20 octubre 2008

EL MUNDO LOCO DE NADIUSKA MONTEZ

NADIUSKA MONTEZ Y LOS GLADIADORES SEMIDESNUDOS
Artista exclusiva de Opalo Movies & Lazarov Corporation

FICHA TECNICA

Productor: Valerio Lazarov
Guión: Jorge A. Fantasy
Dirección: Sergio Bruzzati y Valerio Lazarov
Música: Antón GªAbril y Nico Fidenco


OPALO MOVIES, 63 min. COLOR
Estrenada en el cine Mary (Marbella) y en el CINEMATINE 1 (Roma) simultáneamente el 06/08/74

REPARTO

Nadiuska Montez
Andres García
Yvonne de Camp
Franchi Stormuto
Más de ciento cincuenta extras


CALIFICACION: Mayores de 16 años
Taquilla: Excelente
Opinión de la crítica: Inen
arrable

- Socorro... An...Andrés... Mark...
Andrés regresó presuroso del cuarto de baño. Su toalla amenazaba con caerse de tanto vaivén, lo que le daba a la trama mayor tensión si cabe. Alli estaba el terrible panorama. La gigantesca proporción de la planta ib
a a hacer desaparecer forever a nuestra heroína.
- Voy a intentar separarte. Haz fuerza....
- No puedo. No puedo, Andrés
Era momento de poner los músculos en tensión. Con toda su fuerza oprimió la garganta de la lechuga rizada.
- Más fuertemente, más...
Pero del tallo surgiero
n unas espinas afiladas que hicieron retroceder a Andrés.
- ¡Condenada!. Sangro. Arggg
- ¡Andrés, no!
La boca de la vaina no dudó en contraatacar y tragar el pie del atleta.
- Tiene que...haber alg...alguna forma, Nadiuska
- Nos va a triturar...
- Mira... ¿qué es esto?
En el suelo había un mini ordenador (de los primeros minis)
- Está conectado a la planta -gritó Nadiuska
- Si. Claro. Está autoprogramado con su dispositivo vital
- No profundices. ¡Desconéctalo!
Andrés comenzó a presionar los mandos (iba a estropear el ordenador). Hasta que por fin la planta anuló sus funciones y soltó los miembros de nuestros amigos.
- Un robot. Un estúpido robot
- Oh Andrés. Era el fin...
- Fue Yvonne de Camp, ¿no?
- ¿Quién más podría haber sido?. Oh, cariño. Debemos partir enseguida

Mientras tanto Yvonne de Camp retozaba en el mullido sillón del despacho de Franchi Stormuto. El gran capo que controlaba numerosos monopolios en Italia. Entre ellos Cinecittá.
- Ahora yo controlo estos estudios. Y soy yo el que da las ordenes
- Claro, Franchi. Lo sé, pero mi idea es excelente.Con un mínimo presupuesto, a todas luces recuperable, pode
mos hacer resurgir de sus cenizas la majestuosa belleza del peplum
- Yvonne. Eso es soñar por soñar. Freda intentó el año pasado una especie de tentativa en torno a Maciste y su niñez y fue un fracaso total. Y yo no admito más fracasos
- Quizá fracasó porque faltaba YO en el reparto. Pero Freda siempre confió en esa nulidad que es Chelo Alonso
- Otra de tus rivales
- Sus seudo danzas exóticas me descojonan. Son ridículas. Pe
ro debía funcionar muy bien en la cama
- ¿Sabes que estuvo a punto de contactar con Nadiuska Montez para el papel de la Alonso?
Los ojos de Yvonne de Camp se tornaron amenazantes, terribles...
- Conmigo las taquillas subirán como la espuma. Será el tercer triunvirato del imperio Peplum
- No me hagas reir, Yvonne. Lo que ahora rinde es el giallo. Y tenemos a un hombre competente que está llenándonos las arcas...
- Dario Argento. Y su
derroche de detectives y sangre
- Exactamente lo que quiere la masa
- De acuerdo. Será cuestión de añadirle más carnaza y macabrería
- Te repito que no me hagas reir. Tú y tu debilidad por los forzudos gladiadores. ¿Es que no te das cuenta que estás demasiado anquilosada, que mas que esfinge la tuya es una máscara sin sentido?
- Maldito seas...
- Guardias. Echenla
Dos gorilas entraron en el despacho dispuestos a largarla. Entonces la De Camp quitó del bolso una barra de labios que accionó al instante. Unos dardos envenenados se clavaron en el corazón de los mastuerzos
- Y ahora te toca a tí -amenazó a Stormuto
- No, nooo...
- Entonces, ¡firma!. ¡Ya!
- Si, si. Cara amiga
Sin embargo de un cajón, con disimulo, el mafioso sacó una pistola. La De Camp sonriendo concent
ró su mirada poderosa en el arma, dándole vida propia y haciendo que cambiase su cañón de dirección. Por una extraña fuerza mental, Stormuto se estaba ahora apuntando a si mismo.
- Me...me...me rin
do...
- Perfecto. Mañana estarán colocados todos los decorados. Suelta ahora mismo a los forzudos gladiadores. Dispondré de diferentes artilugios. Y prepararéis a los animales. Será el comienzo. Alba de Roma. Si, YO. Mesalina, la emperatriz más lista.. Propietaria del semen de medio Mediterraneo.
Y a la vez que reía, se alejaba moviendo el culo.

Dos días más tarde, Nadiuska Montez y Andrés García llegaban a su destino. En el ae
ropuerto pillaron un taxi que los condujo a los gigantescos estudios de Cinecittá. Ahora deberían ir en jeep pues eran vastos los terrenos campo a través. Enormes hectáreas.
- ¿Sospechas algo, Nad
iuska?
- No sé... Algo en mi me dice que hemos llegado tarde
- Todo esto es inmenso
- Mira. En la lejanía. Una polis
- Entonces. ¿Es ahí?
- Esa zorra se muere p
or los peplums. Y, sobre todo, por los heroes mitológicos de esta Casa. Creo que a estas alturas ya habrá empezado un rodaje. Un rodaje que debemos impedir
- Dime, Nadiuska.. ¿Cuál es el poder real de Yvonne de Camp?
- No tanto como muchos creen. De todas formas, a veces es muy pegajosa. Su existencia depende del consumo diario de semen de super hombres. El doctor Rosado la creó así
- Entonces... aquella no
che que ella...
- ¿Se ha alimentado también de tu semen?
- No lo sé. No...
- Si es asi, debes controlar tus impulsos ante ella. Jamás deberás volver a tocarla
Una turbia neblina cubrió el cielo. Y unos vapores hipnóticos provinientes de un punto nada nítido del horizonte envolvieron a los dos personajes.
- ¿Qué ocurre, chama?
- No mires al frente. Sobre todo, no mires al frente
- Pero ¿de qué se trata?
- Sigamos avanzando.
Pero no mires de manera directa
El viento ya mágico, felliniano hacía cuesta arriba la rodada. Sin abrir los párpados ambos notaron la misma sensación.
- Es como... aliento. Como un ser que exhalase un aliento mortífero -exclamó Andrés
- Si, ya sé que está pasando. Es la medusa del filme El valle de los hombres de piedra, pobrecita. ¿Qué necesidad tenía esta prenda de volver al currele?
- ¿Y...?
- Acercate hasta ella. Y clávale en el centro un objeto punzante

La medusa ante la inmediata proximidad de nuestros heroes aumentó la intensidad de su aliento. -Toma. Este alfiler te servirá - dijo Nadiuska, desenredando uno larguísimo del pelucón.
Andrés renqueante acercó el alfiler a la medusa. Sin embargo los tentáculos le impedían abrirse paso hacia el corazón de la bicha.
- No podré. Tengo miedo
- No temas. Sólo es una maqueta. Y ya tiene unos cua
ntos años. Clávasela y sanseacabó
Asi fue. La medusa quedó carbonizada. Nadiuska llevaba razón. En el dorso se veía la marca Falomir.

- ¿Lo he hecho bien?
- Muy bien, Andrés. Ni Richard Harrison en el 64. Somos un buen par de fantasmas

Mientras tanto, en el in
terior del palacio de César, Mesalina de Camp estaba en plena orgía cinematográfica. Numerosos extras se congregaban en el salón central, con sus togas y sandalias.Derroche de cochinillos, vino, dátiles, uvas y alfajores. Y ella, en el epicentro de todo. Espatarrada en un colchón de plumas de la India. Como diosa del placer y del pecado. Junto a ella una esclava cristiana procedió a lamerle el coño. La música de las cítaras y los bailes de las etíopes remarcaban la decadencia fílmica. Bastó una palmada para que dos fortachones africanos se desnudaran ante Yvonne y la penetraran por delante y por detrás.
La De Camp se retorcía de gusto. Eso si, sin dejar de mirar a la cámara un instante.
- Parad. parad. Sois estupendos. Sois dos verdaderos ejemplares negroides -afirmó tant
eando sus erectos sexos- Nunca he tenido el placer de probar la leche de un negro. Y creo que es el momento
Les frotó las vergas acercando su boca por si sobrevenía la inundación. Mas las embestidas manuales estaban siendo tan violentas que surgió en ellos una sensación de intenso dolor provocando lo esperado: las vergazas se volvieron flácidas.
- Bueno, no importa. Más tarde seguiremos
En el habitáculo se produjo un elocuente silencio. Los bailarines y la música habían cesado de repente.

- Es una pena que todavía haya gente tan equivocada que crea que Yvonne de Camp está finita. Son los esclavos los que están acabados. ¡Vedlos!. ¡Las reinas, en cambio, somos inmortales!
- ¡Esos esclavos han participado en muchas películas!. Y siempre cumplieron con su cometido a la perfección -increpó un senador jubilado

- Pues esta vez han fallado. Y no pienso que estén demasiado usados- rió acercándose al espontáneo - En cambio el cianuro que contiene ese recipiente del que bebes, espero que tampoco falle ahora. Si en el cine era vino, ahora es veneno
El anciano horrorizado lanzó
la copa contra Yvonne de Camp.
- Ciudadanos, esta es mi
gran fiesta. Y por lo tanto deseo que no cese la música. Quiero que os divirtais. ¡Alegria!
Perfecta en su maldad bailó delante de todos los asistentes a los sones de las flautas reanudadas. Era el momento de restregarle en las narices a Chelo Alonso (donde quiera que estuviese) todo su resentimiento. Es decir, la contorsionista multiforme prorrumpía con el desdoblamiento, el estrujarse, la supercomplexión De Camp. Marca registrada. Colocándose la cabeza en los pies, el brazo derecho retorcido y estirado saliéndole por el culo, la pierna izquierda que ya era brazo en la cabeza que, quiza, ya fuese coño.
Sin embargo cuando iba a ejecutar un autocunilingus a la romana oyó un revuelo que la retornó a la posición standard.
Y allí la vio. A ella y a su protegido Andrés García. Las mi
radas de asco se entrecruzaron con la velocidad que sólo dos víboras zetísimas pueden lanzarse.
- Tu astracanada se ha acabado, De Camp -dijo la Montez

- ¡Tu!. ¡Y él!. Te has metido en una película que sólo me pertenece a mi, como de costumbre
- Por la inflamación de tu
repugnante coño me parece que hoy estás algo vacía en cuanto a esperma. ¿Me equivoco?
- Soldados. Cogedlos a l
os dos
Asi ocurrió.
- Mañana mismo os espera una buena sorpresa en el circo Máximo. Será tu fin, puta. Y el de ese macho bisex que has alquilado. ¡Sacadlos de aqui. La fiesta no pr
osigue hasta el saturday night!

Una tarde bochornosa la del dia siguiente. Las trompetas anunciaron el comienzo de los juegos extraordinarios. Unos juegos que tenían muy pocos tributos: básicamente, Yvonne de
Camp y su venganza. Detrás de Nadiuska encadenada, apareció Andrés. En el centro de la arena el calor era antesala de bailes mortales. Del baile de los buitres. La De Camp en el palco imperial, firme y segura anunció la ceremonia.
- Creo que esto bastará. Es contundente (pausa). ¡Sólo quiero deciros... ADIOSSS!
Y se volvió a sentar, pletórica y susurrando: No me perdería por nada del mundo l
o que va a pasar aqui. Siempre deseé presenciar una humillación de esta envergadura
Los esclavos que condujeron a los protagonistas los obligaban a yacer en la arena. Sus brazos y piernas abiertas. Y con los grilletes introdujéronles enormes clavos para inmovilizarlos totalmente. Había llegado el momento. Unas enormes calderas llenas de mierda, vómitos y puses se disponían a vaciarse
desde lo alto del recinto.
- ¿Qué esperais?. Lanzad toda esa mierda sobre la molicie. ¡Cortad esas cuerdas, he ordenado!
En ese preciso instante, un gladiador semidesnudo que adornaba la espalda de
la De Camp abrió en canal el cuello de la seudo emperadora con una daga. Vinieron los gritos de la muchedumbre. Y los esclavos sublevados desataron a nuestros amigos antes de que las tinajas perdiesen por completo el equilibrio. ¿Era el fin de Yvonne de Camp?.

Ya en el jeep.

- Nos ha faltado muy poco, Nadiuska. Pero lo hemos conseguido
- ¿Qué hemos conseguido, se puede saber? -gruñó ella

- Pues... ya no existe
- No seas iluso. Sólo yo puedo destruirla. Tengo que seguir buscándola. Citarme con ella para el duelo final
Y Andrés atónito y sin entender nada condujo el jeep al aeropuerto.
Ya en casa, Nadiuska presentó a Mike Postigo a Andrés. Debían prepararse para el espectáculo del sábado. Hasta entonces, merecían un descanso.
- Nadiuska, corre. Deja lo que estés haciendo en la cocina y vén. Está saliendo Yvonne de Camp en el telediario de Isabel Tenaille-gritó Andrés
- Asquerosa. -exlamó Nadiuska (por Yvonne, ojo)
- Te está lanzando un ultimatum

- Estoy deseando volver a verla
- Tiene un esparadrapo en la garganta. ¡Qué tía!. ¡Menudo aguante!

- Se va a comer esas palabras, te lo aseguro
- Pero la veo borrosa. Asi... borrosa...

- Exige que el cámara coloque una media en plan flou en los primeros planos.
- Ya... bueno se acabó. Cambio, que empieza...¡Pipi Calzaslargas!
- Va a ser tu fin, De Camp-sentenció la Montez, de nuevo en la cocina mientras rompí
a dos huevos en la sartén.

M. Betanzos 1991



NO SE PIERDAN DENTRO DE DOS LUNES LA EMISION DE LA
PELICULA (inédita en DVD)

NADIUSKA MONTEZ Y SU NIÑO (1975)

No hay comentarios: