14 mayo 2007

GRAN SEMANA DE LA LIQUIDACION EN VIDEOCLUB MONGO (0)

Semana especial en el blog. El Videoclub Mongo nació hace tiempo con la intención de satisfacer a los cinéfagos más pirados del contorno. Al principio pocos fueron los que tuvieron el valor de atravesar el umbral del establecimiento (la ruinosa zona donde se ubicó, el espantoso reclamo efectuado en la prensa, por no hablar del cartelito luminoso que corona por encima de los voladizos del edificio ayudarían lo suyo). En cambio, el boca a boca resultó a la larga, como suele pasar, muy efectivo y he llegado a hacerles tarjetas de socios a alrededor de doscientas infrapersonas. No son muchas, pero lo importante es que entre todas hemos podido darle un ambiente realmente curioso al Videoclub, pues somos como una familia atípica a las que nos une un amor enfermizo por el material Zetista más estrambótico del planeta.
Llegado este instante, en el que el blog apura sus últimos post de vida, me veo también obligado a cerrar las puertas del negocio. Una lástima pero mejor así: en verano además siempre bajan los alquileres de cintas. Y como me niego a reconvertirlo en un ciber ocio pongo a disposición de mis clientes (y ahora, tambien lectores) una pequeña parte (pero muy representativa) de ese material infumable. El resto me lo guardo yo. Al no garantizar que los productos estén en un perfecto estado los he rebajado de precio hasta el punto de que son enteramente gratuitos. El primero que llegue se los lleva.
En este gran cajón aparecen las locas firmas de Herschell Gordon Lewis, los hermanos Kuchar, terror y splatter, sexploitation y nude movies, enanos y robots, tetonas y pollancos, disparates de ayer y de hoy sin mayor orden cronológico que el sacar al azar día tras día y a la misma hora (durante toda esta semana) un mazo de cintas y airearlas en blog.
Ahora ya sólo me resta dar por abierto el local con carácter de liquidación. Que ustedes tengan una buena caza, que diría el golpista de Cocodrilo Rec.