13 octubre 2008

EL MUNDO LOCO DE NADIUSKA MONTEZ

NADIUSKA MONTEZ EN UN MUNDO DIFERENTE
Artista exclusiva de Opalo Movies & Lazarov Corporation


FICHA TECNICA

Productor: Valerio Lazarov
Guión: Jorge A. Fantasy
Director: Valerio Lazarov
Música: Antón Gª Abril y Los Albas

Estrenada en el Cine Shangai (Torrijas) el 23 de abril de 1974

Reparto: Nadiuska Montez, Andrés García, Mike Postigo, la Gutierrez. Y la compañía de espectáculos de la Montez.

Calificación en salas: Mayores de 18 años
Valoración de taquilla: Excelente
Valoración de crítica: Nulo

NOTA ACLARATORIA
Todos los personajes de esta película son ficticios. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas es puro morro.


Ya era de noche. Las once exactamente, hora en la que los habituales clientes del local Porno Olé! comenzaban a llegar. Como el club más picante y divertido de Torrijas (Castilla La Nueva) estaba a varios kilómetros, la gente debía de coger el coche y, sobre todo, tomárselo con tiempo. En verdad no saldrían defraudados, pues la dueña y señora del "go gó" era la mismísima Nadiuska Montez. Un nombre que ya de por si significaba calidad y cantidad. Ahora bien, a precios poco razonables.
El espectáculo Estrellas por carambola comenzó con todo un número de magia. Blackwell Ilusiones hizo desaparecer varias carteras del respetable y tardó un par de semanas en devolvérselas al público intactas. Y las chicas Perez comenzaron a bailar los ritmos modernos con prestancia. Tras ellas había llegado un momento muy esperado: la parejita Johnny y Lydia, dos jovencitos en acción, dispuestos a complacer a los torrijenses con su selección de posturas mirame-y-no-me-toques. Era cuando las babas caían sobre las mesas y las frotaciones se entendían como inevitables.
Estrellas por carambola, el espectáculo primavera-verano del Porno Olé! no podía ser más completo. Y el numero cómico de Sinforoso Poroso aburrió la hostia. Tras los silbidos finales el escenario se transmutó negro. El público aguantó entonces la respiración pues volvía lo fuerte. En este caso, nada menos que Nadiuska Montez año 74. La luz nada nítida parpadeaba buscando algún cuerpo que iluminar. Hasta que se detuvo, centrándose en la misma, en la única. Y todos se fijaron en ella.
Vestida de leotardos, felina y con una boa rodeándole el cuello, escurriéndosele por la piel. Maquillada de muerta, con colmillos amenazantes expresaba todo lo que pretendía: dominación. Sus manos, con uñas postizas larguísimas presionaban la respetable funda del animal. Entonces empezó a agitar la cabeza a un lado y a otro, increpando a la víbora para que jugueteara con su cuerpo.
Tras las sombras apareció Dolly Vandal, la nórdica sensible de la compañía que, propinándole un lenguetazo a Nadiuska, comenzó la celebración.
Agarró con fuerza el otro extremo de la boa y esperó las indicaciones de la dueña. Era el momento. La Montez irreprochable aproximó la cabeza viscosa del bicho hacia su coño. Unos segundos de concentración bastaron para que la diva se abriese de par en par disponiendo la entrada tentadora. Con un leve movimiento de ojos, Dolly Vandal ejecutó la misma operación con el otro extremo. No tuvieron que esperar mucho tiempo para que la mascota se insertase en aquellas dos cuevas dilatadas. Eficaces las féminas que cadenciosas movían al unísono los vientres.
Tras un buen rato de excitación nerviosa del público, Nadiuska clavó certera las largas uñas postizas en la piel del penetrador que quedaba a la vista de todos. Igual hizo la nórdica.Unos gritos de asombro y terror dieron paso a fuertes risotadas cuando semejante boa comenzó a deshincharse cual globo fálico.
Un éxito para el número. Sin embargo y debido a los aplausos, Nadiuska no se percató de que una figura entre el gentío lanzaba hacia ella un puñal certero. Fue Dolly que, saltándose el protocolo, parapetó a la Montez dándole un inconsciente abrazo y así enseñándole al puñal su espalda desnuda. Se clavó todo. Se hundió sin problemas.Y la sangre implacable desató entre la concurrencia un paroxismo brutal, de tanta tensión contenida.
Nadiuska asió el cuerpo sin vida de la nórdica durante nada. Pretendía arrancarle el puñal. Mark llegó en seguida.
- He mandado a los chinos que sigan a ese hombre.
- Ayúdame Mark. Le he quitado el puñal. Llevémosla al hospital. Rápido.
- ¿Qué hay en ese puñal?.
- Un papel. Voy al camerino, no te preocupes. Yo estoy bien.
Nadiuska se sentó en la mesa del espejo. Nerviosa desenvolvió el papel. Y leyó:
" Es tu fín, Nadiuska Montez.
Yvonne de Camp reinará en Castilla la Nueva"
- Ella, claro. De nuevo esa puta. Pero no conseguirá lo que se propone. Va a volver al foso de la podredumbre. En el mundo del putiartisteo no caben dos.
Y ya firme y segura, clavó el puñal en la pared.

- Dolly está en en la ambulancia. Creo que aún respira.
- Mark, Mark...
- ¿Estás bien, querida?.
- Si. Estoy mejor. Intentó matarme. Ese puñal iba para mí.
- Pero ¿quién...?.
- De Camp, otra vez. La De Camp ha regresado de su destierro en Andorra.
- ¿Qué vas a hacer?.
- Voy a salir. Tengo que ir a ese lugar.
- Voy contigo.
- Tu eres el propietario de este club. Debes de estar aqui por lo que pueda pasar. Yo enseguida volveré. Espérame en la cama.
Y cogiendo un abrigo de pieles falso de listas negras y blancas en horizontal salió de un Porno Olé! silencioso y vacío.

Eran las dos de la madrugada cuando llegó a Cueros's López, un antro inmundo con muchos bigotes y puro cuero. En el escenario todo un Andrés García con atuendo dominator penetraba a dos tiernos corderillos de doce años. Fantástico sex symbol del cine azteca. Nadiuska no ignoró el show pero su objetivo era hablar con La Gutierrez, a la que ya había divisado. Era ésta una enclenque locaza, adoradora de la bisutería, los perjúmenes apestosos y los cueros llenos de músculos (por lo tanto, era una vulgar tomfinlandesa). Su único cometido en Cuero's Lopez era el de hacer imitaciones de Mari Trini. Pero lo verdaderamente importante para la Montez era que aquella maricona era hermana de Yvonne de Camp.
- Queridaaa, cuánto tiempo sin veeeeerte.
- Sin embargo, tú siempre estás aqui, Guti.
. Claaaaro. Tengo que gaaaa-aaanrme el pan. Yo no soy taaaan diva como tu tú-tu-ru-rú. Toooda una institución freeente a mí.
- Quiero que me digas donde está tu hermana.
- ¿Quién, la Cagona?.
- No. Tu sabes bien de quien hablo.
- Yaaaa. De Yvv-oooone. La verdad es que la última vez que me escribió yo estaba faataaaal. Había perdido mucha sangre y no estaba para draaaamas carcelarios. ¿Tu sabeees cómo me desgarró Burrrrt Lancaster el día que vino al looocal?. Arggg.
Nadiuska comenzó a tocarle el culo con fruicción y volvió a insistir.
- No tengo mucho tiempo. Creo que deberías desembuchar ya.
- Y yo te diiiiiigo que... no sé nada. No me importa. Y te rogaría que quitases el dedo de ahí que me vas a llevar toda la creeeeema.
- Veo que Andrés García se encuentra bien en este antro.
- Es muy completo. Ha comenzado esta semana. Nos trae de cabeza. Mi fichera me llamaaaaaa.
- Segura que ya te lo has tirado.
- Qué mas quisieeera YO. Pero se debe a su manager.
- Ya. ¿Qué te parece si hablo con ese manager y esta noche te calienta ese Jorge Mistral las posaderas?.
- En serio, ¿QUE ME ESTAS DICIENDO?.
- Piénsalo rápido. Lo único que quiero es que me digas dónde está tu hermana.
- Bueeeeeno, podría decirte... pero... la verdad es que no sé decir la verdad.
- ¡Maldita loca!.
Y estirando el brazo acercó a los ojos de La Guti el anillo magnético del Doctor Cebollo (publicitado en Pronto). Tras concentrarse la portadora, salieron del anillo unas ondas que hipnotizaron a la Guti.
- Habla, coño.
- Está en los estuuuuudios Cinecittá. Pretende compraaaarlos y quedarse con todos los gladiadores simiescos venidos de Estados Unidos.
- Maldita sea. Y mandó algún esbirro para matarme. No pierde el tiempo...
- Sá...sá...sácame de esta psicodelia, por favor. Es peor que el porro...
Nadiuska necesitaba reflexionar. Yvonne en Roma y Andrés García cerca de ella. Le apremiaba un especímen fuerte como él para que la ayudase.
- Todo a su tiempo. No debo dejar escapar a este macho (pensó para sus adentros).

Cuando Cuero's López cerró, Nadiuska aguardaba en la esquina de la calle a que saliera su presa.Salían demasiados maricas disfrazados de guardia urbano (la moda del momento). Mr. García no se veía por ningún lado. Tras dos horas apoyada en una farola pudo ver como La Guti gritaba a alguien desde afuera. Y ese alguien propinaba un empujón tal a la seudo Mari Trini que la mandó en una décima de segundo a un charco que la esperaba a quinientos metros. Ese alguien era el que hacía brillarle los ojazos a la Montez. Era el azteca.
Salió del escondrijo y se acercó.
- Hola.
-¿Y tú quién eres?.
- Una que te conoce y que le interesaría hacer un trato contigo.
- ¿Un trío?.
- De momento puedo... excitar tu curiosidad.
- Y ¿adonde vamos?.
- Tu vén.
Se alejaron de Cuero's López mientras La Guti levantándose tambaleante los miraba asqueada.
- ¡SOIS UNAS VICIOOOOSAS. UNAS PE-PE-PEEERRAS VICIOSASSS!.

Llegaron pasadas las cinco de la mañana al Porno Olé!. Nadiuska comprobó que Mark estaba dormido encima de la Conchi.
- Ven. Aqui estaremos mejor.
- ¿Todo esto es tuyo?.
-Si. Todo. Soy la mítica Montez in living.
- Pero, es que yo...
- Si. Tu eres un semental. Una fábrica de leche con patas.
Nadiuska lo besó con suavidad para ir aumentando paulatinamente la temperatura interna del varón.
- ¿Qué es lo que quieres de mí, Nadiuska?.
- Después hablaremos de negocios. Fíjate en esto.
Un enorme vibrador erecto aparecía por entre sus piernas. Era muy importante que supiera controlar la situación esa primera vez. Ya en la cama todo funcionó. A base de analidades y caricias. A su vez la Montez descubrió un miembro de once preciosos centímetros. Un miembro de azteca que debía retener toda la noche. Sólo las plantas los observaban. Quizá demasiadas.

Iba amaneciendo. Había por lo tanto que hablar de negocios.
- Es extraño. No consigo recordar nada de lo que pasó -dijo Andrés.
- No importa. ¿O si?. Lo importante es que hayamos quedado con una sensación global positiva. Y relajante.
- Si. Eso si. Nunca pensé que con una mujer pudiera sentirme tan bien. ¿No probaríamos drogas?-dudó el hombretón.
- No, no. Hay muchas cosas que quiero que conozcas de mí. Te necesito.
- ¿Para qué?.
- Quiero hacer un viaje. Un viaje a Italia. Y quiero que vengas conmigo.
- ¿Con qué fines?.
- Andres. He visto todas tus películas. Eres un latino mozo. Y tanto tu como yo tenemos la fuerza innata de la pasión y el sexo. Las únicas armas con las que podemos combatir a un enemigo común. Me refiero a esa fulana que responde al funesto seudónimo de Yvonne de Camp.
- ¿Yvonne de Camp?.
- Si. ¿La conoces?.
- Cómo no la voy a conocer. Ella es mi mánager. La persona que me utilizó en Acapulco. La que me engatusó con sus cheques y sus camisetas color lila. Una vulgar... ¿cómo dicen aqui...?.
- Calienta braguetas.
- Si.
Nadiuska no cabía de gozo ante lo que estaba oyendo.
- Entonces, ¿aceptas mi idea?.
- Creo que deberíamos ir presto.
Ella lo besó y ambos se fundieron en un profundo abrazo.
- Voy a ducharme, Nadiuska.
- De acuerdo. Después quiero enseñarte un poster tuyo que guardo del Andele Magazine.
- Está bien. ¿Y esto?.
- ¿Qué?.
- ¿Qué hacen aqui todas estas plantas?.
- Bueno. Yo soy una fanática de las plantas. Soy suscriptora de "El jardín del padre Mundina". No te digo más...
- Y ¿hemos estado toda la noche encerrados con ellas?. Hemos podido haber muerto.
- Andrés, por favor. Las sulfataron en la floristeria.
- En fín. El anhidrido carbónico es malísimo para los conductos respiratorios.

Y Andrés se metió en el baño. Nadiuska se desperezó feliz, orgullosa. Pronto estarían en Cinecittá. Tenían que impedir que el poder de Yvonne de Camp se propagara por el mundo entero. La Montez se acercó a las plantas. Las observó y cogió un frasquito con agua. Regó un geranio mientras oía el chapoteo de la ducha. Pero su intuición detectó algo raro. Contó los tiestos y cuando se percató de la presencia de una más fue demasiado tarde. Una carnívora estaba enguyendo su bata. Una fuerza descomunal tiraba de ella hacia el interior de aquella vaina cuya boca se disponía a tragarla enterita.
- So...so...co...rrro...
Era inútil. Andrés no oía. Estaba demasiado concentrado enjabonándose los huevos mientras entonaba el Guadalajara a la manera de Elvis. Aquella planta estaba procediendo ya a devorar las tetas de nuestra heroína.
- So..co..rroooo...

M. Betanzos 1991


NO SE PIERDAN EL PROXIMO LUNES LA EMISION DE LA PELICULA (no editada en DVD)

NADIUSKA MONTEZ Y LOS GLADIADORES SEMIDESNUDOS (1974)

1 comentario:

filomeno2006 dijo...

Andrés García, con físico de mocetón gallego, tipo Francisco Martínez Celeiro o Adolfo Celi (de joven)