11 diciembre 2008

Esa juventud que canta. Por Las Carmelitas

Hoy Las Carmelitas entrevistan a...
DUO RECORD


Dúo Record: juventud, animosidad y ganas de llegar a la meta


Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : Hasta hoy no nos habíamos encontrado con ningún cantante que de vez en cuando llevara ante los micrófonos a su mascota particular, pero como los chicos de hoy son muy originales y piensan en todo, a los Record se les ocurrió que su hermano pequeño, que tiene ocho años y se llama Javier, podía muy bien cantar con ellos y, sobre todo, existiendo precedente de esa niña que graba discos y que acompaña a su papá entonando, tan mal como sabe, canciones de lo más cursi.
Pues bien, este dúo que lo componen los hermanos Jaime y Julio entra también dentro de los "buenos chicos" que nos llegan en alud y que tanta rabia nos dan. ¡Con lo que nos divertimos con gente como Rocky Kan y Lita Torelló!. Pero hay que resignarse... El Dúo Record llevan dos años de profesionales y su primer sueldo fueron 800 pesetas; a partir de su debut actuaron en casi todas las emisoras de radio de nuestra ciudad, pero ni aún así dejaron de estudiar: ambos poseen el Comercio.

Carmelita A: Tengo entendido que trabajais además de cantar, ¿es cierto?

Jaime: Si

Carmelita A: ¿Abandonaríais vuestros empleos por el arte?

Jaime: Sólo si llegásemos a ser como Lucho Gatica o Alberto Cortez

Carmelita B: ¿Por qué habeis elegido un nombre extranjero?

Julio: Porque el público lo quiere así. Si uno se llama José Pérez no hay quien vaya a oirlo

Carmelita A: ¿Qué le falta y qué le sobra a la letra de las canciones españolas?

Julio: Le sobra rutina y le falta espiritualidad y sentido

Carmelita B: ¿Creéis que llegaréis a triunfar rotundamente?

Jaime: Es muy difícil decirlo: nosotros pondremos de nuestra parte lo que sea necesario

Carmelita B: ¿Cómo veis el momento actual de la canción?

Julio: En el extranjero quizá esté mejor, pero lo que es en España no puede decirse que sea brillante. El público no ayuda ni a los cantantes ni a los compositores

Carmelita A: ¿Qué clase de ayuda pedís?

Julio: Moral, sin duda. El público se limita a gritar, a quitarnos la pajarita, a arrancarnos los botones y a cortarnos la corbata, pero se olvida de nosotros si interpretamos melodías suaves. Hay que comerse el micro y contorsionarse. Eso no es canto: eso es espectáculo

Carmelita A: ¿Sois muy caprichosos?

Jaime: Lo normal

Carmelita A: ¿Cuánto cobrais ahora?

Jaime: De 2.000 a 2.500 por actuación, como mínimo. Lo entregamos en casa

Carmelita A: Aún no os lo había preguntado...

Jaime: Pero lo suponía. No falla

Carmelita B: Al público le interesa saber cómo sois fuera del escenario. ¿Tenéis representante?

Julio: No. Piden demasiado tanto por ciento sobre los contratos y no podemos permitirnos esos lujos aún

Carmelita B: ¿El mejor recuerdo de vuestra vida artística?

Julio: El día que le dimos la bienvenida a Andy Rusell

Carmelita A: ¿Qué opinais de las jovencitas histéricas que os esperan a la salida de la emisora?

Jaime: Van bien, pero no es normal. Desde luego, nos gusta que nos griten, pero no es lógico: tendrían que darse cuenta que ante los ojos de los chicos que están cerca de ellas no representan un papel muy sensato


Las admiradoras son tan jóvenes como ellos. Por suerte, esta vez no les han cortado las corbatas y han salvado los botones


Carmelita A y Carmelita B (al unísono) : Los Record son más serios personalmente de lo que aparecen en escena, aunque sonríen con facilidad. En cierto modo estamos cansadas ya de estas entrevistas, en las que tenemos que limitarnos a unas preguntas determinadas que nos impusimos al principio; pero, por otra parte, cuando encontramos personas sencillas, simpáticas, que saben muy bien el terreno en que pisan, estamos satisfechas de seguir ocupando las páginas de nuestro blog y de ir conociendo, poco a poco, a esa juventud que canta. ¡Son tan distintos unos de otros!. Por mucho que digamos, por mucho que intentemos diferenciarlos, es imposible que los lectores lleguen a comprender los sentimientos, las ambiciones, los sueños que se encierran en esos seres que empiezan a vivir. Si un día nos reuniéramos todos a comer una empanada y ustedes pudieran conocer a esos chicos, a los inteligentes y a los torpes, a los cultos y a los semianalfabetos, a los sensatos y a los que no viven más que rodeados de falsedad, se asombrarían, igual que nosotras

Carmelita B: ¿Dónde cantasteis por primera vez?

Julio: En el Centro de la Compañía de Tranvías, como amateurs. Y como profesionales en Radio Barcelona

Carmelita A: ¿Cuáles son las dos cualidades que ha de tener una mujer para que os guste?

Jaime: Ante todo belleza, que es lo que salta a la vista; pero también ha de ser inteligente

Carmelita A: ¿Gana la belleza a la inteligencia?

Julio: (tras una pausa valorativa) La inteligencia

Carmelita B: ¿Quién es vuestro mejor amigo?

Jaime: Nosotros mismos. Además de hermanos somos íntimos amigos el uno del otro

Carmelita A: ¿Componéis?

Julio: Yo soy letrista y Jaime escribe algo de música


Aqui está el Dúo Record y su mascota Javier, el hermano pequeño. Quizá dentro de un tiempo se conviertan definitivamente en el Trío Record


Carmelita B: ¿Porqué llevais a Javier como mascota?

Julio: Es muy simpático y al público le gusta. No viene siempre con nosotros, sólo de vez en cuando. Se divierte mucho y canta bastante bien

Carmelita A: ¿De verdad?

Julio: Palabra

Carmelita B: ¿No vais a hacer de él un niño prodigio insoportable?

Julio: Esperamos que no, por lo menos no es esa nuestra intención

Carmelita A: ¿Vuestros padres están de acuerdo con que canteis los tres?

Jaime: En principio no querían hablar ni del dúo, pero ahora se han conformado. Lo del pequeño no tiene importancia aún. Quizá dentro de unos años no quiera formar conjunto con nostros

Carmelita A: Tal vez cuando sea mayor, vostros ya no canteis...

Julio: No sería extraño. Lo haremos mientras el público nos acepte

Carmelita B: ¿Qué proyectos tenéis?

Jaime: Pensamos ir tres meses a Filipinas y grabar una serie de discos

No hay comentarios: