o un feto que amenaza con abrirse en forma de alien encantador. Alberga mi imaginación la curiosa fantasía anómala de creer que pueda haber hombres embarazados y de que estos se expongan por internet con fines meramente pajilleros. Y en eso ihulkout nos da muchísimos argumentos para que te corras a gusto a su cuenta. De vez en cuando, cuando me acuerdo de él, lo pongo y eyaculo sobre su pretty belly (que suena a odalisca). Adoro su forma de romper camisas de tallas imposibles, su paulatina subida de tela mostrándonos un trozo de panza sin vello alguno (ese ombligo) con tan descarada insolencia. Pero para insolencias, las de mi sexy sebo totalmente destapado (cintura para arriba). Palpándose sus poderes, golpeando con el puño esa feliz curva, acariciando lo inabarcable. Eruptando el gas que le está matando.

Y luego sus juegos. Inflando globos para luego explotarlos contra la pared (también revienta otros objetos). Asistir a su zampado de pizzas- tamaño familia numerosa- es toda una ceremonia secreta con mucho de grande bouffe(onada). Cómo liquida sus bebidas gaseosas es de lo mejorcito del Youtube (lo considera así servidor, que sabe que nunca podrá ir al bar de Moe Szyslak o a esa taberna de Arkansas donde gorjea la Parton). Y todo esto nos lo dona desde el ordenador de nuestra habitación el gran ihulkout, atracción de webcam, supremo gordo de nuestros sueños navideños más opíparos.




Belly shots




Eating 3 Pizza




Belly belch




Happy holidays




Belly crush

No hay comentarios: