14 enero 2007

DIALOGOS DE CARMELITAS

Hoy... Descalzas en las Rebajas de El Corte Inglés

Carmelita A.:
Uno, dos, tres...¡ahoraaaaa!
Carmelita B.:¡Al ataqueeeee, cuidado no te sueltes!
C.A:
No te sueltes tú, tía.
C.B: Me arañaaaas, ay... no vamos a llegar a la puerta, te digo yo que los días catorce son los peores...
C.A: Por lo menos estoy palpando yo mucha carne de maruja otoñal, y eso es importante también... Digamos que estos eventos vienen cargados de múltiples oportunidades.
C.B:
Aaaay, el bache.... ya no te veo....
C.A: ¡Aqui, Carmelita. Aquí, detrás de la peruana de la trenza hasta el culo!.
C.B: Yo desisto. Me abandono al marasmo. Me vienen sensaciones de antaño en las manis de la UGT.
C.A: ¿No me vés?. Aquí, pegadita al pobre de la puerta.
C.B: ¡Carmelita, por Versace, espérameee!. Que creo que me he roto un omóplato.
C.A: Apuura, siempre te quedará otro. Un impulso, que ya estás...
C.B: Aúpa... Ay, qué dolores internos... ¿Estás bien?. Esto es de Dr. Zhivago. Carajo con la guarra que me dio el pisotón. Y ahora ¿qué?.
C.A: Primero, respira hondo. Hazte a la idea de que estamos en un sitio impresionante. El Corte Inglés, nada menos.
C.B: Tiemblo de emoción. Hace años que no piso unas baldosas tan relucientes. Desde que me compré la última peluca en Saldos Arias no había vuelto a un establecimiento de tal calibre. Hasta tendrán parking.
C.A: De tres plantas hacia abajo.
C.B: Imagínate que al siesgo terrorismo se le da por actuar. Porque estos son como niños, de imprevisibles.
C.A: Siempre habrá algún sudaca que pague el pato. No vayas a pensar en nada de eso, bastante jaleo tenemos ya. Vayamos hacia el tumulto de allí.
C.B: Parece que están todas abrevando. ¿Vas a tirar la bomba fétida?.
C.A: Voy a tirar toda la caja. Y si no surte efecto, me pongo a cagar allí mismo.
C.B: Ten cuidado que están los de seguridad ojo avizor. Cógeme de la mano.
C.A: Uno, dos, tres...¡ahoraaaa!.
C.B: ¡Al ataqueeeee!.
C.A: Muerde, Carmelita. Muerdee.
C.B: Son miles. Y vienen sin los maridos.
C.A: Se han vuelto locas. Están obnubiladas. Ahora cuidado, que ya he tirado los huevos podridos...
C.B: Nauseabundo. Pero ellas ni se inmutan.
C.A: Creerán que se trata de algún artículo tarado.
C.B: Taradas son ellas. ¿Vislumbras algo interesante en el enorme cajón?.
C.A: Brazos preciosos. Parece que ahí brilla algo. Aúpame... Aaaaay...
potopofff

C.B: ¿Has caído del todo en el fondo?. Oigg, por dios. Carmelita... Está siendo desnudada por la vorágine... ¡Segurity, segurity...Hagan algo... Mi amiga está sufriendo un ataque canibal en la zona cero!.
C.A: Te dije que me ayudaras...
C.B: Menos mal que has podido salir de ahí....¿Hay mucha profundidad?.
C.A: No tanta... ¿Sabes quién estaba dando unas brazadas?. Creo que me vio...¡la condesa de Bonhome!.
C.B: ¡Imposibleee, ella en las Rebajas!.
C.A: Joder tía, no me grites. Que me vas a dejar sorda. Son las Rebajas de El Corte Inglés. ¿No te das cuenta?.
C.B: Pareces nerviosa...
C.A: Mira...
C.B: ¿Le has quitado el anillo a la Condesa?.
C.A: El famoso Serranillo. Mira que rubí... parece un cubito de hielo... Casi no puedo ni levantar la mano...
C.B: ¿Y esto no pitará a la salida?.
C.A: ¡Qué va a pitar!. Esto sólo canta cuando vaya al Bingo de la Asociación.
C.B: Pues tu ya estás bien servida. Ahora déjame mirar a mi. Cuéntame algún truco.
C.A: Te aconsejo que le quites cuanto antes la estola de martas cibelinas. Andaba una rastrera tirando de ella.
C.B: ¿Pero qué hay en ese cajón aparte de la condesa?. ¿Cómo has visto a la condesa, la condesa está triste?.
C.A: Basicamente sólo hay mierda, tía. Hasta me parece que me corté un poco con una lata de callos medio vacía.
C.B:
Yo lo que quisiera era un elegante traje cóctel, interpretado en brocado Duchesse plateado sobre fondo azul marino, a poder ser. O bien la casaca que tenían hace días de estilo clásico, modelo Lili Palmer.
C.A: Cae de la burra, bonita. Aquí lo más glamouroso que hay es el fondo de armario que se colocó hoy la vieja. Yo te espero en los probadores, acabo de ver a Hildegarda Kruschev que va hacia allí con un tanga de cuero rojo. Esto hay que gozarlo...
C.B: No, espera. Que ya palpo algo. Parece que he pillado una diadema...uyy, ¡y cuántas perlas debe tener... cuatro, cinco...doce, trece...!. Ay, ay, ay. Qué ya la tengo, que ya es mía...
C.A: Saca el brazo ya, joder. ¿Qué has cogido?.
C.B y C.A: Ahrrrggg. ¡LA DENTADURA POSTIZA DE MISS BONHOME!!.
C.A: Suéltala ya. Que vienen los Geos. Hay que largarse.
C.B: Si. Tienes razón. Atrás dejamos un espectáculo dantesco.
C.A: Nunca se justificaría mejor un ataque de la banda armada. Mismo como aquel que rememoramos antes con nostalgia, el que efectuaron sobre el parking terminal.
C.B:
Voy a hacer mi contribución. ¡Ahí lanzo estos estrallantes que compré esta mañana en el "Chino" Liang Shan Po.
ratatatatatatatatatatatatatatatatatatatata
C.A:
¡A correr cual prófugas de la justicia!. Cómo brilla mi mano, la hostia.
C.B: Brilla chipén.

continuará