16 octubre 2008

Esa juventud que canta

Por las Carmelitas

* Retornan al blog las antipáticas, ácidas, imposibles Carmelita A y Carmelita B con nuevos cometidos. Esta sección pretende ser una fantasía musical, un viaje en el tiempo. Un ejercicio lúdico orientado tanto a las delicias de lo anacrónico como (lo más importante) a una recuperación del pasado pop de nuestro país.


Hoy las Carmelitas entrevistan a... TINA Y TESA

Carmelita A y Carmelita B (al unísono): Cuando nos enteramos que un duo femenino recorría los escenarios, tuvimos interés en verlo, pero no nos fue posible: nos limitamos a comprar un disco en que las dos jovencitas se desgañitan en pos de eso tan codiciado que se llama "fama".
Tina y Tesa hace poco que son profesionales. Obtuvieron el carnet el 12 de febrero de 1962, pero desde entonces han hecho muchas cosas: han grabado discos, han dado recitales en todas las emisoras, en la televisión, han actuado en salas de fiestas de categoría y dicen que son tímidas. Eso está por ver, pues por lo que delatan las fotos y los anuncios, no nos parecen, desde luego, unas niñas calladitas y que se estén quietas en un rincón. Pero, en fín, no son más que apreciaciones.
Tina es la más jóven, tiene 16 años y su hermana no parece que le aventaje gran cosa. En cambio, se niega a decirnos la edad.

Tesa: No importa-asegura-. Algunos más que mi hermana...

Carmelita A
: Al público le interesa. La gente quiere saber todo de sus ídolos.

Carmelita A y Carmelita B (al unísono): Tesa sigue negando. Allá ella. Nos limitaremos a decir que tiene algunos más de diecisiete. ¿Pongamos veinte?. Podría muy bien ser...

Carmelita B
: ¿Cantar es lo que más os gusta?.

Tesa: Yo adoro la música. Hubiera querido ser concertista.

Tina: (sonriendo) Pues yo o cantante o millonaria.

Carmelita A: ¿Quién se animó?.

Tesa: Los amigos. Siempre hemos tenido mucha afición y en casa, a veces, actuábamos, para divertirnos.

Carmelita B
: ¿Os sentís artistas?.

Tesa
: (muy seria y convencida) En nuestro caso se puede decir que "el arte ha nacido con nosotras".

Carmelita A y Carmelita B (al unísono): ¿Dónde habrán oído una frase tan mona?.

Carmelita A: ¿Habéis estudiado algo, además de la letra de vuestras canciones?.

Tesa
: Tina es auxiliar administrativa, y yo profesora de piano y de corte.

Carmelita B: ¿La familia os apoyó cuando quisisteis debutar?.

Tina: Desde el primer momento. En casa estamos muy unidos y nadie mueve un dedo sin consultarlo a los demás. Es maravilloso.

Carmelita A: ¿Cuál ha sido el momento más feliz de vuestra vida artística?.

Tesa: El día que los papás nos regalaron una guitarra eléctrica.

Carmelita B: ¿Quién os administra?.

Tesa
: Los papás. Todo lo que ganamos es para nosotras. Para nuestros caprichos, aunque no tenemos muchos. Somos unas chicas normales.

Carmelita A: ¿Qué haríais si fracasaseis?.

Tina: ¿Fracaso?. Es algo desconocido, en lo que no pensamos. No existe.

Carmelita A: ¿Tan segura estás de vuestro "arte"?.

Tina: No, pero antes nos retiraríamos.

Carmelita A
: Esa es una forma cobarde de fracasar... ¿Me equivoco?.

Tina: Quizá no, pero es mejor no hablar de esto...

Carmelita B: ¿Quién os ha ayudado más?.

Tesa: Eduardo Arguedas, es quien nos enseñó a cantar como lo hacemos.

Carmelita B: ¿Un cazador de talentos?.

Tesa
: Un buen amigo. Pero no es el único. Muchas personas se han interesado por nosotras.

Carmelita A: ¿Estais ligadas a alguna editorial de discos?.

Tina: Si, durante tres años. Hemos grabado ya dos y percibimos un tanto por ciento.

Carmelita A: ¿Qué tanto por ciento?.

(se miran. Ninguna de las dos quiere responder. Durante unos segundos hay un embarazoso silencio) Tesa: (por fin) Un tanto por ciento. No importa cuál.

Carmelita A: Vuestro primer contrato ¿cuánto os proporcionó?.

Tina: Trescientas pesetas.

Carmelita B: ¿Los de ahora?.

(vuelven a mir
arse: los asuntos monetarios no son de su agrado) Tesa: Algo más...

Carmelita A: ¿Mucho más?.

Tina: (medio llorando) Algo más...

Carmelita A: ¿Cuánto exactamente?.

Tina
: Algo...

Carmelita A y Carmelita B (al unísono): Entrevistar a personas así no nos gusta mucho y sobre todo si se trata de chiquillas tan jóvenes: da la impresión de que sus papás las han advertido en plan "no nos digais más de lo justito".

Carmelita B: ¿Os acompañan cuando salís de "tourneé"?.

Tesa: Siempre va con nosotros mamá. Y el saber que está en la sala y nos escucha es un estímulo.

Carmelita A: Antes de firmar un contrato ¿leéis minuciosamente todas las bases?.

Tina: Si. Tanto nosotras como los papás. No se firma si hay la mínima duda.

Carmelita B: ¿Quién decide?.

Tina
: Los cuatro. De común acuerdo.

Carmelita A
: ¿Teneis novio?.

Tina y Tesa (al unísono): No.

Carmelita B: ¿Pretendientes?.

Tesa: Muchos. Hasta por carta

Carmelita B: ¿Cómo es vuestro marido ideal?

Tesa: Deseamos un hombre que nos quiera y al que podamos querer

Carmelita B: ¿Opinas lo mismo, Tina?

Tina: Si, el mío ha de ser igual

Carmelita A: Además de cantar, bailáis. ¿Por qué?

Tesa: Porque al público le gusta y le damos lo que pide. Es quien nos hace triunfar y quien nos paga

Carmelita A: ¿Qué haréis cuando se acaben definitivamente los contratos?

(se miran con fijeza. Una sombra de duda cruza por sus ojos. Después vuelven sus jóvenes rostros hacia nosotras) Tina y Tesa (al unísono) Quién sabe... Volver a nuestras profesiones.

Carmelita A y Carmelita B (al unísono): Hay temor en la respuesta. Un temor enorme al fracaso, al olvido, al futuro. En definitiva, es poco más o menos la misma inquietud que sienten todos los jóvenes cantantes del momento.

No hay comentarios: