24 diciembre 2008

(algunas de) Las 50 mejores amigas de Gilda Love les desean felices fiestas

Yedra Brown: Como lo mío son los cambios, les deseo a todos los lectores que tengan buenos cambios. Cachondeo a tope y salero para disfrutar de todo lo que se presente los trescientos sesenta y cinco días de 2009.



Ingrid Mayer: Mujer, mis deseos son tantos... Me gustaría dedicarle un deseo distinto a cada persona, pero me temo que no habría espacio en todo el blog para hacerlo. Pero hay algo que puede ser común. Que se desmadren todo lo que puedan, pero que reserven algunas fuerzas para el mes de enero. Ya se sabe, la famosa cuesta y tal.



Susana Estrada: Cachondeo sí. Pero ojo, que enero es muy largo y años nuevos, brios nuevos. A ver si son capaces de seguir nuestra recomendación.



La Maña: Felices fiestas. Próspero 2009. Y por favor, siempre cerca de la estufita por si acaso no se me constipen (que hace un frío...), como si estuviesen en el Porno Olé!



Jenny Llada: ¿Disfrutar dices, querida?. Me la voy a pasar trabajando en el Teatro Lido, con dos funciones diarias junto a Bibi Andersen, pero contenta porque el espectáculo va muy bien. Les deseo a todos los lectores y a vosotros lo mejor, que sois unos tíos de puta madre



Teresa Giménez: Lo mismo que mi compañera Maña. Que sean ustedes muy filices. Desde las noches barcelonesas, un fuerte besazo con sabor a alfajores y rosquillitas.



Mabel Escaño: Mucho cachondeo y mucho desmadre, que se olviden de las subidas de precios y demás problemas cotidianos, y le metan marcha al cuerpo, la más que puedan, que esto son dos días.



Carla Celis: Estas navidades... ¡uy!. Me iré unos días a Pamplona, mi tierra, los que me deje libres el trabajo, las galas. Y de paso me dedicaré mucho a felicitar, que la gente se lo merece. Por eso felicito de todo corazón a todos los lectores de Fantasía Mongo II.



Que corra el champán o lo que sea, pero hay que empezar a dejar que las cosas corran, para mejor quitarnos el frío de estas Navidades. Servidora tenía que celebrarlas de una manera especial. Y a ello me han ayudado ocho de mis mejores amigas. Desde Susana Estrada a Ingrid Mayer, todas se han prestado de mil amores a cedernos su anatomía entre motivos navideños para que las mezclemos entre turrones y mazapanes, anises y mentas.

Gilda Love

No hay comentarios: