17 noviembre 2008

EL MUNDO LOCO DE NADIUSKA MONTEZ


LUCHA MORTAL POR EL TECHNISCOPE Y EL EASTMANCOLOR

Artista exclusiva de Opalo Movies & Lazarov corp.

FICHA TECNICA

Productor: Valerio Lazarov
Guión: Jorge A. Fantasy
Director: Valerio Lazarov
Música: Augusto Algueró y discos de Jorge A. Fantasy
Vestuario: Cornejo. Tiendas NENSY
OPALO MOVIES S.A. 77 min. COLOR

Estrenada en la Boite Tosca (Fantasiland) el 18 de mayo de 1976

REPARTO

Nadiuska Montez
Doctor Ximenez
Los hermanos Calatrava

Yvonne de Camp
Turban Hey

Mike Postigo
Andrés García
Doctor Rosado
Compañia de espectáculos de la Montez

CALIFICACION: Mayores con reparos
Taquilla: Buena
Opinión de la crítica: No hubo


El pecho de Andrés García había quedado considerablemente alterado. A pesar de la voluminosidad de la caja torácica, lo cierto es que la herida, en carne viva, abarcaba los suficientes centímetros como para obligar al héroe a entrar directamente en Urgencias.
Nadiuska se hallaba agotada. Cuán afligida se la veía sentada en la sala de espera. No obstante, tenía la seguridad de que García saldría del trance.
- Doctor, ¿qué le van a hacer?
- Bueno, señorita Montez. Su lo que sea ha perdido mucha sangre. Transfusiones. Luego cortar la hemorragia. O viceversa, según analizemos en un consejo de médicos extraordinario.
- Claro. Y el... ¿siente el dolor?
- No. Está empastillado. Por eso no debe preocuparse. La operación de sutura será compleja. Le rogaría que se tranquilizara y tuviese paciencia. Respecto al resultado final... bien, no quiero que se haga muchas ilusiones... La cicatriz va a ser de órdago. Y los primeros días, muy molestos para él.
- Si. Ya he pensado en eso. Creo que deberé animarlo... Algo así como..."antes eras demasiado bello, esta cicatriz te da un aspecto más sexy..., casi pornográfico".
- Es usted muy hermosa, señorita Montez
- Gracias, doctor...
- Ximenez. No se preocupe, repito. Haré todo lo que esté en mis manos
- Gracias, hombre bueno
Ambos se dieron un gran beso en la boca. El doctor regresó al quirófano y nuestra simpática y decidida amiga volvió a sentarse. Pasada una hora, Nadiuska entró en el retrete de la planta para hacer sus cosas (llevaba bajo el brazo el número que estaba ojeando del CLIMAX, por si no había papel). Contempló ante el espejo su desencajado rostro. Le hacían falta unas horas de sueño. Se quitó con cuidado las pestañas postizas y la peluca rizada. Suelta ya, se lavó la cara. El agua fresca la relajaba. Alcanzó a sentir una sensación sana, de serena plenitud. Y tarareando su canción, se quitó la blusa, la falda, los ligueros, las bragas...

Soy Nadiuska Montez y a nada tengo derecho
En todas las discothèques nadie dice que soy un hueso

Se le abrieron todos los poros. Se notaba cada vez más limpia.

Devoro a los hombres con pasta

y también a una tía, si no se raja,
le haría una buena paja

- ¿En serio?
- ¿Quién eres tú?
- Soy el buscón de este báter. ¿No me conoces?
- ¿No deberías estar en el de tíos?. ¿Qué buscas aqui?
- Bueno. Follar con lo que sea. En este caso, aqui busco a jovencitas poco formales, de mente liberal...
- Que acepten darse un magreo de cisterna con un madurito interesante como tú, ¿no? -replicó la Montez mientras se secaba con una toalla.
- ¿Te gustaría?
- No me importaría...
- La Montez nunca dice que no, como en la canción...
Y el báterman y ella se metieron en el cagadero.
- No pases el cerrojo, no debo estar mucho aqui -avisó ella mientras recibía la lengua de su pareja.
- Vamos. Chúpamela. A fondo. Que está muy rica
- ¿Ya la has probado?-preguntó con sorna.
Y luego obedeció.
- Creo que me están llamando. Debo irme
- Pues yo no tengo prisa. Sigue -ordenó el antipático fulano.
- No te pases
El individuo abofeteó sin piedad a la heroina que cayó al suelo. Luego tiró de la cisterna para que no se oyera el barullo. La levantó e improvisó una penetración salvaje. La Montez entonces reaccionó con un patadón en los huevos e, inmediatamente después, un derechazo en la mandíbula.
- Pero, ¿qué te has creído tú, animal?. ¿Eh?
- Ya nada parará a la De Camp
- ¿Quién eres tú, quién?
- Ya no te acuerdas de mí...
- ¡Manolo Calatrava!. ¡Hijo de puta!. ¿Qué estás haciendo aqui?
- Ahora ya no trabajamos para ti. Hemos fichado para la productora de Yvonne de Camp
- ¿Productora?. ¡Traidor!. ¿Dónde está tu hermano?. ¡Habla! -gritó Nadiuska introduciéndole la cabeza en el interior del báter
- En... el... quirófano...
- ¡Dios mío...!
La Montez se vistió rápidamente y corriendo buscó el sitio.
- Tienen que dejarme pasar... Andrés García está en peligro...
- Señora, eso es imposible. Está rigurosamente prohibido -alertó una enfermera.
Fue cuando el doctor Ximenez cayó al suelo inexorable de la puerta giratoria de la sala de operaciones, cuando Nadiuska alteró todas las normas del centro de salud. El médico había sido terriblemente mutilado. Le habían arrancado los labios y su vientre estaba abierto.
- ¡Paco Calatrava!
Allí se encontraba el otro componente del enloquecido dúo humorístico. Intentando sacar al exterior a Andrés. Al ver a la Montez, le lanzó un bisturí pero (muy bien ella efectuando una manoletina) cambió el destino del arma médica clavándosela en el estómago del cómico.
- Andrés, ¿estás bien?
- S..s..i. ¿Qué..pas...a, quién...er...es?
- Enfermeras, llamen enseguida a un médico de urgencias. Quiero vigilancia policial. Y a ustedes se les va a caer la peluca. Están oyendo la repetición de Lucecita y no se enteran de los crímenes, de las negligencias ni de nada
- Pero señorita. No se trata de la radio. Es la televisión por satélite. Y vemos el acontecimiento del año, la última película de Yvonne de Camp, Las ladillas del sultán -respondió una nurse de ojos muy bonitos y escotazo inusual.
- ¿Qué? - exclamó acercándose sigilosamente a una pantalla de scáner que reproducía unas imágenes muy vistosas
- El doctor Matanza ya está avisado. No se preocupe. ¿No le gustan las películas de Yvonne de Camp?
Era ella. La incombustible De Camp. En pleno desfase Orientalia, haciéndole una irreprochable felación al orondo sultán que interpretaba Ricardo Palacios. La Montez se mordía las uñas de odio, jurando para sus adentros venganza.

Mientras todo esto pasaba, a miles de kilómetros de alli, Yvonne contemplaba el estreno por televisión-satélite de su película, acompañada de su última adquisición masculina: el asturiano Turban Hey. Ambos, desnudos en la cama de sábanas de raso, lo celebraban rodeados de botellas de champán francés y frutas mediterraneas.
- Yo he quedado muy aparente, ¿verdad?
- Claro querido. No obstante deberé hablar con el maquillador. En las escenas del río se te borra bastante el pigmentador facial
- Si, pero es que da tanto calor...Mira, mira... en esta secuencia estoy bellísimo
- Nuestra belleza es soberana, en cada uno de los fotogramas. Oh Turban, no quiero ni imaginar la de llamadas de emoción que se producirán en la productora al término del pase televisivo-satelital. Fíjate... la escena en la que apuñalo al sultán... Ja, ja, ja, ja...con qué saña
- Si... es tremendamente realista. Eres la mejor clavando puñales. Nos puso a todos los pelos de punta
- Y al fin yo... reina de Sudán... Una grandiosa película que supera la propia leyenda...
- Tenemos que empezar ya el rodaje de la siguiente...
- Cuanto antes, Turban. Y seguiremos explotando el filón de Las mil y una noches... Demostraré al mundo occidental y a la Montez que en el género en el que ella se hundió yo salgo vencedora
- ¿Nadiuska?
- Y contigo al lado, mi alteza falso (besándole con lengua reptílica)
- (apartándose) Ahora que lo pienso, me tengo que vestir. Voy a la playa, tengo que pillar moreno. Cuanto más natural, mejor me saldrán las escenas acuáticas
- De acuerdo, cariño. Me dedicaré a visionar esta cinta en super ocho. En ella está grabado el ataque de la Montez en Cuero's López
Yvonne colocó en el tomavistas dicho Nodo.
- Pero, ¿qué significa esto?
Allí estaba el rayo láser techniscope que Lolo García le había implantado a la heroina positiva. Alli estaba posiblemente el final de Yvonne de Camp.
- ¡NOOO,NOOOO, NOOOOO!
El ataque de histeria fue inmediato. Tirando las sábanas por la ventana, rompiendo los potingues rejuvenecedores, pisando los cristales de las botellas hasta producirse sangre.
- Debo hacer un viaje. Inmediatamente...
Y metiendo la cinta super8 en el bolso salió como una demonia de la habitación, del hotel y del país.

Unos días después, el Porno Olé! abría a su habitual concurrencia con una sorpresa a cargo de Nadiuska. Andrés García regresaba recuperado del sanatorio y el espectáculo de la noche del sábado iba dedicado por entero a él. Los torrijenses estaban de enhorabuena, pues el grupo de la Montez nunca los decepcionaban. Con pocos ensayos las más viles apetencias de la clientela eran servidas a mansalva. El leitmotiv esa noche era México. El pretexto: el sexo, claro. Y el cómico cansino Sinforoso Poroso entonó La vaca malavida para la ocasión. Y la hipertensa Guendoline se asemejaba mucho con aquel plátano a Lupe Velez cuando se la chupaba a Weissmuller. Aunque Agata Rimmel tampoco estaba mal, sobre todo sus pechos, (Agata era la última contratada de la casa, encargada de dosificar los magreos al respetable, sentada encima de sus entrepiernas). Todo un lujo entre ensueños charros.
Y utilizando el lazo de manera brillante, la Montez de todos los ensueños. En rigurosa exclusiva. Manuelas divinas. Unicamente ella llena todo el escenario. Para qué pedir más si es una escultura carnal...Con su coño milagroso al aire, embadurnado de aceite. Tres impresionantes mexicanos le cortejan mientras la señora le entrega a uno la maquinilla de mano. Fuertes besazos pusieron sus grandiosos pezones duros como piedras. Uno de los tres deslizó la maquinilla por la resbaladiza almeja. Hasta que al final todos pudieron admirar la ilusión de lo virginal. Necesitaba para rematar una crema que suavizara aquel tesoro. Y los tres charros se masturbaron para entregarle su líquido cojonciano. Fue una cantidad ingente, espesa plétora seminal. El conejo de la Montez estaba servido. El gritito característico del mariachi lo confirmaba. La estrella se incorporó para que el público se percatara de los resultados. Por supuesto, la masa se volcó. Los machos la besaron triunfantes y le colocaron en segundos un precioso vestido de mucha lentejuela.
- Y ahora, antes de que se me seque, voy a interpretar una canción que quiero dedicar con todo mi amor a un hombre muy especial. Hombre que ya ha regresado. Va por tí, Andrés. ¡Playback, por favor!
Entre guapas, cachondas y demás etcéteras, Nadiuska tuvo el placer de interpretar un éxito de revista llamado Camp. Ahora acompañada de sus habituales boys.

Yo soy una pimpante madame
a mi me chifla todo lo camp.
Me gustan a rabiar desde la cuna
los niños de familia con fortuna

(...)

Adoro lo que brilla,
el champán y las chinchillas.
Yo soy una pimpante
y fui Miss Alicante,
soy un amooor

(coro de boys: Chibidi badá, chibidí badá)

- ¡Tía buena!
- ¡Viva la madre que te parió!
- ¡Ahí va el Madrí!
- ¡Camp, camp!

(...)
Me va la aristocracia
sin reparos, con audacia
Yo soy una pimpante
la fiel representante
del mundo CAMP

Vivo las delicias de lo CAMP
sin perderme nunca las de hoy.
Tengo las maneras de mamá
y también el sexy de PLAYBOY

La la la la la
la la la la la la la la la
Vivo las delicias de lo CAMP
yo soy fiel a la frivolidaaaaaad

Todo el club se puso en pie. La actuación, tan in crescendo, resultó inolvidable. La Montez, entre aplausos y agradecimientos, seguía demostrando lo que ya era una evidencia desde que se retiró del mundo del cine.

- Nuski, ya no te digo nada. No paran de ovacionarte
- Lo sé, Mike. Voy a ducharme -contestó ella en el camerino.
- Andrés se lo merece
- Después quiero hablar contigo, Mike
- Antes quiero darte esta carta. Llegó esta mañana. Es para tí
- ¿Y...?
- Es de Producciones ALA FILMS. De Juan Pedro Aumont, directamente
- Y ¿qué puede ser?. Creo que tiene un contrato con la De Camp ahora. El mío lo rescindió hace años
- Abrela
- Hola Nadiuska. Ha sido fantástico lo que has hecho esta noche pensando en mi -dijo Andrés que, en ese instante, hacía acto de presencia en el camerino.
- Andrés, querido. Lo importante es que tu ya estés recuperado. Voy a leer esto, Mike
Y tras su lectura...
- Aumont va a comenzar la semana que viene el rodaje de una película. Quiere que participe...
- Pero ¿te va a hacer contrato? -preguntó Andrés
- En principio aqui no apunta nada más. Salvo una salvajada de ceros que se me ofrecen
- Y ¿qué piensas hacer? -preguntó Mike
- Lo más posible es que el objetivo de Aumont sea enfrentarme en una película con Yvonne de Camp. La idea no es del todo descabellada...
- Pero Nadiuska, será una humillación si aceptas. Recuerda que tu última película en ALA FILMS fue un horrible fracaso. Y la De Camp está emergiendo en esta clase de cintas -apuntó Mike.
- Yo también puedo emerger. ¿Por qué no?. Siempre está bien poner las cosas en su sitio. ¿Acaso no oyes a la gente gritar mi nombre ahí afuera?
- No digas tonterías, es distinto
- ¿Cómo distinto?. ¿Qué te sucede?. ¿Qué es lo que anda rondando por tus pensamientos?
- Tal vez deseo abrirte los ojos. No debes interpretar como una evidencia lo que tan sólo pueden ser los efectos de unas copas de más
- Ah ya. ¿Me intentas decir que estoy acabada?. ¿Que soy un vulgar pasatiempo de fin de semana?
- Nadiuska, por favor... -saltó Andrés, queriendo suavizar un poco - Yo creo que sólo se preocupa por ti
- Escúchame Mike. Y escúchame bien. Ya no eres el jovencito de hace años. Aquel que me enseñó a moverme, a bailar, a mirar a la bragueta de los hombres hasta provocarles una erección. A sentirme estrella en lugares donde el único firmamento era el carcomido techo de algún asqueroso burdel
- Estás histérica -replicó Mike.
- Si, estoy muy histérica. Y tu puede que estés celoso. No me importa. Haré lo que yo quiera. Iré de nuevo a Melilla. Y venceré a esa funesta imitación mía que es la De Camp. Te dejo Mike. Ahora quiero a Andrés. El y yo somos como uña y esmalte...
- No estoy preocupado precisamente por Andrés, ni siquiera por Aumont. Ni por ningún hombre. Tu sabes muy bien por quién
Entonces una fuerte bofetada cruzó el rostro de Mike. La Montez, con ojos de víbora, lo fulminó con toda su fiereza.
- ¡Lárgate de mi vida!. ¡Lárgate! -ordenó ella.
Y Mike obedeció.

Entre tanto, "la funesta imitación" había llegado a su destino. Fue un largo viaje en avión. Pero ya estaba donde quería. ¿El lugar?. El temido triángulo de las desnudas. ¿Su intención?. Ver a su creador. ¿Su nombre?. El doctor Rosado.
Todo estaba como ella recordaba. Todo igual como hacía quince años. Subiendo el camino de los helechos rosas se topaba el castillo de su padre artificial. Un bunker laboratorio de todas las barbaridades inimaginables. Y con el médico prófugo, su inseparable conejillo de indias: Pepito Carabias, de no más de noventa centímetros de altura. Como nota sexy, todo un delirante simil de hembra con tres pechos y membranas de rana.
Vómitos aparte, el recibimiento de Rosado a su más lograda creación fue impecable. Tras una cena opípara a base de productos extraños, cultivados por el citado enano en la plantación, llegó el momento de hablar.
- Estás como te imaginaba -dijo el doctor enseñando sus dientes postizos.
- Un poco más hecha, ¿verdad?. Y con más años. Todavía no has logrado inventar una criatura para la que los años no sean más que una larga lista de infinitos
- Estoy en ello, Yvonne. Tienes que ver mi laboratorio... Todo lo que he prosperado
- Lástima. Pero tengo mucha prisa
- ... Un pelo de coño gigantesco que crezca y crezca en la mujer...
- ¡Rosado!. Escucha, tengo que volver más veces, lo reconozco. Soy una desagradecida. Sé que te lo debo todo... Pero ahora me urge otra cosa. Mi fin más inmediato es acabar con Nadiuska Montez
- ¿Nadiuska qué...?
- Joder, no seas memo. ¿Donde tienes un Cine Exin?
- ¿Cine Exin?
Carabias giró el dedo alrededor de la sien. Yvonne captó el significado de la mímica.
- Fíjate, mira este documento visual - dijo pasándole el rollo al enano
- Pero...
La película comenzó a proyectar imágenes de la Montez en pleno ataque a dos travestidos.
- Observa ese chocho. Ahora...¡mira el chocho!. La muy perra lanza rayos láser años cuarenta...
- Es sor... prendente, maravillo... so. Deben de hacerlo con truca
- No me importa cómo se haga. Quiero uno igual, o mejor. Asi que trabaja en esto ya. Mañana por la mañana quiero que me lo implantes.
- Bueno, se hará lo que se pueda. Déjame la placa del filme. Debo estudiarlo con atención.
- Ahora me retiro. Hago mutis, vaya. Pepito me conducirá a los aposentos

M. Betanzos 1991




NO SE PIERDAN DENTRO DE DOS LUN
ES LA EMISION DE LA PELICULA (inédita en DVD)

NADIUSKA MONTEZ VS. YVONNE DE CAMP (1976)

No hay comentarios: