04 diciembre 2008

PUBLICOS VICIOS


9. Inyecciones

Es una lástima que la práctica privada de las inyecciones culares se esté tomando en el Youtube tan a la ligera. No hay nada más excitante que fantasear con pegarle un buen jeringazo a un crío de carnosos mofletes traseros, con el único deseo de anestesiarle bien la zona para el aquelarre posterior, para que no sienta el cuchillo con el que de buen gusto sacaré lonchazas de mortadela mientras él, complacido, sonríe dándome una y otra vez las gracias, como esclavito con depresión que es. O bien, aplicarle un buen jeringazo de grasa a algún adolescente perfecto pero con ganas de barroquizarlo en esa parte, para que le crezca hasta extremos ruinosos estéticamente. Y luego palpárselo, hacer que le baile, matarle a pellizcos, follármelo sin pedirle perdón. Hasta que me de cuenta de que mi creación ha sido el desastre total. Entonces le pego un tiro en la cabeza y a tomar por culo, a por el siguiente.

Sin embargo, no he encontrado en el sacrosanto Youtube experiencias similares. Tal vez en canales pornográficos, de pago o vaya usted a saber en qué oscuro ciber estercolero del amor habrá empatías. De nuevo lo mejor viene de Alemania, con la banda de gamberros pahan 1989. Obviando su ligero tufillo jackass, me embeleso constantemente con sus extraños juegos, y que practican las típicas noches de marcha. Eligiendo a alguno de la pandilla como víctima para pincharle docenas de agujas, a guisa de banderillas sobre un trasero de tamaño adecuado (bien follable) y en el que aún cabrían unos cuantos ornamentos más. Es increible todo el juego que puede dar el culo de un botellonero.

¿El resto de mi lote?. Vacunas infantiles que al fin llegan al tercer mundo (con el numerito histriónico del ternerillo a inmunizar), adictos al bezetacil, émulos de San Sebastián (si se es gay profundo), penicilina cura venéreas para tuneros y... estimulantes momentos de la soldadesca heroica en la enfermería del cuartel, a punto de ir a retaguardias iraquíes (y por ende, pronto protagonistas de otra serie de videos dedicados a amputados de guerra y que también tiene su miga).
Desabróchense una semana más los cinturones (mis lectores más homófilos) y, de paso, enséñennos un poco de esa fibrosa carne que esconden ahí detrás. Prometemos no hacerles mucho daño.




Russen jackass




Polo





Let's get shot




Igneci




Aaron shot in the ass

No hay comentarios: