15 mayo 2007

PAGINAS CENTRALES

ESPECIAL PRIMAVERA AL SOL (Les roseaux sauvages)


3 comentarios:

el zurdo dijo...

Lo que más me gusta de la película es la escena de dormitorio en que el joven pied noir le dice al inexperto prota que, si quiere tomate, ahí está él. Rompe bastante el tópico gauchista de que la derecha está llena de armarios y represiones en materia íntima cuando (ahí también los romans de Patrick Modiano o las biografías de Pound, Celine, Vita Saville-West -troquel amoroso sobre el que la Woolf construyó su Orlando y también hitleriana perdida-, Tamara de Lempicka, Dalí, González Ruano, Neville y su Conchita, etc) el libertinaje siempre ha estado más cerca del anarcofeudalismo conservador que del militantismo izquierdista.
Aparte, el otro foco de atención del film fue la dentona Elodie y su compleja relación con los dos jóvenes, que daría pie a mi canción homónima publicada en 2002, cuya letra adjunto para deleite de lectores y lectoras:

UN TELON DE ACERO RASGA NUESTRO CORAZON:
LOS FANTASMAS Y LOS MUERTOS NOS DICEN QUE NO
ES POSIBLE EL AMOR
ENTRE TU Y YO
PORQUE HAY UNA GUERRA
NO LEJOS DE AQUI,
ESCUCHA EL TRANSISTOR.

EN LA ESQUINA MAS REMOTA DE LA SOLEDAD
TU HOCIQUITO SONROSADO ME LLEGA A ALIVIAR
LA PRESION DE LOS DIAS,
EL CIELO GRIS,
EL CONFLICTO QUE LLUEVE
SIN ESCAMPAR
AHOGANDO NUESTRO AMOR.

MARIONETAS DE OTROS,
PEONES DE AJEDREZ,
ROMPAMOS LAS REGLAS,
SEAMOS LA REINA Y EL REY,
VIVAMOS NUESTRA LEY.

LA SONRISA DEL SUICIDA ES LA BENDICION:
SUS ULTIMAS VOLUNTADES SELLAN NUESTRA UNION.
NUESTRAS DOS BARRICADAS
SE VAN A UNIR
CONTRA VIENTO Y MAREA
PARA ALUMBRAR
OTRA REVOLUCION.

NO PODEMOS CONSENTIR QUE NOS ENGAÑEN MAS:
AHORA SI, DE VERAS, ES CUESTION DE GRAVEDAD.
CON TU RABIA Y MI RABIA
Y ALGO DE FE
POR LA CALLE DE ENMEDIO
IREMOS BIEN
MANEJANDO EL TIMON.

HEROES POR UN DIA
FRENTE AL HORROR
QUE SE HACE RUTINA:
LAS PIEZAS, CONTRA EL JUGADOR
Y QUE GANE EL MEJOR.

maciste II dijo...

Deseaba esa letra, con ansias.

Ese pied noir aportaría el toque exótico en una película que influiría en la futura carrera de Gael Morel (el muchacho más inquieto artisticamente del reparto: no olvidemos al dumbo machito, inseparable del rubio y posterior realizador), carrera insulsa en sus toques de modernez queer a la parisina (pero benditas si las comparamos con los Albadalejos y demás chuequeros de aquí),repletas de okupas argelinos y skins de fotonovela que lo alejarían por completo de la sensibilidad de su mentor Techiné para acercarlo a los porneríos (sin lo explícito) de un Cadinot (ya mentado por mí en otros posts y comentarios), muy aficionado éste a filmar a los inmigrantes con fondos de retratos de Marx y Engels.

Secuencia trempante, sin duda la que acaba de destacar.Mi erotismo visual favorito es aquel en el que acompaña a la erección unas buenas lágrimas de arrobo y ternura.

No sabía nada del liberalismo sexual del sagrado matrimonio Neville-Montes. Si quiere puede explicar... ¿Acaso Neville participaba en La Gran Comilona, o algo así?

el zurdo dijo...

En breve, en la actualización de mi web, reconstruyendo una página hasta hace poco medio desecha en Tripod/Lycos y dedicada a mis artículos más anómalos en ABC, podrá degustar (en clave) las perversiones erótico/gastrónomas de la pareja.
Y, por mi gran querencia por Neville y el tilín que me hizo la Montes hasta (incluso) su decrepitud en TRISTEZA DE AMOR, no digo más.
Ya sabe que la procacidad y el regodeo en lo explícito no es lo mío: prefiero la metáfora y la elipsis (que, por otra parte, siempre he considerado más excitante por aquello de abundar en "ese algo misterioso").