15 septiembre 2008

SEMANA ESPECIAL "Album de fotos de INFANCIAS VERDES" (1)

Antes una explicación

Ahora que se agota este segundo ciclo del blog, pensé que no estaría mal acabar en la línea de como lo empezamos (allá en junio del año pasado). O sea, volviendo a mis memorias de niñez, y con ese complemento tan básico que es recuperar instantáneas de esos tiempos, idos para siempre. El proceso de selección ha sido muy laborioso, dado el ingente material del que dispongo. Tal ejercicio me ha llenado de nostalgia, de melancolía, de mucha emoción.
Recuerdo que en INFANCIAS VERDES se aderezaban los capítulos con imágenes alusivas pero que nunca correspondían con la realidad (o la aparente realidad) que deseaba narrar. Aquel niño que encontré en el Google y que posteé podía haber sido perfectamente yo... O aquel otro, ese amigo que compartió conmigo tantas horas de juegos y/o pitanzas... Y esos padres o tíos que en mi afán de darles un rostro y no el suyo auténtico hube de recurrir a los mitos del cine que más creí que se les podrían parecer. Con las posibilidades del escaneo, artefacto de reciente compra, ya no existen barreras ni búsquedas de impersonators. Quedaría subsanado el problema. Aunque de manera paradójica se me presenta otro bien distinto. Y que atañiría a la percepción subjetiva que han ido creando los lectores en torno a mi entidad física. Como sea que esta sucesión de fotografías abarca sólo el período que llega hasta los trece años podré, de momento, seguir ocultándome en un anonimato con la seguridad de que me preservarán de cuanta imágen errónea o ajustada hayan venido haciéndose de un servidor. Los cuerpos cambian tanto...

Para ilustrar esta semana bloguera, he optado por la división del material en temáticas o personajes. De antemano, agradezco vuestra fidelidad con FANTASIA MONGO, confiando en que sepais perdonar no ya sólo lo mal recortadas que están algunas fotos, por no hablar de ciertos sepias virados al amarillo hepático ( las excelencias del Photoshop arreglarían tantos defectos en un pis pas... si yo fuera un titulado en cursos informáticos) sino lo, a lo mejor, excesivo de la selección (habría que puntualizar que yo no soy una celebridad: ni me llamo Titus ni mi padre fue un pintor holandés del XVII, ni yo fui el niño de los bucles de los Ambersons ni me amamantó ninguna nodriza de Alfonso XIII) y que sólo se comprende desde mi tendencia a la desmesura, lo narcisista y lo barroco (pero esto es algo que ya saben mis habituales). Para el resto, procuraré solucionarlo con unas pizcas de humor hecho comentarios "a pie de..." en la línea que me caracteriza.


1. ARRORRO, SLEEP MY BABY



Este fui yo. Primera foto de estudio. 1971, aproximadamente. Reparen en esa ancha frente, tan marlonbrandesca. Busquen fotos de niñez del actor y verán que guardé en algún momento de mi vida un cierto parecido con él.



Y primeros exteriores



Una de mis fotos favoritas. Corresponde a los carnavales de 1972. Mi tía Luisa se había encargado de todo. La confección del traje de arlequín, el maquillaje... Y, otra vez, ese irresistible (al menos, un pedófilo extremo debería sentirse alterado ante ello) parecido con el Brando niñín (aqui estoy con ese rabillo del ojo pintado un poco Casa de té de la luna de agosto, no es por rien).



Mi primer lecho de rosas. Con mis primeros amigos... (para maliciosos: no incluiría entre estos al chupete, pues rechazaba todos. Los detestaba). Ese osito del que, al parecer, era inseparable. De eso no me acuerdo. Sin embargo, juro que conservo en mi memoria (muy borrosa, claro) la imagen de mi mismo en esa cuna. Y la dulce música salida de ese corazón, los barrotes de hierro que me impedían caer...




Hora del baño. Tenía meses. Parece mentira que cupiera en ese tina que hasta hace bien poco he venido utilizando para colocar los platos lavados.




Y el primer integral. Con ese par de huevazos que ya me gustarían ahora. Y gritaba, seguro que porque malinterpreté el momento... Joer... ahora, que me siento como Jesulín a nivel testicular por un puto encontronazo erótico con un mastuerzo adicto a las agarradas brutescas, añoro aquellos poderíos de antaño. Si es que es una parte muy delicada.
Aunque el calendario marque 1968, ya estábamos en 1970. Y quien procedía a la higienización de Maciste era mi real madre. Pero a ella mejor será dedicarle más tiempo mañana.


continuará mañana con...
FATHER AND MOTHER REUNION

3 comentarios:

filomeno2006 dijo...

Tienes frente despejada de hombre inteligente (al estilo de Marlon Brando, sobre todo en "El rostro impenetrable")

maciste II dijo...

Ahí, despejada. Mejor que ancha. Ahora debo ser o sabio o faraón porque casi estoy como Yul Brynner.

Louella dijo...

Marvelous! Marvelous! MARVELOUS!