04 diciembre 2008

BISUTERIA POP

EN OTRAS LENGUAS


A raiz de la muerte del incomprendido Humet pensé que no estaría de más incluirlo en este especial dedicado a artistas cantando en otros idiomas. Si bien el empezó cantando en catalán, pronto lo abandonaría por el español. Para mucha gente el que traiga esta reliquia festivalera ya supondría un exotismo, por lo tanto, algo idóneo para la ocasión. Pues que conste.
Deberían constar tantas cosas al hablar de Joan Baptista. Se le tachó de ser un Serrat serie B. Injusto, pues tenía una personalidad bien rica. Y aunque melódicamente su mundo pueda estar próximo al del Noi del poble Sec, también lo estaba de un Ricardo Solfa, de los mejores Mocedades o de Gato Pérez. Sus inquietudes letrísticas le hacen un genuino. Y es que, pese a su apariencia de trovador ligero, se sentía próximo a los ambientes marginales: esas canciones donde abundan las putas, los tahures, los delincuentes y los cantantes callejeros.
Quizá su obra maestra se la inspirase su hermana Clara y la droga. Pero hay melodías a descubrir con urgencia como la cara B de este single (No m'importara pas gens) que siempre pincho antes de una cancioncilla preciosa de Julien Clerc de título This Melody, o Está de más decir adios (por la que rabiaría Sisa), la inmortal Hay que vivir, la ultraromántica Dentro de nada, la juguetona pero acerada Quién tiene un sueño o la increible, hiper delicada (y a la vez sórdida) Chapero de Fuencarral.


Serrat eterno. A finales de los sesenta. El comienzo de su merecida fama, por la vía de la rabieta y el escándalo coyuntural. Si bien no cantó el La la la en Eurovision, se hartó de grabarlo en múltiples idiomas. Aqui está el ejemplo de cómo se atrevió con el italiano (a Serrat le cantaron luego Paoli y Mina, por cierto). La otra cara era, por supuesto, mucho mejor: el Poema de amor, que en ese idioma sonaba a Manzoni (canción de reclinatorio total como bien saben los serratistas).



Y de un catalán cantando en italiano a una italiana cantando en catalán. La maravillosa Pavone no sólo osó reconvertir sus grandes éxitos de 1965 a la lengua de Plá sino que se disfrazó con barretina y de María Rosa mientras portaba objetos típicos de bazar autóctono.


Lo cierto es que en italiano cantaron todos los mejores de los años sesenta. De Sylvie Vartan acaba de salir una integral que quita el hipo y no sólo por el precio, sino porque en ella nos damos cuenta que esta reina del ye yé (tan vituperada por los críticos rockistas) dio material pop muy digno. Y para amantes de exotismos, cantando en múltiples idiomas que incluirían el italiano, cómo no. Irresistibilmente es uno de sus éxitos de finales de los sesenta y una de mis canciones favoritas de la rubia en aquel período (o sea, de la rubia con la nueva cara).


Otro ye yé de postín venido de la France. El provocador Polnareff cantando en alemán su precioso Tout tout pour mon cherie (Komm schön ist die Welt).


Y ahora una alemana haciéndolo en inglés. Caterina Valente ha cantado de todo y en todos los idiomas. Que para eso es una diva internacional. Lo que me asombra de estas grabaciones añejas en Polydor era lo bien rodeada que estaba de expertos músicos. Sus Ep's infinitos escuchados en la actualidad aún poseen muchísima fuerza. Que consten aqui nombres como los de Werner Müller o Paul Durand (pues con Silvio, su hermano, el sonido se aligeraba un poquitín), orquestadores mayúsculos. En discos como éste, con gemas del swing made in USA, el lounge brilló en lo más alto. Y siempre (y ante todo) su gran voz.


A la inglesita Sandie Shaw también le apeteció darle al diccionario italiano. Aqui están dos de sus canciones más representativas de mediados los años sesenta: la eurovisiva Puppets on the string (La danza delle notte) y Otra vez soñé (Ho sognato te). Ese idioma las volvía locas.



Grande Roberto Carlos. Todo su período sixities es bocatta di cardinale, material de cabecera para Maciste Betanzos. En San Remo '68 defendió Canzone per te. Pero en este single la que es verdaderamente íntima y personal es E tempo di saper amare.


El honor de haber hecho la versión original del Suspicion le corresponde al pretty face Terry Stafford. Luego Elvis se llevaría el gato al agua con su interpretación de la misma. Pero al César lo que es del César, me parece a mí. De igual modo, en España Miguel Angel Carreño la popularizó en nuestro idioma muy dignamente. En esta pieza de coleccionistas la tenemos cantada en italiano.


El italiano por antonomasia. Mimmo a la francesa. ¿No se lo creen?. Echenle un vistazo al disco. ¿Los resultados?. Bueno, no parecía Brassens pero a Becaud no le tenía que envidiar nada. Calypsos, aromas napolitanos, piezas populares... Todo con esa soltura, ese desgarro, esa liviandad (¡también!) de un teatrero como la copa de un pino. Allez, allez.



Uff. La Lupe es demasiado. Pasen los años que pasen, sus grabaciones son una auténtica furia punk. La cubana en el exilio, con ese look que anticipa la blaxploitation, es el soul de Stax+Atlantic+ la Fania. Que se lo digo yo, que tengo los discos. Este por ejemplo, interpretando en "su inglés" el Don't play that song de Ben E. King. Lo vuelve apocalipsis now.

6 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Premio Dorna de Vigo 1971 ¿Vigo, Pontevedra?

maciste II dijo...

Sería Vigo. Lo bonito es que ese primer premio,siendo un festival gallego, aunque con menor relevancia del "del Miño" ourensano (del que algún jueves tendré que hacer un especial,porque a Ourense vino todo el ye yé de la época,sino al jardín del Posio si al local Auria), fuese para una canción cantada en otro idioma peninsular.

Anónimo dijo...

Orense, la "Atenas Gallega".......

maciste II dijo...

Bueno, creo que no convendría exagerar. De todos modos,a mi por ejemplo el movimiento de "los artistiñas" siempre me resultó conmovedor (la grandeza de lo patético).

Anónimo dijo...

Maciste, Caterina Valente nació en París, de padres italianos. Canta muy bien en alemán (como en italiano, francés, español e inglés), pero no es alemana.

maciste II dijo...

Ni Sylvie Vartan francesa, pero...lo que son las cosas (y los destinos de cada cual).