24 enero 2007

CASO CLINICO EN LA CLINICA

Era una divertida película de Jerry Lewis y como título para un post enfermito queda muy bien. Mi estado actual es el típico de después de un catarro. El que me pilló durante toda la semana pasada. A mi parecer, estoy doblemente afectado. Pues aparte de lo del virusín habría que añadirle el contenido intenso de Fantasía Mongo con mis memorias del retrete. Si. Uno queda vacío después de tanto striptease confesional. Aparte que aún no sé cómo pude escribir tanto, estando tan chungo. Me da que la creatividad, o por lo menos, la disciplina del tecleteo en esos momentos se acciona para obrar con fines terapeuticos. Evade del mal principal. Y, aún así, siempre quedas insatisfecho pues has dejado tantas anécdotas divertidas en la carpeta de recuerdos... Tantos personajes pintorescos... Aves diurnas, ojo. Las nocturnas, que no conozco, supongo que serán otras y, a lo mejor, muy diferentes. Incluso por el día, de un sitio a otro variarían. Pues la cuestión fue el hábitat de retrete y no otros lugares de esparcimiento que, quizá en un futuro, tengan cabida en este mismo sitio de la red.
Pues muy bien. Seguimos estornudando. Ahora es mi madre la que ha caído. Es un simple constipado que le ha subido un poco la fiebre pero que me preocupa dada su edad y su estado físico. Hay que prestarle más atención de lo habitual y llenarla de cuidados. Iba a venir esta semana una peluquera a arreglarla en casa (por primera vez) y pospuse la cita para la semana que viene. Confio en que ya estará mejor. De hecho hoy por la mañana ya no se la notaba tan chuchurría como estuvo ayer.
En Internet he descubierto muy tarde la web de mi admirado David ex Glamour (en realidad David Farrán de Mora) sobre fetichismo gay a la española. Pinkterror.com se llama. Me impactaron sus imágenes, perversas y a la vez descacharrantes, muy al estilo de sus colaboraciones en aquel Mondo Brutto legendario de sus inicios. Bakalas, skinheads, el culto al chandal y las zapas, obreros a pie de obra, rasurados de españolazos en barberías castizas, cacheos a moros... uhmm, verdaderamente sugerente e indignante en los tiempos que corren. Terrorismo rosa made in Spain que dejaría a mi adorada productora Triga Films a la altura de las aventuras de Winnie Pooh.
Algo que consiguió levantarme el ánimo en estados febriles. Y aquí seguimos: sabiendo vivir y de fondo Torre Iglesias Superstar. Buenos dias.