10 noviembre 2008

EL MUNDO LOCO DE NADIUSKA MONTEZ


EL PODER VAGINAL DE NADIUSKA MONTEZ

Artista exclusiva de Opalo Movies & Lazarov corporation

FICHA TECNICA

Productor:Valerio Lazarov

Guión: Jorge A. Fantasy

Director: Vicente Escrivá

Música: Adolfo Waitzman y discos de Jorge A. Fantasy

Vestuario: Cornejo y Sarasa's Boutique

OPALO MOVIES S.A. 71 min. Color

Estrenada en el Cine Suevia (Andorra) y Rex (La Coruña) el 5 de enero de 1976



REPARTO


Nadiuska Montez

Lolo García

Andrés García

La Gutierrez

Jessica

Don Riquelme

Rocky Rivero

Las Co-Co Girls

Ballet de Jesucristo Superstar

CALIFICACION: Mayores con reparos
Taquilla: Excelente
Opinión de la crítica: No hubo


Bastaron unos breves instantes para que una atmósfera enrarecida envolviese el camerino de Nadiuska. Lolo había encendido una linternita vibrador, como las que usan los médicos. Le iba a entregar su regalo.
- Abrete de piernas -le ordenó.
La Montez se despojó de las bragas de encaje rotas y obedeció.
- Ahora relajada. Es muy importante, relajada. Voy a introducirme en tí.
El niño empezó a penetrar por el amplio vientre de nuestra heroína. Una tarea ardua, sumamente delicada. Lolo en la operación se desfiguraba, su silueta adquiría una elasticidad y apariencia de goma de mascar, a ratos absurda, siempre obscena. Era lo contrario a un parto. Primero introdujo un brazo, luego el otro, la cabeza, el tronco... y a la vez que se introducía en ella, el cuerpo de la fémina iba facilitándolo todo en su laxitud. Ella sin perder estilo mordíase el labio, impresionada y gustosa.
- ¿Qué haces...Lolo, no vés que está sucio?
Hubo un breve silencio. Su coño era ya del tamaño de la cabeza de un cañón. Superdilatada, supersegura. Hasta que de pronto unos martillazos y golpes huecos se oyeron dentro de ella. Alterada, intentó cerrarse.
- ¿Qué ocurre? -gritó
- Estate tranquila. Relájate que no pasa nada malo -respondió Lolo con voz cavernosa
- Pero... necesito saberlo. Esto es horrible y un poco rebuscado...
- Estoy fijando el aparato. Las paredes están algo gastadas y necesito que quede bien asegurado
- Mira que tenga algo de diabetes. A ver si luego...
Los martillazos prosiguieron media hora más. Hasta que Lolo avisó que era la hora de salir de allí.
- ¿Cómo te encuentras, tía?
- Estoy agotada y muy aturdida
- Pero ha merecido la pena. No, no te muevas. Debes por lo menos permanecer en esa postura un par de horas más. Hasta que seque.
- Pero yo soy de la casta de Esther Williams. Mojada soy una estrella pero seca no valgo nada.
- Ah, toma. Encontré estos condones en el interior.
- Tíralos ahi. Ahora explícame
- Si. Te he colocado en tu interior sensual el arma definitiva. La que hará que destruyas a tu adversaria
La Montez lo miró con asombro mientras el pequeño le ofrecía un cojín más mullido.
- Se trata de un objeto nuclear, no tóxico, venido del planeta Venus que sujetado en el interior de tu vagina puede lanzar rayos laser. Es un aparato que Lazarov ha creado para tí. Y que no tiene problemas de ninguna índole. Ni contraindicaciones. Tu puedes hacer vida normal: ir a ver zarzuela, al mercado, usar de matrimonio... Eso sí, deberás de guardar mucha higiene. Y mear mucho. Los resíduos nucleares para afuera...
- ¡Qué cojonudo!. Lolo, eres un sol...
- Te he colocado un modelo muy chic. Rayos laser de diferentes colores. Y con música. Como sé que te gusta mucho el cine tropical de la Fox, te he instalado una cinta de canciones de la Miranda y Betty Grable
- Lolo, no sé cómo agradecértelo
- Ponerlo en marcha no reviste ninguna dificultad. Eso sí, deberás adoptar una posición algo indecorosa: en el suelo, te abres de piernas. Si ocurre cualquier cosa ya sabes cómo ponerte en contacto con Mr. Zoom
Ambos se despidieron con un beso. Falomir le estaba esperando en la roulotte. Y la Montez, satisfecha y con muchos proyectos en mente, siguió posando un par de horitas más, inmóvil y tarareando aquello de You'll be for me, into these tropical nights

Mientras este apasionante acontecimiento tenía lugar, el impar Andrés García se encontraba en Cuero's Lopez. Había tomado la decisión de romper el contrato que le unía con el local. Trabajar para el enemigo no le satisfacía en absoluto. Sin embargo, era perentorio antes pasar la prueba con la Guti, la empalagosa transformista y hermana de Yvonne de Camp. Con su bigote y minifalda daba la impresión de que estaba anunciando el fin del mundo.
- Andrés, no hagas esta locura. Tu tienes un gran futuro en Cuero's Lopez. La gente ha quedado impresionada con tu valía...
- Te digo que me voy. Simplemente he venido por mis cosas. Pero si quieres las dejo aqui...
- Ay, dámelas todas... Ya sabes como soy de fetichista...pero, por favor... Analízalo, esto es muy precipitado
- No me vas a convencer, la Guti. Ya no. Estoy harto de ser un símbolo erótico rural. Regresaré a Mexico no más empaque
- Tu te quieres ir con la Montez. Eso no lo vas a hacer. Pero mi hermana me habló ayer por la noche y me ha dado tu tutela mientras no regrese. Tú no te vas, no te vas -gimiqueaba acariciando la entrepierna del macho.
- Suéltame te digo. Está bien, con o sin carta de recomendación, con o sin mi ropa este es el fin -gritó Andrés alejándose
- Está bien, está bien. Sube a por tus cosas. No quiero que lo nuestro termine así. Voy a por los papeles
- Lo nuestro... -masculló el azteca, subiendo a su camerino.
Mas su sorpresa fue mayúscula cuando al entrar vio que el forzudo Rocky Rivero se encontraba desnudo en su cama. Andrés suspiró mientras trataba de controlarse. Rivero, un hiperbólico peso pesado venido a menos trabajaba en el local como barman. Sabía perfectamente que Andrés lo deseaba. ¿Era un plan perpetrado por la Guti?.
- Vengo a empacar. Puedes estar ahí lo que quieras porque yo me voy
El forzudo sonrió, sin balbucear ni emitir sonidos prehistóricos como de costumbre. Procedió a frotarse el miembro con morbo. Las marmóreas piernas de García temblaron y como hipnóticamente su cuerpo se vio arrastrado hasta el de su contrincante. Rivero entonces se colocó de espaldas y mostró su gran y peludísimo culo, invitando al azteca a que lo penetrara. García sin poder remediarlo se desabrochó la cremallera de sus ceñidos vaqueros y buscó su imponente verga. Pero como si se tratase de un sueño en el que de repente se despierta uno sobresaltado, Andrés retomó su vago sentido de la realidad y retrocedió temeroso. Sin recoger nada y pensando únicamente en marcharse de allí, abrió la puerta del camerino.
Ya era tarde. Dos travestones corpulentos lo esperaban en las escaleras. Tras ellos, la Guti sonreía. Andrés aterrorizado miró atrás. Muy cerca, Rocky Rivero jugueteaba con un rodillo de cocina en posición amenazante. Y la Guti ordenó que le colocaran los grilletes.

La iglesia parroquial de Torrijas era un vestigio del pasado. Permanecía en ella el encanto raído del transcurrir de los años. Un poquito de románico, un poquito de mozárabe, un bastante de Dragados y construcciones Paco y un muchísimo de arte camp a cargo de la feligresía torrijense. Pero hay buenos reclinatorios y confesionarios. Y el culto a San Paulino es el zénit de toda la fe de sus habitantes.
Pues allí, reclinada y con actitud contrita estaba Nadiuska. Orando al santo, pero viendo en la imagen el reflejo de Lazarov. Era ella su creación más lograda. Y con lágrimas en los ojos, peineta trashy (es decir, bien clavada en la coronilla) y agarrando el santo rosario repetía:
- Oh dulce Dios, gracias por tu mensaje. Gracias por haberme dado este don, que no es si no un medio para recuperar lo que es mío. Y, sobre todo, para que cuando llegue el día que yo me pudra pueda mi doble reinar en la eternidad. Para siempre. A tu lado.
Nadiuska apretó el rosario con fuerza contra su pecho. Dispuesta a todo, predispuesta a entrar en trance.
- ¿Molesto?
- Jessica, querida. No te vi entrar
- Si. Ya te sentí ensimismada. Ay, qué guapo está mi san Paulino hoy. Y es que las fiestas en su honor ya están a la vuelta de la esquina
- Pero tienes un ojo morado. ¿Te ha vuelto a pegar? -le preguntó la Montez
- Si hija si. Qué le quieres...Es la crucecita que llevo a cuestas. Anoche vino como una cuba. Lo peor es que se ensañó con la niña... ya sabes
- Pero ¿cómo le permites todo eso?
- Mira, lo que yo creo es que un día la niña se va a largar con él y me van a dejar con el culo al aire. Que lo estoy viendo... Y la verdad, no me gustaría nada. Prefiero que todo continúe igual...
- Ya. Si es que en el fondo te gusta que tu Anselmo te zurre
- Bueno, dicho así.. pues no. Pero humillada verbalmente.. ay... sentirme humillada es que me pone. Tu me entiendes, ¿verdad Nuskita?. Por tu profesión digo...
- Lo que tienes es que hablar con Anselmo y confesarle tus preferencias. Y con tu hija al lado. El sadomaso en familia está ahora a la última
- Pero ¿qué dices, tía?. Si yo le digo eso a Anselmo me inutiliza. Y ¿a mi hija?. ¿Y que luego se lo cuente a todas sus amigas?. Vamos, ni hablar del peluquín
- Ya, disculpa.Voy a ponerle una vela a Lazarov. Después, si no tienes mucha prisa, podías contarme alguna vida de santos, de esas fuertes que sabes
- De acuerdo. Mientras, pienso alguna
Y la Montez se acercó a la imágen. Acariciándolo le sonrió, le besó en la boca y sacando una esponja humedecida previamente en la pila, le lavó los pieses. De fondo un coro de ángeles cantaban el Avemaría. Nadiuska, emocionada, entonó la Santa de Peret. De improviso, aparecieron los bailarines de la versión española de Jesucristo Superstar y todo el recinto se llenó de un bullicio impresionante. Jessica, sorprendidísima, gritó ¡aleluya, gloria y dios!. Realmente, Lazarov había dado señales preclaras, coreográficamente hablando.
Al concluir, la protagonista de nuestro cuento excitadísima se arrodilló ante el santo y bramó:
- Si Lazarov. Soy más perfecta. Más petarda, también. Porque me has dado esto. Y así te lo muestro...
Y se bajó las bragas y le enseñó a la figurita todo su chumino. El chumino más poderoso de Castilla la Nueva. En esto, unas ancianitas escandalizadas salieron del lugar sagrado. De la sacristía, como es lógico, apareció armado con una escopeta de perdigones don Riquelme, el parroco de Torrijas.
- Claro, tenías que ser tú. Y eso que te advertí que no volvieras por aqui. Esta es la casa de Dios. ¿No lo entiendes?. Ah, pero no. Esto ya ha llegado muy lejos. Te he estado vigilando por el monitor. O sales ahora mismo de aqui, o te vuelo eso que tanto enseñas a perdigonazos
- Padre Riquelme, usted no tiene ningún derecho. El me ha dado esto para destruir el mal, ese mal que usted tanto aborrece...
- Blasfema. Idólatra. Perdularia. Guarda te digo ese objeto del pecado. Y tú, desdichada, pepona, llévatela lejos. A un bar o así
- No padre. No pienso irme de aqui -replicó la Montez
- Entonces, no me queda más remedio que apretar el gatillo y volarte la vulva -apuntando directamente al coño de nuestra heroína
- No, por favor, padre. No le haga daño, máteme a mi, pero déjela a ella -suplicó Jessica
- Déjame Jessica. Espérame afuera, no le tengo miedo
Las miradas se cruzaron tipo spaguetti western por semana santa. Jessica obedeció. La Montez deseaba poner en práctica su nuevo super poder. Sin embargo, Lazarov le mandó un flash reteniéndola.
- Si por mi fuera te cocía el coño en una caldera para que aprendieses, por puta -clamó el cura abofeteándola duramente-Ya me has hecho hablar mal, hostia
Nadiuska cayó al suelo y se subió las bragas. Luego entornó los ojos a la bóveda y dijo asi: Si no somos malas. Si tenemos buen corazón. Si en el fondo lo que buscamos es un poco de compasión y un hombre que reconozca nuestra debilidad
Y después de pronunciar esta super frase ideal para cualquier película kitsch latinoamericana se arrastró hasta las cenefas de su sotana pidiendo perdón.

Mientras tanto, el recinto de Cuero's Lopez era un retumbar de histerias y gemidos imbéciles. Los travestones no cabían de gozo contemplando la majestuosa belleza de nuestro heroe entre grilletes. Todo un placer visual para cualquier degustador de sub productos homo pre Mad Max. Y como sacerdotisa de los palotes, La Gutierrez. Sobándose a si misma como una idiota, torciendo los ojos y la boca como una posesa, riéndose como una loca. Como ella misma: idiota, posesa y loca.
- Ahora ya nada nos detendrá. Tu vas a ser mío, Andrés. Todo este cuerpo me lo vas a dar. Y sufrirás... pero de placer
Lo manoseaba. A continuación, cogió un punzón y rasgó la camiseta de las olimpiadas de Montreal del divo.
- Si... asi... Si no te gustase lo que te hago, no tendrías tamaña erección. Y con tu sansónica fuerza ya te hubieras desatado -exclamó la Guti lamiéndole los pezones.
Los travestones no paraban de pajearse ellos mismos los miembros y comerse las lenguas de una forma bastante repugnante. La Guti, para no ser menos, se rebozó en Andrés profiriendo grititos ridículos. Tras esto y al comprobar que no se producía ninguna hinchazón en su huevera leotardesca maldijo en alto. Su organismo no respondía. Por ende, lloraba su fracaso.
- Yo no, no puedo. En cambio tu ya te has corrido en el pantalón. Soy una mierda...
Los travestís que estaban practicando el 69 con muy malos modales, al captar la situación optaron por tomar cartas en el asunto. Se acercaron a Andrés con sendos cuchillos de carnicería.
- No...no... apartaos-gritó aterrorizado
Uno de ellos -el que representaba a Marlene Dietrich- le arrancó lo que quedaba de camiseta y hundió con suavidad el cuchillo sobre su pecho.
El aullido de dolor ante semejante salvajada fue de órdago. García reaccionó a lo bestia, despojándose de inmediato de los grilletes que lo retenían allí. Sin embargo, pese a su fuerza no reparó en la presencia de Rivero, el cual no vaciló un segundo en golpearle con el rodillo de cocina. El chico perdió el conocimiento. Estaba a merced de los carroñeros travestidos que se echaron sobre su cuerpo. Clavábanle las uñas largas y llenas de caca de culo (motivadas por que nunca se supieron limpiar).

La intranquilidad de Nadiuska, por lo tanto, no carecía de fundamento. Y mientras su amiga Jessica la torpedeaba con sus chismes sobre María Goretti, un sexto sentido le alertaba de algo.
- Pero Nadiuska, ¿me estás entendiendo?. Te noto como ida
- Si, sigue. No te preocupes
- Te decía que la Goretti es distinta a Ana Frank. Cuando lo del herpes en el labio, por ejemplo, ambas reaccionaron de distinta manera.... ¡Nadiuska, esa luz...!. ¡Se te ha iluminado el bolso!
- Lo sabía. Es mi autoradar, una especie de premonición de los futuros teléfonos móviles. Tengo que dejarte en esta cuneta. Algo ocurre en Cuero's Lopez
- Pero hija, ¿tu vas a esos sitios?
- Es Andrés. Está en peligro

El peligro efectivamente estaba en Cuero's Lopez, donde las carnívoras criaturas de la noche se estaban zampando a la estrella azteca. La auténtica antropofagia andina estaba a punto de dar comienzo. El travesti verde puñeta (que representaba a Mae West con faringitis) sacó de una bolsa un paquete de silicona. Pretendía introducírselo en el pecho de Andrés. El travestí caqui se encargaría de abrir en seco sus pliegues musculares con el cuchillo. De pronto, la puerta se abrió de par en par.
- Pero ¿os habeis vuelto locas?
Era la Guti sin leotardos, que había conseguido mediante un extraño ungüento una erección de cuarenta y cinco grados. Erección que desapareció al ver el panorama.
- Dejadlo... le arruinareis. ¡C'est mon homme!
Fue el travesti caqui que en cuestión de segundos hizo callar a la Guti atravesándole con el largo cortante. La sangre que afloró no se pueden dar ustedes idea lo que era. Las órbitas de sus ojos, a punto de estallar, simulaban contemplar una ceremonia del terror del todo imparable. Orgía de sangre tipo Profilmes, tabla cuyos útiles estaban dispuestos sobre la carne del macho, del ternero. Un cambio de sexo mortal que hubiera sido factible de no ser por la Montez, que en aquel preciso instante entró en escena.
Los travestis fulminados por la sorpresa se envalentonaron. Ella se limitó a bajarse las bragas. Tirada en el suelo, abierta de piernas, como Lolo le había explicado, les mostró su hermoso coño y lo que de dentro iba a salir. El verde puñeta tosió un poco por el tufo, pero aquello no era nada en comparación con lo que vino después. Un poderoso rayo laser salió de las fecundidades de la diva, chamuscando al verde puñeta. E igualmente desde ese punto, otro que carbonizó al caqui. Sólo quedaron intactos sus modelitos de Cornejo. Lo había conseguido. Había funcionado.
Al cabo de cinco minutos...
- Andrés, despierta. Ya todo ha terminado. Rivero también está fuera de juego
Y mientras Andrés recobraba el conocimiento pleno, Nadiuska se fue a hacer un pis en el servicio
de caballeros del local (que, huelga aclarar, estaba muy mal acondicionado).

M. Betanzos 1991



NO SE PIERDAN EL PROXIMO LUNES LA EMISION DE LA PELICULA (inédita en DVD)


LUCHA MORTAL POR EL TECHNISCOPE Y EL EASTMANCOLOR (1976)

No hay comentarios: