16 diciembre 2008

Los madrugones de Terlenca Maturamis

Hoy madrugamos con CHAD EVERETT




Aunque sea la miembra más jóven de Luxuria & Confettis, no estaba preparada para la sesión deportiva a la que me sometió el guapo actor a tan tempranas horas. Estar a su altura me fue realmente complicado. Sepan que Chad, antes de dedicarse a la interpretación, fue atleta. Un deportista de diecisiete años en la high school que hacía pinitos en el teatro escolar, para ser exactos. Esos son los comienzos, a mediados de la década pasada (años cincuenta), de este chicarrón de Indiana.


TM
: ¿Qué tiene que tener una chica para poder pasar una jornada contigo?

Chad: Lo que tú. Dinamismo, alegría y un buen par de piernas

TM: Sin embargo no estoy para muchos trotes, te lo advierto

Chad: Tu te me vas a poner en forma. Y si no al tiempo

TM: Pero, ¿tu sabes la hora que es?

Chad: Pero acabamos de desayunar, todo productos que ayudan a encajar goles



TM: ¿Cuál es tu deporte favorito?

Chad: Tengo muchos. El fútbol loco, el esqui acuático, el tenis, nadar... ¿No te gusta nadar?

TM: Oh si. Pero...

Chad: ¿Pero qué?

TM: Que no he traído bañador

Chad: Umm. ¿Sabes?. Me gustan las chicas decididas, arriesgadas...

TM: ¿Y las que no se mojen un pelo?

Chad: Esas menos, ja ja ja. El fútbol americano es uno de los deportes más intensos que existen. Lo importante es que cuando te coloques en posición de lanzar no adoptes una postura torpona, como si estuvieras reivindicando el baile del charlestón (eso os suele pasar a las féminas que venís al entreno/entrevista provistas de esas extrañas faldas tubo). Tu ábrete como lo hago yo. Por cierto, ¿has visto muchas cosas mías?



TM: Las que deje vislumbrar tu culotte. Ah ¿te refieres a si he visto tu serie de The Dakotas?

Chad: Por el canal ABC. No es mi serie, hago esporádicas apariciones

TM: Si claro. Como esporádico también te tengo visto en Bronco, Cheyenne, 77 Sunset strip... Donde más me impactaste fue en cine, en tu breve rol en The Chapman report, para George Cukor

Chad: Umm pillina. Ahí te gusté más

TM: Ahí me pusiste nerviosísima

Chad: Es que Cukor es un gran artista. Sin embargo yo no seducía a Claire Bloom. Era ella la seductora. Qué guapa mujer

TM: Una ninfómana (hacía de eso, que no se me malinterprete, claro). ¿Por qué no hay más directores que se fijen en ti?. Tienes unas posibilidades clarísimas de alcanzar el estrellato.

Chad: Bueno, habrá que preguntárselo a ellos. Pero date cuenta que llevo un par de años en Hollywood nada más. Que tengo veinticinco años. Esto sólo es el comienzo



TM: ¿Piensas que te enfrentas al handicap de que hay una sobresaturación de chicos guapos en la pantalla?. No va a ver pastel para tanto pimpollo...

Chad: Si, es posible. Pero no nos preocupemos. En la tele cabemos todos

TM: ¿No te importaría quedar reducido a las dimensiones de una caja de 625 líneas?

Chad: Mujer, dicho así de mal... Venga tira, sigamos jugando...

TM: Yo tiro, pero luego me agarras, caemos al cesped y todas esas florituras...




Chad: Ja ja ja ja. Como no lanzes con más brío ese balón vas a romperle alguna planta a la señora Sanders

TM: El problema es que...

Chad: ¿Te ocurre algo?

TM: Que me parece que me he dislocado el menisco...

Chad: ¿Te duele?

TM: Me subo por las paredes que no es igual

Chad: Pero lo que te tocas es la rótula femenina

TM: Pues lo que sea. Ayyy, no aprietes tanto, bruto... que me la separas más...

Chad: Venga, vamos adentro, que yo te curo. Tengo ungüentos carísimos

TM: Si Chad. Mejor vayamos a tu habitación. Hasta me molesta tanta luz


No es Virna Lisi con un amante yanqui. Es la Maturamis dándose el lote con su entrevistado. Eso es trabajar divirtiéndose y lo demás empleos basura




*Terlenca Maturamis es trabajadora sindicada de la revista Luxuria & Confettis

No hay comentarios: