14 octubre 2008

ZONA RESIDENCIAL GLAMOUR. Por Saba Sorrento

BUNGALOW, SWEET BUNGALOW

Muy buenas, señores. Soy nueva en el blog, aunque pertenezco a la conocida por ustedes publicación LUXURIA & CONFETTIS, colaborante de manera muy estrecha con este sitio de la red. Asi que ya saben a lo que atenerse conmigo. Mi misión va a ser presentarles las casas (mansiones, palacetes, castillos...) de sus actores favoritos de Hollywood. Les advierto que soy un poco seca, escueta, directa. No amiga de las parrafadas, lo importante para mi es ir al grano. No me gusta el humor. Admiro el mensaje telegráfico. Una imágen vale más que mil palabras, ¿no dicen?. Pues eso.
Empezamos esta sección con una curiosa variante de hogar de actor. Un lugar donde deben pasar buena parte de la jornada de trabajo. Que es el bungalow. Una suerte de roulotte de lujo, instalada en los propios estudios de las estrellas. No piensen en interiores impersonales. Estaba todo perfectamente diseñado y concebido para que su glamouroso residente se encontrara como en su propia casa. Pasen y vean, les ruego.


Esto no es exactamente un bungalow al uso. Se llama dressing room con ruedas. Yo lo encuentro muy circense, qué quieren que les diga. Para que entre escena y escena a los actores les de tiempo de cambiarse de modelo a la vez que se trasladan de set. Vemos en la puerta del dressing-room a la pareja ideal Clark Gable - Joan Crawford. Los estudios de la Fox.


Fue a partir de 1915 que se empezaron a construir los primeros bungalows. Los actores los exigían, como es natural. Carole Lombard (en la foto) gozó en la Paramount de un lujoso dressing-room. Reparen en su estilo Tudor. Ella escogió los colores pastel y el sencillo mobiliario.



Gloria Swanson retornó en 1926 a la Paramount para protagonizar Fine Manners. El estudió levantó este extraño edificio de estrambótica línea de tejado. Posteriormente lo usarían otras estrellas y directores. Quizá el más conocido de todos fue Cecil B. DeMille, que lo eligió como cuartel personal entre 1932 y 1945.



La única estrella que resistió utilizando siempre su bungalow privado fue la Garbo. Este fue el que tuvo desde su llegada a los Estados Unidos en 1925. En la Metro, sita en Culver City. Habitación 272. Y, por descontado, también lo decoró a su manera. Destacan el papel pintado con texturas y la tapicería velour.


Aqui vemos el bungalow de estilo cottage de la sinigual Mary Pickford. Estamos en los Pickford-Fairbanks Studios. Se levantó este pequeño palacio en 1922. Contaba con todo: desde sala de recepción, comedor y cocina hasta un estudio, ropero, dressing room y baño.


Rodolfo Valentino posa delante del suyo para fotos publicitarias. Año 1925. Filmaba The Eagle, uno de sus éxitos menores para la United Artists. Cuando la productora pasó a manos de la Paramount esta casita se transformó en estafeta de correos. Existe todavía como oficina dentro del Jerry Lewis Annex.


El probador portátil de Marie Dressler (que usó en 1930 en la Metro) era una especie de trailer a escala menor con ventanas y detalles Art Decó (chamfered corners y tejado escalonado, básicamente).


Panorámica del bungalow de Will Rogers en los Fox Movietone Studios (oeste de Los Angeles), alrededor de 1930. Vean el estilo campero predominante, tanto en el tejado vegetal como en ese jardín de cactus. Muy al gusto "desert home" que caracterizaba a este fomidable vaquero.



* Saba Sorrento es trabajadora sindicada de la revista LUXURIA & CONFETTIS

No hay comentarios: