19 septiembre 2008

SEMANA ESPECIAL "Album de fotos de INFANCIAS VERDES" (5)


5. ENCUENTROS CON LAS LETRAS



Simpática estampa de little Maciste que me viene como anillo (de brillantes) al dedo para abrir y cerrar el capítulo de hoy. Primeros tebeos y/o panfletos políticos que me hacían soñar.




Curiosas evoluciones en materia de lecturas (todas exageradamente ilustradas) que fueron construyendo mi particular universo novelístico durante la infancia y pre adolescencia.

1. El manual de Patomas. Uno de los tesoros que guardo con mayor aprecio, en tanto que este personaje tan pinturero, creación seventies de la factoría Disney mezclada con el mito del Zorro de toda la vida, fue uno de los ídolos más potentes que tuve por aquellos años.



Indicios de cultura
2 a) Versión ilustrada de la célebre serie francesa de animación-divulgativa. Conservo sus trece números como oro en paño. Más que ningún libro del colegio, fueron estos simpáticos personajes los que consiguieron, de forma entre naif y chauvinista, que forjara un esquema mental en cuanto a épocas y períodos del pasado de la humanidad. Y todo sin necesidad de diálogos, de bocadillos dentro de sus viñetas. Si no recurriendo a las entrañables aleluyas, al estilo de un Harold Foster para su Prince Valiant (salvando las distancias, claro está).




2. b) Digest dickensiano. Maravillosa iniciativa de la Bruguera de acercar a los crios la literatura popular de otros siglos. Espléndido juguete de papel para niños llorones, masocas en ciernes.



3. El poderío de la fotonovela. Con el porno hemos topado. Un salto en el tiempo, si (principios de los ochenta). Pero las cochinadas ya me afectaron muy pronto. Este espanto francés hoy en dia tiene un pequeño culto en Internet (como su máxima estrella, el étalon Karl Forest). A finales de los ochenta, tambien me atreví yo, con la ayuda de los amigos de clase, a hacer (y protagonizar) una fotonovela más o menos similar (o sea, de corte erótico-fantástico).



Primeras escrituras (dime lo que lees y te diré cómo escribes)

1. No. No se trata de la reproducción de un códice calixtino. Aunque de alguna forma nos hallemos con un incunable de otro siglo. A la izquierda, así empezaba El reinado del capitán América (circa 1976), proyecto inacabado de novelucha pulp. A la derecha, la página cuadriculada que abría SOS Submarino hundido (circa 1979), ésta si rematada, firmada y sellada comme il faut.



2. Un par de portadas para mi primer proyecto de novela-río. Que se llamaba Sagas (1980), y constaba de más de trescientas páginas de desatinos (aunque repasando ahora viejos seriales cinematográficos de la Republic y la Columbia me doy cuenta que no andaba yo muy alejado en sentido de la trepidación e inverosimilitud de aquellos).
Graciosos los dos rombos. Cutrones (acorde al contenido del interior) los dibujos que crearon para la ocasión los ilustradores Carlos y Héctor. A reparar en la firma del autor (J.R.Portela), mi primer seudónimo como pulp-ista.




3. Y otro par. A la izquierda: la inmortal libreta morada que contenía dos de mis hits de 1981. Y a la derecha: la portada ilustrada de Los elegidos (1982), nueva incursión del autor en el género del terror nerd.



El periódico de un único número Crónica mundial fue una imposición del profesor de literatura. O sea, mi primera creación de encargo (1981-82). Por un breve período, la clase parecía la oficina del señor Lou Grant. Yo pasé de aliarme con diez, como el resto de mis compañeros hicieron. Tenía muy claro lo que quería. Con un ilustrador de confianza (Héctor) y mi talento periodístico me bastaba. Quedó una mixtura imposible de El caso, el Pronto, el ¡Hola! y el Fotogramas. Un "quiero y no puedo" a base de recorta, copia y pega verdaderamente insoportable.


Little Maciste no para de instruirse.

* Y ustedes también lo pueden hacer si (re) leen capítulos referentes a todo esto en los siguientes links:

INFANCIAS VERDES. Capítulo décimo
INFANCIAS VERDES. Capítulo vigésimo segundo
INFANCIAS VERDES. Capítulo vigésimo sexto
INFANCIAS VERDES. Capítulo trigésimo segundo
INFANCIAS VERDES. Capítulo trigésimo cuarto
INFANCIAS VERDES. Capítulo trigésimo séptimo
INFANCIAS VERDES. Capítulo trigésimo noveno


continuará mañana con...
AUNTIE LOUISE