19 noviembre 2008

Estampas de santos. Por el reverendo Belcebú von Bleu

¿SILVANA MANGANO?



La belleza y la clase de Silvana Mangano han dado de ella la imágen de una mujer fría y altiva. En la realidad era muy diferente: simpática, cordial, adoraba reir y bromear con los amigos

Alberto Sordi

***
Una de las actrices profesionales que he dirigido con más facilidad fue la adorable Silvana Mangano. Es muy intuitiva, muy perspicaz y entiende inmediatamente las indicaciones que se le dan.

Pier Paolo Pasolini

***

La Mangano no debería desentonar en este rincón del blog. Ella fue la virgen cristiana en el final giottesco de Il decamerone de Pasolini

M. Betanzos

No hay comentarios: