31 diciembre 2006

SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"

8. El blog, el ordenador, el router, la conexión, aquel técnico, la madre que parió a MICROSOFT...


Ay, que hoy se acaba el año... ¿Qué estais haciendo?. No, no me lo digais. Está claro que si me dejais algún comentario la policia puede cerrar más el círculo. Acabaríamos todos en chirona. Ya sé que no comentais porque temeis terminar implicados en una red típica de asaltacunas andantes. Haceis bien.Yo total sé de qué vais, sois buenísimas personas, os encanta la Navidad, comprar y gastar, salir en Fin de Año, et al.
Además pienso que este Fantasía está muy bien como está. Lo encuentro en perfecta forma después de casi mil cien posts. Que no cien mil, ojo. No te vayas a pensar. Y a pesar de que goza de una etapa tan dulce sin 1 COMMENTS ni nada, debo agradecer de manera retardada a un tal GLORIA (adicto a Laughton) que me dejó hace unas semanas sus recuerdos de un Viaggio a Italia y de una Locura de amor. Pues bienvenido tú también.
No sabría por donde empezar a hacer balance de esta bitácora. He escrito tanto, asi tengo las teclas todas borradas... Hombre si, los especiales: La pasión según Betanzos y la Semana del amor yo creo que ya son clásicos en la red. Luego las Historias del destape de Gilda Love, fenomenales, ¿no?. Y el diario de agosto del pobrecito Maricón Martinez (que sigue en chirona), o la semana del coleccionismo y los dos grandes especiales dedicados a Radio 3... Y las cuarenta seccciones habituales siempre las hice con mucho respeto y enorme voluntad de elaboración. Luego el material fotográfico, inmejorables mis robos (hablando de robos...¿os falla la Mula?, a mi me hace cosas rarísimas aunque aún la puedo cargar, pero sé de alguno que le está dando las boqueadas...)... Las novelizaciones no me digais que no enganchaban (que si Bell'aspetto, que si La Zorra de Madrid...). Para que luego se diga que este blog sólo es de cine y ojetes. Hubo mucho contenido. Y habrá, si no me petas el disco duro... Aunque da igual, yo voy al técnico y me lo arregla gratis, que para algo me dura la garantía... Bueno, en abril ¡qué susto!. Fue un virusazo, que es que me dejó noqueado. Luego, solucionado el problema, no encontraron mi contraseña en Blogger y tuve que hacer esta segunda parte... ¿No te acuerdas?. Ah, que llegaste tarde... Pues si, pero yo tengo la paciencia del Santo Job. Y como buen Don erre que erre venga a editar, venga al mismo rollo de esto y lo otro, historias de otras épocas que sólo me interesan a mi, pero qué bonito legado dejo en la red... En verano te digo era terrible escribir... con el calor, las llamas de fuego que se veían por esta ventana... Maciste no podía dejar de publicar ni un segundo... Y en septiembre otra vez al taller. El Nero no furrulaba. Tenía ...ya no me acuerdo, luego no entraban los discos en la disquera porque acumulaban objetos mugrosos. Se solucionó. Todo se soluciona en esta vida.
Estoy contentísimo con Fantasía. Yo quiero seguir. Tengo tantas ideas... Por lo menos hasta mayo (sino me mandas el virus, claro) yo tengo proyectos. Cuenta conmigo. Pero tu no comentes, que el comisario Matutes hila muy fino. Bueno, si es para insultar si, porque eso me hace siempre mucha ilusión y engrandece el blog.
¿Esta noche vas a salir?.
DIALOGOS DE CARMELITAS

Hoy... Descalzas frente a la música


Carmelita B:
Suspiro.
Carmelita A: ¿Con quién hablaste por teléfono tanto rato?.
C.B: Me acaban de hacer una encuesta.
C.A: ¿Ay, si?. ¿Y sobre qué versaba el tema?
C.B: Bueno, lo típico. El 2006. Me sometieron a un cuestionario extensísimo. Yo estaba confundiendo años todo el rato, menos mal que la encuestatriz no se daba cuenta de nada.
C.A: Sería colombiana. Para ellas el tiempo se ha detenido en Hernán Cortés.
C. B: No, era muy maja. Pero yo qué sé... Cuando me preguntó cuál había sido el acontecimiento más importante...
C.A: ¿Tu qué le dijiste?.
C.B: El cambio de hora. ¿Qué le quieres?. Fue lo primero que se me pasó por la cabeza. Además a mi me afecta muchísimo, tengo el metabolismo como los animales de granja.
C.A: Ja, ja, ja. ¿No me digas que aún no te has habituado al horario de invierno?.
C.B: Pues no, vivo como una canaria. Y me acuesto cuando las gallinas.Y esto lo único que me provoca es que abuse de las anfetaminas.
C.A: Muchas necesitarás para esta noche. Recuerda que hemos quedado con Filomeno DJ para pinchar esta noche en el Pub Malvaloca.
C.B: Si, si. Si no hay más remedio.
C.A: ¿Acaso no lo pasaste bien el año pasado?. Exito total.
C.B: Si. Exito Total 5. En noches así cualquiera una no triunfa, a base de poner mamarrachadas.
C.A: Bueeeeno. Este año va a ser distinto. Sólo estaremos de doce a dos. El local no estará aún muy lleno y podrás hacer lo que tu quieras.
C.B: Ya. Pues habrá que ir preparándolo.Vamos antes a buscar unas cervezas a la nevera. Ponte el abrigo de pieles.
C.A: Y el gorro en los sesos. Que las neveras Philips son terribles. El frio de Philips no lo hay ni en el Polo, ni el valle de Arán.
C.B: Había una canción al respecto...
C.A: De la Carmen Sevilla. Podemos llevar el single.
C.B: Es verdad. Cate, podíamos llevar singles, tia... del año del catapún... Rayados... Ja, ja, ja... algo experimental.
C.A: Tampoco te pases, que Filomeno tiene un límite.
C.B: Ay por dios, que biruje sale de este frigiteur. Agarra esas dos CruzCampo y démonos el piro.
C.A: Deberías llamar a un técnico para que te regule el termostato. Lo debes de tener orientado hacia las nieves perpetuas.
C.B: Pues lo que te decía, me encantaría dar un toque personal a la sesión. Manolo Otero, hay que poner a Manolo Otero.
C.A: Eso, hacer una pinchada toda con maricones, que es lo que se lleva ahora.
C.B:
Pero Manolo Otero era muy macho...¿o qué?.
C.A: Si, si. Pregúntaselo a la Cantudo cuando lo encontró retozando con el Cesar Bonet en la roulotte que tenían aparcada en la Casa de Campo.
C.B: ¿Quién?. ¿Cuándo?. ¿Qué hacía aparcada la rulotte en la Casa de Campo?.
C.A: Hija, por dios. Si lo sabe toda la calle. Cuando la Cantudo hacía aquellas fotonovelas de Corín Tellado con Cesar como galán, los exteriores se rodaban en la Casa de Campo. Bueno, pues tu sabes el tomate que hay en la Casa de Campo...
C.B: ¿Cuál?.
C.A: De verdad, parece que no estás en este mundo. Yo no sé como pudiste responder a una encuesta de esa categoría. ¿Para qué agencia era?.
C.B: Globosonda, me dijo la indiecita.
C.A: Pon este disco de Calatrava Brothers, firma David Bowie el tema. Será bueno. Pues lo que te contaba... César Bonet a pesar de su apariencia de simio ultraviril, era una maricona muy dada a ir con el culo en pompa por determinadas zonas de la Casa de campo.
C.B: Si. Cesar Bonet, ya me situo. Estaba como un tren.
C.A: Pues en las pausas de las fotos aprovechaba para liarse con algún camionero, o en su defecto con la fauna habitual de pasivas con foulard... siempre del sexo masculino. Creo que mantuvieron un idilio de tojos muy largo Tony Genil y él.
C.B: Pues me has derrumbado un mito. Pero...¿y Manolo Otero qué tiene que ver en toda esta kermesse?.
C.A: Aguarda. Esta canción de los Calatrava es buena. Psych pop. Métela en el bolso. Verás. Cuando César regresaba al trabajo en la fotonovela, sus pantalones estaban manchados de hierbajos de haberse revolcado por el verde... ¿Tu no tienes fotonovelas de la pareja?.
C.B: Aqui hay una.
C.A: Esta misma. Mírales que felices a la sombra de unos pinos... Ahora mira..., fíjate bien... plano americano... ¿Qué es esto?.
C.B: ¿Haber?. ¿En el pantalón de César?...
C.A: Un lamparón.
C.B: Se meó.
C.A: Si. Y se corrió y se cagó.
C.B: Esta es una malicia de la Photoshop.
C.A: De aquella no había. Y como había premura, el galán no se cambiaba de vestuario. Además que no ganarían para pantalones.
C.B: Bueno, ¿y mi Manolo?.
C.A: Tu Manolo acompañaba siempre a la artista. El caso es que un día César y él se liaron dentro del bungalow de la Cantudo. Y la muchacha los descubrió por un chivatazo del Tony Genil.
C.B: Estaba celoso, y claro...
C.A: Uy, celoso no es la palabra. ¿Tu te acuerdas del final de Freaks?.
C.B: ¿Lo de la gallina Turuleca?
C.A: Si, y antes. Cuando la tormenta y el ataque de los monstruos. Pues algo similar aconteció.
C.B: Dios mío... cuánto nos ha ocultado la prensa en la época de Carrero Blanco. Pues mira, ya no llevo el single de Manolo Otero. Lo voy a hacer trizas. No hay spoken word, no te quiero.
C.A: Detente, nazi. Tu llévalo. Vamos a hacer una queer session.
C.B: ¿Qué mas tengo... el tiro liro?.
C.A: ¿No tienes regetón?.
C.B: ¿Qué es eso?. Tengo el Bimbó... Por la Cinquetti. Y el Kung Fu por Carl Douglas. Y Los Pajaritos, por El Conseguidor.
C.A: Mete, mete... Menos da un disco de piedra. Total a esas horas no producirá esto muchos efectos secundarios... ¿Dónde se halla lo más moderno de tu discoteca?. ¿No descargas nada de internet?.
C.B: No. De internet sólo bajé el último de Ramoncín. Canta El Pequeño tamborilero con ElizabethTaylor.
C.A: Ostia, ¿de verdad, Carmelita?. Pero esto es tope queer... ¿Y dónde está?.
C.B: En el disco duro, evidentemente. Estoy agotada. Te digo que cojo todo este fajo y se termina de llenar el macutico. ¿y cómo vamos a ir vestidas?.
C.A: Onda guay. Escotazos y mini de escándalo. Mucha purpurina en la cara y en los brazos para que el rayo láser se enamore de tí. Y sobre todo dos viseras.
C.B: A lo mejor molestan las viseras para los cascos. Y yo ayer fui a la peluqueria.
C.A: Allí te la quitas, pero tu entras con la gorrita. Esta noche, fiesta.
C.B:
Feliz 1976, querida.
C.A: Yo tambien te deseo lo mejor. Chin chin.

continuará

30 diciembre 2006

INFANCIAS VERDES. Capítulo vigésimo cuarto

TV USA: Las series for all the family

*Violencia gratuita (para todos, vamos)
Los norteamericanos, como de costumbre, aportaban un sentido del ritmo, una precisión visual que era encomiable. En las teleseries de acción no les ganaba nadie. Ya he comentado aquí hace meses el impacto de fenómenos sociológicos como fueron Starsky y Hutch o Los Hombres de Harrelson. Eran ideales, pues aparte de sus repartos sugestivos me colmaban de emoción sin límites. Era el vértigo de las persecuciones de coches, de las huidas a pie en las que el malo practicaba escaramuzas en callejones, saltaba muros, derribaba todo a su paso. Todo inútil pues mi heroe en seguida estaba al quite, aprovechando un desliz del matón de turno. Puñetazos estereofónicos, sangre con tomate, violencia USA años setenta... Maciste embrutecido.

*Cuando las hostias las reparten ellas
Cuando se estrenó Los Angeles de Charlie la publicidad reincidía en el atractivo que era el ver a tres chicas estupendas en labores de macho. Y era cierto. Pero su enfoque no era tan violento. Era lo que se podía denominar una serie familiar. De hecho la pasaban los sábados por la tarde. No fui un fan excesivo de estas tres detectivesas privadas. Mis padres de aquella tenían la costumbre de llevarme con ellos a misa de sábado y me perdía buena parte de los capítulos. Por perderme hasta me perdía la serie de dibujos animados favorita mía, que la precedía: Erase una vez el hombre, nada menos. Pero en verano o en sábados ocasionales no las perdía de vista para terminar entendiendo a la perfección que aquellas tres pavas setenteras eran idóneas para turbar el ánimo braguetil del televidente masculino. De acuerdo con que Kate Jackson era la feúcha, pero tenía a su favor el ser la más simpática, la mejor actriz y la más elegante. Un voto retardado para la sinigual Sabrina Duncan, por su cercanía al rollo bollo y sus trajes de caballero (qué solapas de chaqueta, madre mía). Luego estaba la más guapa, la muñequita de belleza Ponds, la morenita Jaclyn Smith que hacía de Kelly (mi ideal de mujer por entonces). Gustaba de vestirse de pijina, era una muñeca de porcelana con oportunos escarceos hacia el dinamismo de la pata de elefante volandera. Fue la que aguantó hasta el final de la serie. Finalmente estaba la leona, el fenómeno sociológico, la brava Farrah Fawcett que encarnaba a Jill Munroe que ya tiene nombre de bailarina de strip tease. Su pelambrera, sus agrestes rasgos faciales, la voluptuosidad vulgar... Era un reclamo erótico instantáneo. Además le gustaba vestir ropa deportiva, chandals y así. Sus patadones eran muy aparentes. La Fawcett dejó pronto la serie, la sustituyó la angelical Cheryl Ladd, especie de Jaclyn Smith en azulado que me parece que hacía de hermana de la desaparecida.Y a Kate Jackson la sustituyó en la tercera temporada una tal Tanya Roberts, mediocre Tarzana que creo que acabó de amazona, siendo la Sheena del comic. Cuando entró ésta yo ya estaba en otras cosas. Pero en su mejor época (primera y segunda temporadas) eran graciosas. Las veías introducirse en un mundo de hombres extremos saliendo casi siempre muy íntegras y eso no dejaba de ser reconfortante. Además pilotaban coches, reducían a mastodontes con efectivas llaves de karate... Y al final terminaban siempre brindando con Coca Cola de la buena en la oficina de Bosley, donde el jefe fantasma (Charlie) hacía acto de presencia desde un altavoz de mesa. Ellas estaban perdidamente enamoradas de aquel ente, quien nunca se materializó in person (ahí radicaba la gracia) y que para las protagonistas debía ser como "el gran misterio" con sus matices eróticos incluidos y que las movía a cumplir con las misiones encomendadas con mayor garra (ellas se lo imaginaban como un gran Daddy de sienes plateadas y sabiduría de Super Tacañón, y eso ya las aceleraba). Como para una tesina la serie, vamos. Muchos de los ahora cuarentones la tienen en un altar. En cambio, muy pocos repararon que el origen de todo se encontraba en una serie B de principios de los setenta, cercana a la sexploitation que se llamaba The doll squad (hoy filme de culto). Convendría rescatar esta cinta y comprobar cómo en violencia ganaban estas muñecas a las televisivas.

*Amor en bote
Otra serie de fin de semana, para toda la familia fue Vacaciones en el mar. Una verdadera antología de viejas glorias del Hollywood dorado dispuestas a vivir sus romances otoñales de ficción a bordo del trasatlántico Princesa del Pacífico. Contaba el barquichuelo con una limitadísima tripulación liderada por el canoso y excesivamente queer Capitán Stubbin (habituaba a animar las fiestas nocturnas travistiéndose en una drag imitación de Peggy Lee), seguida por un médico libidinoso llamado Doctor Adam, una relaciones públicas risueña y americanísima que nunca tuvo la menstruación y respondía al nombre de Julie, más un barman negro con el baile de San Vito(Isaac) y un apuesto pánfilo de cubierta (Gopher). Estos cinco, y no más, cumplían la complejísima labor de servirles a tanta momia del ayer un irreprochable viajecito en alta mar. Viajecito que huelga decir carecía de sustos de icebergs, ni maremotos ni tan siquiera el pobrecito tiburón de Spielberg buscando hincarle el diente a aquella de la Fox. Allí si se potaba era por que a Olivia de Havilland le sentaban mal las pastillas para la tensión. Bromas aparte, el nutridísimo reparto de estrellas invitadas también incluían a muchos nuevos valores que con los años dieron que hablar (Lorenzo Lamas, por ejemplo). Cada capítulo contaba cuatro historias y al final siempre triunfaba el amor. Era una serie blanca y muy agradable, ideal para verla con los papis. Además tenía una música muy chula. Lo cierto es que las series de antaño tenían bandas sonoras preciosas, mejores que las de ahora que van todas como a ritmo sincopado y de rap y así. Antes había melodías que se te pegaban y que no podías dejar de tararear. Y ya que hablo de música, dos de los recuerdos más gratos que tengo de Vacaciones en el mar reunen a dos estrellas del musical norteamericano de diferentes generaciones: por un lado, a la veterana Ann Miller bailando el tap (su especialidad) y por otro, a la explosiva Charo Baeza desde Las Vegas o desde la cama de Cugat, cantando el Borriquito como tú. Y ambas estaban sensacionales. Eran pura marejada a babor.

TV USA: Las series para adultos

*Aquellos negros con sus blues

Raices hizo historia. Partía de un best seller de un señor negro (Alex Haley) que se dedicó a sacar rendimiento de su árbol genealógico escribiendo toda la historia de su familia bajo el pretexto de denunciar todas las injusticias que el pueblo norteamericano cometió con los de su raza a lo largo de dos siglos. A mi Raices me flipaba. Sobre todo porque me gustaba mucho aquella técnica literaria empleada de la novela río. Pero aunque la he vuelto a ver y me parece una cosa como muy descafeinada siguen impactando los capítulos de Kunta Kinte, sobre todo cuando lo apresan en el Africa los esclavistas y lo meten acinado en aquel galeón. Qué horror. No había visto sordidez mayor desde los tiempos en que Ben Hur triunfaba en las galeras. Kunta era un pura raza, pero te lo pones a ver ahora y hasta le sacas defectos. Esa boca tipo coño de la Bernarda. Esa obstinación en no querer entrar por el aro de nada. Pues si ahora te llamas Tobi, lo aceptas y punto. Aunque sea nombre de perro. Con Tobi vas a cualquier sitio en Norteamerica (al corredor de la muerte, mismamente). Pero lo de Kunta Kinte no es en absoluto comercial. Aun si fuera Salif Keita...También estaba el tema de los latigazos. Es que en parte se los merecía, pues era un orgulloso de cojones. Y mira que tardaron en dárselos, porque tenían a un capataz que era una santa persona con mucha paciencia. Y luego escapándose cada dos por tres. Sin planos ni nada, pensaba que iba a encontrar alli, tan lejos, el rio Cambi Bolongo... Un chalao. Ahora bien, de toda la parentela era el que estaba más buenorro. Con aquella cola caballo que debía de tener... Y esos pectorales... Y cuando le cortaron el pie los cazadores de esclavos... qué guapo estaba gritando aunque ya fuera otro actor. Porque pasaban los años... Y despues la cagaron cuando pusieron como nieto de Kunta a un payaso insoportable, que desmerecía por completo. También salían muchas glorias del Hollywood en blanco y negro. Hasta Marlon Brando salía, con butaca nueva. Lástima que la denuncia racial, tan necesaria siempre que se trata de poner contra las cuerdas a unos hijos de puta como los blanquitos USA, fuese tan light. Si hasta el Ku Kus Klan parecía de carnaval en Río. De pequeñín la viví en cambio con emoción inmensa. Y su música se me metió en el cerebro tanto que la tocaba en mi piano de juguete con apasionamiento neo Liberace (mezcla de Clayderman y la señora de Belloch). Era música de un tal Quincy Jones. Casi nada.

*La del rubio y el moreno

Y Alex North compuso la de Hombre rico, hombre pobre... Para que te hagas idea del nivel que había en los años setenta. Luego en los ochenta las hacía todas el Bill Comti y, claro, ni punto de comparación. Hombre rico, hombre pobre era otro best seller de moda. Contaba la historia de dos hermanos (los Jordache) a lo largo de veinte años. Sus diferencias, sus destinos... el sempiterno tributo tanto al espíritu emprendedor americano como al mito del perdedor (dos constantes de su cultura, de su filosofía vital que de puro machacárnosla a los europeos nos la han hecho aborrecer. Por lo menos a mí). Rudy era el bueno, el moreno, el rico (Peter Strauss). Tom era el díscolo, el rubio, el pobre (Nick Nolte). Entre los dos había una chiquita (Susan Blakely), aspirante a muñequita dorada que a lo largo de la primera temporada de la serie se hallaba en una suerte de despersonalización muy chunga. No sabíamos si iba para alcohólica anónima, si sería pin up, periodista o primera dama de la Casa Blanca. Los avatares de los tres eran tan irregulares en interés que provocaba al final un flagrante desnivel narrativo. En cualquier caso, Nick Nolte se llevaba la mejor parte. Porque donde esté un pobre con nervio que se quite un blandito sosísimo por mucho dinero que tenga. Mientras el rubio se batía el cobre en los rings de boxeo, en las callejuelas parecidas a las que salían en el cine negro, en los muelles portuarios de Sudamérica, el moreno salía comiendo mejillones y caviar, permanecía sentado en despachos con mesas interminables mirando al techo o a las hojas de otoño por la ventana, o jugaba al golf con Ray Milland. Y cuando reaccionó fue para emprenderla a golpes contra unos inofensivos hippies del 65. Era inaguantable. La muchacha que fue su novia de toda la vida lo plantaba con toda la razón del mundo porque el aspirante a tycoon no quería sexo hasta que no fuese multimillonario. De locos. Con lo buena que estaba la actrizilla. Por cierto, esta chica no cuajó. Fisicamente tenía algo de Michelle Pfeiffer (y la Pffeifer si que trascendió, pese a ser tan limitada en la interpretación como esta señorita).
Nolte merecería un capítulo a parte. Su caracterización era asombrosa, mezcla del airado James Dean y el colérico Brando. Su perfil era el de un modelo de Tom de Finlandia. Y siempre que aparecía en pantalla sabíamos que iba a haber gresca. Con Falconeti, mismamente. El primer gran malo de culebrón del que fui consciente. Porque culebrón fue. Como la primera temporada había sido un éxito se rodaron más episodios aprovechando que se publicaba un segundo tomo del libro original de Irwin Shaw. Entonces nos presentaron a los niños de los Jordache ya grandes y guapísimos. Y a Falconetti tan malo como una caricatura de si mismo. Pero Nick ya no estaba. Habían esparcido sus cenizas al mar.
Vistos los resultados, los geniecillos de la televisión comprendieron que el futuro de las grandes audiencias venía de la mano de las soap operas familiares. Dallas, gracias a Hombre rico, hombre pobre tenía el terreno bien abonado.

SEMANA ESPECIAL "SEMI CERRADO POR BALANCE"


MIS CIEN PELICULAS MAS IMPORTANTES DEL AÑO (ordenadas según me llegaron en el tiempo)
Segunda parte

51. TARGETS (1.968. Peter Bogdanovich)
52. LO SPETTRO (1.963. Ricardo Fredda)
53. CAUTIVOS D
EL DESEO (1.934. John Cromwell)
54. THE UNSEEN CINEMA (varios volúmenes)
55. CLICK, F
OTOGRAFO DE MODELOS (1.968. René Cardona jr.)
56. LIL' ABNER (1.940. Albert S. Rogers)
57. KANAL (1
.957. Andrej Wajda)
58. SANATOR'UM POD KLEPSYDRA (1.973. Wojciech Has)

59. MUERTE DE UN AMIGO (1.960. Franco Rossi)
60. NOBLEZA BATURRA (1.935. Florián Rey)


61. EL HIJO DE LA FURIA (1.942. John Cromwell)
62. JACK, EL GIGANTE ASESINO (1.961. Nathan Juran)
63. EROTIKON (1.929. Georges Machaty)

64. SHIT FACED (2.003. Third World Video)
65. JOHNNY, EL FRIO (1.963. William Asher)
66. VARIETE (1.925. E.A.Dupont)
67. VIDAS SECAS (1.963. Nelson Pereira dos Santos)

68. KISS ME QUICK (1.964. Peter Perry)
69. GOLFUS DE ROMA (1.966. Richard Lester)
70. SALOME (1.923. Charles Bryant)


71. CORAZON DE CRISTAL (1.976. Werner Herzog)
72. ILSA, LA LOBA DE LAS SS (1.975. Don Edmonds)

73. VIEJA AMISTAD (1.943. Vincent Sherman)
74. PASO DECISIVO (1.977. Herbert Ross)
75. CASANOVA (1.927. Alexandre Volkoff)
76. LAS LUCES DE BUENOS AIRES (1.931. Adelqui Migliar)
77. UN HOM
BRE SIN ROSTRO (1.950. Juan Bustillo Oro)
78. LE ROMAN D'UN TRICHE
UR (1.936. Sacha Guitry)
79. EL MAGO DE LOS SUEÑOS (1.965. Francisco Macián)
80. RAT PHINK AND BOO BOO (1.966. Ray Dennis Steckler)


81. ERCOLE CONTRO MOLOCH (1.963. Giorgio Ferroni)
82. TRACY IN HEAVEN (1.985. BJ Baily-Jerome Tanner)
83. LA VENTANA (1.949. Ted Tetzleff)
84. COMO ELLA SOLA (1.942. John Huston)
85. CASA FLOR
A (1.973. Ramón Fernandez)
86. INCUBUS (1.965. Leslie Stevens)
87. POOR LIT
TLE RICH GIRL (1.965. Andy Warhol)
88. VOLVER (2.006. Pedro Almodovar)
89. COMENZO EN EL TROPICO (1.937. Mitchell Leisen)
90. CRUISING ' 57 (1.975. Toby Ross)


91. SANGUE
MINEIRO (1.929. Humberto Mauro)
92. LA DAMA
DESCONOCIDA (1.944. Robert Siodmak)
93. EL GRANCA
RNAVAL (1.951. Billy Wilder)
94. VIVA L
A MUERTE (1.971. Fernando Arrabal)
95. MARISA LA CIVETTA (1.957. Mauro Bolognini)
96. LA P
ICARA PURITANA (1.937. Leo McCarey)
97. CUERDA DE PRESOS (1.955. Pedro Lazaga)
98. QUEEN OF OUTER SPACE (1.958. Edward Bernds)
99. HOJAS DE OTOÑO (1.956. Robert Aldrich)
100. DOS AMORES (1.933. John Cromwell)

29 diciembre 2006

7. EL DECAMERON DEL INVERTIDO

" En las cuales se verán casos de amor placenteros y ásperos, así como otros azarosos acontecimientos sucedidos tanto en los modernos tiempos como en los antiguos, de los cuales, las ya dichas mujeres que los lean, a la par podrán tomar solaz en las cosas deleitosas mostradas y útil consejo, por lo que podrán conocer qué ha de ser huído e igualmente qué ha de ser seguido: cosas que sin que les pase el dolor no creo que puedan suceder. Y si ello sucede, que quiera Dios que así sea, den gracias a Amor que, librándome de sus ligaduras, me ha concedido poder atender a sus placeres
"
BOCACCIO

Desviándome del tema
Bocaccio es uno de mis autores favoritos. Por su libertinaje y su vocación de crear un cierto tipo de literatura erótica que él destinó para que fuera leída por el público femenino. Y desde su punto de vista heterosexual, tendría que ser un ejemplo perenne a seguir por tanto berzas que se lanza al diseño de páginas web de pornografia que sólo consiguen (de hacerlo) atraer a otros hombres y a ninguna mujer (las principales protagonistas de su universo pajero). Qué triste resulta pasarse por determinados blogs de niñatos adictos al humor negro (menudo tópico) y comprobar como los viejos clisés de la España landista se repiten, produciéndose por generación espontánea. Media docena de colegis admirando las tetonas de la putarraca de turno (el antimorbo total), babeando por un equipo de fútbol femenino de ligeritas de ropa o añorando a una Santa Claus con estilismos a lo Betty Page. Dentro de esta crisis general del mundo moderno, la peor parte se la lleva la decadente sociedad de machirulos de Heterolandia, aferrada a unas manías, a unas filias que todavía beben del eterno mito del Harén. Qué desgracia que lo que consigan sea paradojicamente desplazar en interés a un público femenino que debería ser según su inclinación la audiencia potencial para un posible ligoteo (lo mismo sucede con los chats de Internet. Hombres que buscan sexo con mujeres que en realidad son otros hombres llamándose con nombres de mujer). Al no surtir el efecto ligue deseado, el cuerpo femenino en la pornografía vista por hombres heterosexuales se transforma eminentemente en mercancia de trueque, o sea, se cae en la profesión más antigua del mundo. Así mojamos todos, sin excesivas complicaciones y tan a gusto (ni siquiera hay remordimientos, el macho siempre pensará para lavar su conciencia que la degradación de la mujer que se vende es una profesión como otra cualquiera). La pornografía hetero sigue su camino sin salida hacia la satisfacción del pajillero eterno en su ordenador personal o al follador de night club con reses de otras etnias.
De lo que más me siento orgulloso en el blog a la hora de haberle metido imágenes pornográficas de un sexo alternativo (y no gay, sino una suerte de gay porn retorcido y bizarro, cercano a la perversión sadiana y a la ilegalidad tout court) ha sido por el hecho de haber podido herir la sensibilidad del falso tolerante, del demócrata politicamente correcto, del limitadísimo macho frente a la rozagante mujer liberada del siglo XXI, como esas pocas mujeres que a lo largo de la existencia de Fantasía Mongo me han dejado sus sabrosos comentarios. Admiro la permisividad de este público fiel. Y me retrotraen sus casos a una vieja anécdota ocurrida a mis dieciocho años cundo fui a una fiesta entre colegas del colegio disfrazado de mujercilla. Atraje las miradas de todas las féminas. Los machitos me miraban con asombro y mucho asco. Ellos venían a mojar y yo me llevaba la mercancía (con perdón. Pero eso es lo que es para el español una señora soltera en una fiesta). Incluso uno se me acercó y me espetó: Si maricón serás, pero tonto no. Lo filtraba todo por su raciocinio de straight pero parte de razón tenía.
Teniendo en cuenta que ninguno de los asistentes a aquella reunión me atraía en lo más mínimo decidí que había que dar color donde habían mujeres. Y he de afirmar que esa noche terminé siendo seducido por la única agreste del lote, consumando por los pelos el acto heterosexual.
Quiero decir con todo esto, que admiro la tolerancia de ellas ante el sexo alternativo, del que hasta es posible que gocen en la intimidad de una pantalla sucia con el voyeurismo de dos apolos en pelota picada (asi como los héteros masculinos hacen mirando a dos hembras amandose, hembras claro está que no sigan el canon estético de las espartanas señoritas Berkana. Malo que un machote no se caliente con dos hembras comiendo almejas. Es que algo falla en su sexualidad).

Centrándome en el tema

Hubo una época, no muy lejana en el tiempo, en la que me planteé hacer un cálculo preciso del número de hombres con los que había estado en mi bonita carrera nefanda. Cogiendo siempre a cinco o seis habituales les sumaba doce o quince variables y me salían a veinte por año. Multiplicaba por diez o por quince y el total eran bien hermosas cantidades de tres cifras. Puto coleccionismo de un puto. En cambio, sé de muchos que me ganan. Julio Iglesias, por ejemplo. ¿Debería este año contar a Jose, el escayolista desganado?. Me da que no. Sin embargo, con él encima o debajo batí records que nunca me había planteado. Habeis de saber que yo no soy ningún super potens. Cuando me corro, quedo exhausto e inactivo hasta por lo menos doce horas. Pues bien, era tal mi emoción con aquel osito, era tan mullido el colchón de sus nalgas, era tal la invitación por su parte a que siguiese restregando mi cebolleta sobre sus peludos carrillos mojados de mi semen, que consiguió lo que nadie: que me corriese dos veces seguidas noche sí noche también. Y punto, nada de records a lo Antonio David ni similares. Pues dejando a un lado este detalle, que sólo se entiende desde la hermosa intimidad que ambos pudimos crear durante un corto espacio de nuestras vidas en común, el resto de 2006 se nutre de contados amantes, en una especie de cuesta abajo que parece venir dada por mi edad (ya razonable) y mi obstinación (cada vez más empecinada) en hacerlo sólo con los prototipos físicos que me agraden (a saber: adolescentes borrachos, borrachos indigentes, indigentes sucios, sucios escayolistas...).
Mi gran ilusión de 2006 fue el aumento del número de encontronazos con el escayolista follador. Le echo muchísimo en falta. Desde septiembre no nos hemos vuelto a ver. Estoy dudando de que vuelva a aparecer en mi vida. Estoy por creer que se ha cansado ya de mí. Yo nunca me cansaría de ocupar su parcelita bisexual mientras el cubriera mi parcelita esfinteriana.
Otro acontecimiento destacado fue la reaparición del flaquito Juan. Otro bisexual a mi gusto. Poco frecuentador del ambiente y cuando lo frecuenta es para quedarse a mi lado. Grandes orgasmos.
Como conquista histórica, mi aventura balcánica con el cabroncete rumano. Limpísimo, majete sin concesiones, cariñoso... También poco frecuentador del ambiente. Espero que de igual manera tenga su novia, redondearía el arquetipo ideal de amante macisteño.
Hubo locuras de verano (contadas con los dedos de la mano): visitas a pensiones con maduros al borde del oserío daddy, parias exhibicionistas de sobremesa... Y locuras de otoño: curiosos escaparateros de galerías comerciales... Polvos rápidos en sitios infrecuentes. El morbo del deporte de riesgo. Todo está en mi apartado del blog titulado Macisterotique (incluso mi vieja afición a meter mano a anónimos viandantes en sitios públicos alcanzó cotas de calentura como en mis tiempos de bachiller) y a ello me remito.
Finalmente estaría en este resumen el gran amante: el constante Pedro, el generoso Pedro. El próximo año se cumplirán los veinte años de nuestro primer contacto.Y ahí seguimos. Hubo sus años de ausencia, pero con el tiempo hemos vuelto a las intensidades habituales de antaño, cuando Maciste era folladísimo por él a finales de los ochenta en un cuento sin fín que bien pudiera titularse Las Mil y una Tardes, al salir de clase.
No ha sido un año malo, pero los hubo mejores. Qué importa si estos días de escasez que estoy viviendo se compensan con el Sábado, sabadete de este chaval de confianza. El tiempo trae siempre sorpresas. Y lo que ahora es la abstinencia del entresemana se volverá suntuosidad de pasión en cualquier momento. Son las rachas del destino.
Confío en tener en breve una feliz entrada de ano... (chiste de un número navideño de la revista Party de principios de los años ochenta).
SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"

6. MIS CIEN PELICULAS MAS IMPORTANTES DEL AÑO (ordenadas según me llegaron en el tiempo)
Primera parte

1.SIN NOV
EDAD EN EL FRENTE (1.930. Lewis Milestone)
2.LA CIECA DI SORRENTO (1.934. Nunzio Malasomma)
3.TOKIO NO ONNA (1.933. Yasuhiro Ozu)
4.THE INCREDIBLY STRANGE CREATURES WHO STOPPED LIVING AND BECAME MI
XED UP ZOMBIES (1.964. Ray Dennis Steckler)
5.EL AGUILA DE DOS CABEZAS (1.947. Jean Cocteau)
6.STAR! (1.967. Robert Wise)
7.LOS COMULGANTES (1.962. Ingmar Bergman)
8.GAY EROTICA FROM THE PAST. Vol.1 y 2
9.MADCHEN IN UNIFORM (1.931. Leontine Sagan-Carl Foelch)
10.EL PRINCIPE BAJAJA (1.950. Jiri Trnka)


11.SOLEDAD (1.928. Paul Fejos)
12.UNA CUBANA EN ESPAÑA (1.951. Bayó Herrero)
13.VAMPIRE
OF BUDAPEST (1.995. Kristen Bjorn)
14.MERCADO DE ABASTOS (1.955.Lucas Demare)
15.MOANA (1.926. Robert Flaherty)

16.MACISTE CONTRO I VAMPIRI (1.961. Sergio Corbucci)
17.I'M A CAMERA (1.955. Henry Cornelius)
18.FLESH AND LACE (1.964. Joseph W. Sarno)
19.FOOTBALL ORGY 1 y 2 (2.003. TRIGA Films)
20.AYUDA
A MADRID (1936-39. Documentos CNT/FAI)

21.VICTIM (1.9
61. Basil Dearden)
22.HEAVY T
RAFFIC (1.973. Ralph Bakshi)
23.NAVAJEROS (1.980. Eloy de la Iglesia)
24.EL PEQ
UEÑO GIGANTE (1.958. George Pal)
25.MUGHAL-E-AZZAM (1.960. K.Asif)
26.LUDWIG (
1.972. Luchino Visconti)
27.LE DEJENEUR SUR L'HERBE (1.959. Jean Renoir)
28.Cortos de Curt McDowell
29.UNA MUJER DE PARIS (1.923. Charles Chaplin)
30.MR. ROBINSON CRUSOE (1.932. A.Edward Sutherland)


31.VENUS IN FURS (1.969. Jesús Franco)

32.FLINT, AGENTE SECRETO (1.965. Daniel Mann)
33.CANELITA EN RAMA (1.942. Eduardo García Maroto)
34.CAPITA
N AMERICA Y SANTO CONTRA SPIDERMAN (1.973. T. Fikret Ucak)
35.GAMINS DE PARIS (1.983. Cadinot)
36.EMBOSCADA A MATT HELM (1.967. Henry Levin)
37.DOMINGO, MALDITO DOMINGO (1.971. John Schlesinger)
38.EL ULTIM
O CABALLO (1.950. Edgar Neville)
39.SANGRE Y ARENA (1.941. Rouben Mamoulian)
40. JOE DALLESANDRO IN ACTION (1.964)


41.EL DIABLO P
ROBABLEMENTE (1.977. Robert Bresson)
42.EL LEON EN INVIERNO (1.969. Anthony Harvey)
43.HITLERJUNGE QUEX (1.933. Hans Steinhoff)

44.EL MUNDO PERDIDO (1.925. Harry O. Hoyt)
45.MAMA SANGRIENTA (1.970. Roger Corman)

46.BATTLE OF THE BOTTOMS (2.003. ActiveDuty.com)
47.MATAR O NO MATAR. ESTE ES EL PROBLEMA (1.973. Douglas Hickox)
48.THE CLOCK (1.945. Vincente Minnelli)
49.LA CALLE
DEL DELFIN VERDE (1.947. Victor Saville)
50.ORLAK, EL INFIERNO DE FRANKENSTEIN (1.961. Rafael Baledón)


continuará

28 diciembre 2006

5. ROMANCERO APAGADO

A día de hoy me encuentro tranquilo en asuntos del corazón. Estoy sólo y no siento celos por nadie. Es posible que esta situación me empobrezca como persona, pero después de todo lo que llevamos recorrido de este siglo 21 tan encoñado y mártir, creo que ya era buena hora para descansar.
Después de Jose, el chapero llegó a los cuatro meses el otro Jose, el escayolista. Y los primeros meses de relación fue vivir en una nube contínua. Felicidad total y plena se llamaba esto. Coincidía además con el arranque del blog. Todo está aqui escrito. Es innecesario volver atrás punto por punto. En cambio, ahora que hago balance, convendría enfocar el pasado desde mi estado presente, o sea, desde la frialdad del que no siente, desde la luz del que no lleva la venda. No sé quién tuvo la culpa, tampoco importa. El por un lado, desde su personalidad neurótica, me avisaba de que no me enganchase. Pero mientras me lo decía no paraba de acariciarme. De tratarme como a un recién casado. Desde su lado femenino (que era bastante, demasiado para mi gusto) operaba sobre mí un trato diría que materno filial sumamente bizarro. No es que me diese el pecho, pero poco le faltó. Han habido detalles de profundo cariño que no he comentado en su momento, que me helarían el corazón ahora si reparo en ellos. No está en mi ánimo hacerlo. Como tampoco he editado aquí numerosas aventuras desagradables que conseguían descentrarme. Era un extraño caso de neurosis con ramalazos esquizofrénicos que ni tan siquiera viví con el chapero (el gran esquizo). Infantilismo que al planteárselo lo rebotaba en mí, debido a mi torpeza pero también porque era un buen jugador del frontón verbal. Y a menudo yo perdía partidas.
El final de la relación se fue fraguando solo. Sus ausencias, mi apatía (venda que iba cayendo)... Y el que cortó esta vez fui yo. Fuí cruel, muy injusto, no deseaba ni siquiera conservar su amistad. Muy duro porque como mi madre me dijo: él te había dado tanto... Si, pero ante todo, me daba cosas materiales. Cosas de las que podía prescindir. Cuando me daba mimos, abrazos, contacto físico, el fingía en el fondo, trataba de dar un sentido a aquella relación entre dos hombres (un tipo de relación que siempre me aseguró no haber vivido jamás antes con nadie. Ni con tios ni con tias. Con animales no sé, pero no habría porque dudar de su última condición de virgen férrea. Tampoco según sus palabras se arrepentía de aquello), relación digo, que no creo que le hiciese pasar buenos ratos (me refiero en los instantes de intimidad). Caso curioso de alma samaritana que un día se me acercó al verme afligido en una calle sin salida y quiso echarme una mano (yo afligido no estaba para nada, todo lo más inquieto porque lo que quería era zamparme su bollito). El muchacho deseaba que recuperase el ánimo porque sabía lo que era estar en un estado depresivo. El era el maldito bueno. Aquel ser ya inventado por Dostoiewsky en El idiota (principe Mishkin). También valdría un gachó del Antiguo Testamento que me parece que se llamaba Abel. Son peligrosos, cuidado con ellos. Desconfía siempre del recto, del sacrificado, del que recibe con penitencia el golpe en la otra mejilla. Es la anormalidad de la normalidad.
Y en septiembre le dije que no perdiese el tiempo viniendo más junto a mí (la anterior vez Jose ya había expresado a las claras su intención de suprimir el tema del contacto físico, aquella pantomima que ni siquiera podía llamarse sexo aunque yo terminase mojado, como los grandes amantes) . Y le dije que se fuese después de haberme traído sus patatas, haberme arreglado nosequé, haberle hecho compañía protocolaria a mi vieja... Por eso fui algo cruel. De todas formas dudo mucho que le doliese, porque toma una medicación muy buena que seguro le impedirá padecer frente a cualquier ataque exterior.
Desde entonces no hemos vuelto a hablar por teléfono ni nada. Cuántas promesas mutuas, cuántos deseos que se iban extinguiendo bajo los pretextos burdos de mis celitos, de sus manias, de mis pegajosos flirteos, de sus escaramuzas precisas... Y pese a que en la actualidad no haya nadie en mi vida (porque lo de Pedro es un rollo diferente), me siento pletórico. En otra fase.












ceniciento adorando el pie de su amito sobre la alfombra de las corridas
SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"


4. MIS CIEN DISCOS MAS IMPORTANTES DEL AÑO (ordenados según me llegaron en el tiempo)
Segunda parte


51.BILLY NICHOLLS " s/t"
52.MARIA DEL MAR
BONET "Alenar"
53.HILARIO CAMAC
HO "De paso"
54. LUIS EDUARDO AUTE "Rito"
55.LOS HELICOPTEROS "Música Pep"
56.MARCOS VALLE "Samba 68"
57.PEP LAGUARDA Y TAPINERIA "Brossa d'ahir"
58.PACO IBAÑEZ "En el Olympia"
59.KATERINE "Robots apres tout"
60.MIKEL LABOA "Bat hiru"


61.BORIS VIAN "Compi
lación"
62.SCOTT WALKER "1","2","3"
63.DON FRANCISCO Y JOSE LUIS "s/t"
64.JAMES FIGURINE "Mistake, mistake, mistake, mistake, mistake
"
65.TROY VON B
ALTHAZAR "TVB"
66.SCRITTI POLITTI "White bread, black beer"
67.FRED NEIL "Tear down the walls / Bleecker and MacDougal"
68.LEFT BANKE "There's gonna be a storm"
69.ELO "A new world record"
70.FINAL FANTASY "He poos clouds"


71.NEW BUFFALO "The last beautiful day"
72.LOS SHAKE
RS "La conferencia secreta del Toto's Bar"
73.LOS GATOS "Beat núm.1"
74.ALMENDRA "
s/t"
75.UMBERTO BINDI "Grandes éxitos"
76.THE JOE MEEK S
TORY "Varios"
77.HELEN LOVE "Junk shop discotheque"
78.CURT BOETTCHER "There's an innocent face"
79.LILY ALLEN "Alright, still"
80.THE YELLOW
BALLOON "1967"


81.GENE CLARK "White light"
82.LA CASA AZUL "El
sonido efervescente...+ maquetas"
83.JOHN LEYTON "The best of..."
84.MIMI BERTE "Primeras grabaciones"
85.SHACK "The c
orner of Miles and Gil"
86.PARADE "Tod
as las estrellas"
87.PETER VAN POEHL "Going to where the tea trees are"

88.JARVIS COCKER "Jarvis"
89.SINGLE "Pío Pío"
90.VINICIO CAPOSELLA "Ovunque Proteggi"


91.BOLA DE NIEVE "32 canciones"
92.FAVELA CHIC
"Varios volúmenes"
93.VINCENT DELERM "Les piqures d'araignée"
94.SR. CHINARRO "El mundo según..."

95.FRANK ZAPPA "Cruising with Ruben and the Jets"
96.ELURRETAN "Mara Mara"
97.THE LEGEND
S "Facts and figures"
98.BEE GEES "First"
99.CUENTOS DE NAVIDAD "Varios"
100.DON ERRE QUE ERRE "Varios"

27 diciembre 2006

SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"

4. MIS CIEN DISCOS MAS IMPORTANTES DEL AÑO (ordenados según me llegaron en el tiempo)
Primera parte


1.BARBARA MORGENSTERN "Nichts muss"
2.THE BAND "Music from big pink"
3.UTOPIA "s/t"
4.PARALISIS PERMANENTE "El acto+singles+maquetas"
5.CASIOTONE F
OR THE PAINFULLY ALONE "Pocket symphonies for lonesome subway cars"
6.ALBERTO CAMERINI "Gelato metropolitano"
7.ASTRUD "Algo cambió"
8.JUAN Y JUNIOR "Discografía completa"
9. THE RUBINOOS "1 Lp + 6 bonus tracks"
10.EDOARDO BENNATO "Buratino senza fili"


11.STEREOLAB " Fab four suture"
12.BEL DI VIOLETA "Espejos"

13.KIKI D'AKI "Villa Flir"
14.JOEY MOLLAND "The pilgrim"

15.ETIENNE DAHO "Mythomane"
16.ETIENNE DAHO "La notte La notte"

17.RODRIGO GARCIA discografía completa
18.LA BUENA VIDA "Vidania"

19.THE ROCHES "Keep' on doing"
20.MICHEL POLNAREFF discografía completa


21.JANE BIRKIN "Lolita go home"
22.JANE BIRKIN "
Ex fan de sixties"
23.ISOBEL CAMP
BELL "Amorino"
24.NOUVELLE VAGU
E "Bande a part"
25.TIM BUCKLEY "T.B."
26.PET SHOP BOYS "Fundamental"

27.MINA 7 Lp's
28.ELECTROCUGAT "Visconti con hielo"
29.THE MARCELS "Grandes éxitos"
30.JEFF MILLS "Blue potential"


31.THE DIVINE COMEDY "Victory for the comic muse"
32.ABBA discografía completa
33.JULIO BUSTAMANTE "Materia volátil"

34.BOBBY WOMACK "Looking for a love"
35.LESLEY GORE. "Greatest hits"
36.JOSE MARIA GRANADOS "Aqui no es"
37.THE ESSEX GREEN "The long goodbye"
38.MY ROBO
T FRIEND "Dial O"
39.I'M FROM BARCELONA "Let me introduce my friends"
40.ROY WOOD AND WIZZARD "Best of"

41.CRISTINA GEO
RGINA "Mapa mundi"
42.CAMERA OBSCURA "Let's get out of this country"
43.THE PIPETTES "We are the Pipettes"
44.SANDY SALISBURY "Sandy!"
45. HARPERS BIZARRE Discografía complet
a
46.REGINA SPEKTOR "Begin to hope"
47.JOURNEY INTO
PARADISE "The Larry Levan story"
48.TOTI SOLER "El gat blanc"
49.JORDI SOLER "Liebeslied"
50.TROJAN: Classic Jamaican Sounds (since 1968)




continúa mañana
SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"



3. PARRILLA DE ACTIVIDADES DE MACISTE BETANZOS UN DIA CUALQUIERA (incluidos fines de semana y fiestas de guardar)

ABIERTO LAS 24 HORAS

08,00- Levántome. Un pis. Al ordenador. Grabo un dvd o dos. O ninguno y me pongo a repasar blogs habituales.

09,15- A hacer la cama. Pongo la radio (al Del Olmo). Hago mi desayuno y lo engullo. Aseo personal.

10,00- Levanto a mi madre. La lavo. Le preparo el desayuno. La semivisto. Friego la loza del día anterior.Pongo la lavadora.Barro medio metro cuadrado de algo. Arreglo algo la salita para que esté más confortable. Hago su cama. Vuelvo al ordenador y entro en este blog. Posteo algo pequeñito (como esto). De fondo se oyen blips y flops (Siglo 21, un mal menor).

11,30- Me visto. Me voy a la cocina y le echo un vistazo. Cojo dinero de la cartilla de mi madre y salgo a comprar.

12,30- Regreso a casa. La lavadora ya ha centrifugado. Tiendo la ropa. Vuelvo al ordenador. Visito más blogs habituales. Pienso en el post grande de Fantasía. Reuno fotos. Recogo información en la red (o en cualquier sitio de mi habitación). Meto las imagenes en el blog y guardo.

13, 30- Hago la comida y me la como junto a mamá viendo de reojo el telediario donde salen los paletos (la autonómica gallega) . Echo una cagada, me lavo bien el ojete y salgo a la calle para ver si entra algo rico en él. Antes dejo a mi madre en la cama para que sestée.

15,30- Regreso las más de las veces asqueado porque no hubo suerte. Me pongo todo desilusionado con el blog. Si he echado un kiki la cosa cambia, pero entonces escribo con nerviosismo y tontería general porque a lo mejor no me he corrido con el chorbo.

17,00- Edito. Luego un cuarto de hora para corregir galeradas y a pelearme con el puto Blogger de los cojones.

17,15- Tutti frutti. Levanto a mi madre y le hago la merienda. Tiempo para la lectura, grabación de música en Cd's o para cascarme una paja mirando a Phil Bradley o a los niños que visitan al Crazydoctor.com

18,30- Me preparo la merienda y la disfruto frente al televisor en lo que es la primera sesión cinematográfica del día .

20,30- Polyester. Pincho música a tope para que la oigan los vecinos ignorantes de la vida y que gozen. Me gusta provocar emoción, dejarles desconcertados con mis monografías de lo cotidiano, de lo doméstico. También a algunos los dejo jodidos al abrumarles con mis joyas. Me encanta que apaguen la luz de las cocinas para herirme, que cierren como putas que son las persianas para indignarme. Yo disfruto a tope de decibelios, saltando y cantando. Mato el frío con mucha clase y dominio del tempo melódico.

21,30- Momento para planchar y ver tele local. Preparo la cena.Nos la comemos.

23,00- Segunda sesión cinematográfica. Selecciono normalmente los peliculones (suntuosos melodramas con la Crawford y la Bette y grandes perras así).

00,30- Introduzco a mi madre en su camastro. Le doy las buenas noches al ordenador y me acuesto con Manolo H.H. (Radio 1). Ya paso de Juan de Pablos.

01,30- Empiezan los ronquidos

04,00- Primera polución

05,30- Segunda polución

07,59- Me despierta la persiana del localito de golosinas de enfrente cuando abre para los colegiales de mi calle.Un nuevo / viejo día. Even the bad times are good.

(leer ésto con voz de Miliki y fondo musical de "Los días de la semana" de Los Payasos de la Tele)

continuará
RIP


JAMES BROWN (1933-2006)

Mi top 10 de la antigua bestia parda del sooooul (en sus últimos años la Lollobrigida del funky esclerótico)


1. I'm black and I'm proud (con los Famous Flames)
2. Cold Sweat (con los Famous Flames)
3. Papa's got a brand new bag' (con los Famous Flames)
4. Funk Bomb
5. I Feel Good
6. Please, please, please
7. It's a man's man's world
8. Get up (Sex Machine)
9. Living in America
10. Funky Drummer

26 diciembre 2006

FANTASMAS DE MEDIANOCHE

Hoy...MICHAEL GOUGH (1917- )

Nunca he podido soportar a los puristas del género de terror cuando se dedicaban a hablar pestes de la Hammer Films. Esos pedantes que recibieron con alborozo la versión bluff del Dracula de Coppola. Se lo tomaban como el no va más, el filme que hacía por fín justicia a un mito sagrado (mejor dicho, satánico) de la literatura universal. Curioso sería ahora preguntarles a estos mismos señores, cuando el impacto de la moda y el marketing del filme se han extinguido, cuando el Tiempo ha conseguido poner en su sitio al sobrevalorado Coppola y a la infravalorada Hammer, por ambos fenómenos. Dí tu que un pedante orgulloso de su condición lo será hasta la muerte, jamás modificará unas opiniones preconcebidas que él mismo se ha encargado de convertir en patente de corso para los lerdos que le siguen.
Pero volviendo a la Hammer, y teniendo presentes siempre sus aciertos y defectos, no se le podrá jamás rebatir el haber sido la gran resucitadora de un noble género cinematográfico (sí, noble, pese al teatrero del Lugosi y a la capita del vampiro, y a los tornillos del Frankenstein y a los pelos peluca del hombre aullador) género digo, que estaba más degradado, más quemado que el canceroso Fidel en su residencia habanera. Además la Hammer pobló de lords, de gentlemen unos eficaces repartos. Esto unido a la fría elegancia tan british de unos directores, decoradores, maquilladores y demás artesanos, justificaron por si mismos el éxito de los productos allí salidos, devolviéndo al terror finalmente a una nueva edad de oro. Si la Hammer era mala, ¿qué le quedaría a la Amicus en la opinión de los cultistas fanáticos de Stoker y Shelley?. Buff, no lo quiero ni pensar.
Volviendo a los gentlemen, eran tan irreprochables Christopher Lee y Peter Cushing (sobre todo el segundo)... Pero de igual manera, entre los secundarios no habría que menospreciar a un Dennis Price o a este mi homenajeado de hoy, a Michael Gough. Cada vez que veo al viejo Michael en una película de terror sesentero termino adorándole sin concesiones. Adoro su rostro tan personal, que le otorga una fisonomía espectacular: siempre torvo, inquietante. Como además se especializó en los ingratos papeles de aristócrata depravado, esto lo hace crecerse ante mis ojos, hasta convertirse en ejemplo a seguir para un pobre aficionado como yo. De Gough pocas bondades se pueden esperar en las historias de buenos y malos, sólo cabe el goze de sublimar la maldad hasta volverla algo apetecible y estimulante.
Las nuevas generaciones lo conocen en su senectud en toda la serie de los Batman de los años noventa. Era el fiel Alfred, sirviente del Hombre Murciélago, aquel con el que algún día fue tan feliz (Batman se iba con él por las pelas y por la típica urgencia sexual de los años mozos). Pero al conocer a Robin, las tornas cambiaron. Batman se entregó a los placeres efébicos y un Alfred siempre enamorado de su dueño aceptó servirlo pese a ser muy rico, conformándose con amarlo en silencio mientras le lavaba los bat tangas en la soledad de la bat lavandería. Reinterpretaciones serias aparte, Michael Gough era el único actor de aquellos bodrios millonarios. Y de alguna manera, para quienes lo amamos, resultaba doloroso verlo en tamañas tonterías para adolescentes comiqueros. Sólo intuíamos respeto sacro en el director Tim Burton, que años más tarde volvería a recurrir a él para que doblara la voz de uno de los personajes animados de su recomendable La novia cadáver (muerto su actor fetiche Vincent Price, bienvenido era Gough como recambio viviente).
Sin embargo, la historia de Gough se remonta a mucho antes de sus papeles tremebundos en la Hammer. A finales de los años cuarenta era ya un eficaz característico del cine inglés. Asi lo vimos de Nikolai en la Ana Karenina (1949. J. Duvivier) de Vivien Leigh, o de villano en algunos filmes históricos y de aventuras para mayor gloria de un a puntito de marcharse a los USA Stewart Granger. En los años cincuenta con James Mason en la emigración, Gough pudo solventar con su labor esa pérdida aceptando papeles idóneos para Mason. Algunos títulos: Blanche Fury, No resting place, Blackmailed (en donde un bisoño Dirk Bogarde estaba asimismo relevando al emigrado Granger) o The sword and the rose (donde Gough bordó un Duque de Buckingham). En estos primeros cometidos se le veía como pez en el agua, lo suyo era el drama... histórico, a poder ser. Papeles de odioso, de intrigante, hechos con dobleces y en vestuario de época. Su británica señoría... siendo como era malayo de nacimiento (anécdotas de la Inglaterra colonial, supongo).
En los años cincuenta también pasó por la ciencia ficción del larguísimo serial del Doctor Who
. Y sería conveniente resaltar que fue un actor shakesperiano como la copa de un pino. Esta parece ser una constante en todo actor criado en las Islas que se precie de serio. Como Vincent Price, su etiqueta de monstruo casi han silenciado esa otra faceta de la que seguro que estará en el fondo más orgulloso (los idólatras del terror de consumo pasarán por alto esta parte de su curriculum, dejando al artista a todas luces incompleto, pero así son estos zoquetes pinchauvas). Y, sin embargo, también con Shakespeare fue un buen asesino (Dighton en Ricardo III), un Casio formidable y además Metellus Cimber (en dos Julio Cesar), un elegante Belarius (en Cymbeline). Su poderío escénico atrajo la mirada mariconil de un Derek Jarman que en Caravaggio (1986) le nombró Cardenal Del Monte, cuando ya había sido un año antes arzobispo para un Rey Arturo de la televisión británica. Y también en televisión cizañó lo que pudo para que el célebre Conde de Montecristo (1964) se pudriera en las mazmorras más lúgubres que idear pudo Alejandro Dumas.
Visto el impresionante bagaje de este actor que no llegó nunca a Sir (curiosamente), el mentar sus papeles en la Hammer parecería hasta superfluo. Y en cambio él figura en el histórico Dracula (1958) de Terence Fisher, era el padre de Mina. Sin duda fue un papel menor, de escasa enjundía que malgastaba el poder magnético de Gough. Detalles que desaparecieron en Los horrores del museo negro (1.959, Arthur Crabtree), flme fallido por su hibridez tonal, incluso de géneros, pero que se salva por una inusitada violencia y el desmelenamiento total del actor. Como competencia de Vincent Price era el mejor. Donde alcanzó la grandeza fue en la nueva versión que proponía la productora del clásico El fantasma de la ópera (1962. Terence Fisher). Era el personaje que les faltaba por recuperar, y aunque los guionistas se emperraron en empobrecer una historia perfecta, cargada de romanticismo morboso, se salva gracias a una ambientación, decorados e intérpretes soberbios. El Lord Ambrose D'Arcy que compone Gough es perfecto, gracias a su mezquindad inclemente pudimos amar al terrible Fantasma de Herbert Lom, más cercano al original de Chaney que el almibarado Nelson Eddy de la adaptación norteamericana de 1943.
Gough a lo largo de los sesenta y parte de los años setenta reincidiría ocasionalmente en este tipo de cine. Pero por desgracia, los logros de la productora iban poco a poco cayendo en la redundancia, en la vulgaridad y en la falta de ideas. En 1970 podemos afirmar que ya toda la escudería de gentlemen marca Hammer estaban hartos de hacer siempre lo mismo. Aún por encima deberían aguantar la cruz del sambenito, de los etiquetajes. Tal vez Michael Gough al nunca ceñirse a un sólo registro pudo ampliar sus sueños hacia otros papeles que anhelaba sin grandes traumas. Ya de aquella los compaginaba con sabiduría.
La nueva hornada de realizadores, en cambio, al rescatarlo en su senectud fue para que siguiese en la ruta de la fantasía y la ciencia ficción. Un camino seguro, para un actorazo que ya había demostrado con creces su seguridad en cualquier registro dramático.

SEMANA ESPECIAL "SEMICERRADO POR BALANCE"


0. Intenciones

Las típicas. Mirar atrás, hacia los 365 días pasados. Reflexionar un poquitín como me ha ido el año. Entender qué ha podido motivar este o aquel otro acontecimiento. Y también repasar tanto lo mejor como lo peor de una serie de historias que conforman mi vida. Porque mi vida es una constante a piñón fijo, sin demasiadas alteraciones (tampoco soy fan del riesgo y la aventura, lo que venga que sea despacito y con aviso de llegada previo).
Mis asuntos familiares, con los amigos, con mis amantes, con los fetiches que me apasionan, incluido el blog y el ordenador al que me he visto estrechamente en una relación amor-odio, inconcebible hace un par de años. La existencia zombiesca de Maciste Betanzos es evidente que no daría para un Informe Semanal del 31 de diciembre. Pero en mi pequeña odisea personal conseguirá llenar lo que reste de semana, en un blog que parece mostrarse ya imparable en su camino de pequeño clásico en la red.
Mirando hacia atrás sin ira y con, en principio, ligera neblina. Me siento un poco como Ronald Colman en Niebla en el pasado. Espero coger carrerilla y conseguir engarzar (que no acumular) recuerdos de este 2006 que se va.

1. Mi familia es ella
Mi madre, ¿no?. Una institución. Aquel ser que por h por b fuí incapaz de matar a tiempo. Y no creo que esto sea debido a mi condición sexual, que parece una epidemia de seres inmaduros atados hasta la nausea al cordón umbilical porque son las madres las que te dan consuelo hasta el final, las que te protegen debajo de su pechuga de tanta maldad que hay ahí afuera.... Mi situación la veo diferente. Es pura y simplemente una cuestión de nucleo familiar mínimo. Los veteranos ya la conocen. Al morir mi padre y yo sin hermanos, ni parientes a doscientos kilómetros a la redonda, he debido asumir mi papel de hijo único y he de cuidarla hasta que fenezca. No me importa en absoluto. Miro más por ella que por mí. En eso soy generoso, y agradecido al haber soportado la santa mujer mi estado parasitario durante mucho tiempo. En la actualidad ya no soy parásito, porque aunque dependo economicamente de mamá yo lo revierto en ayudarla.
No ha pasado un año malo. Tiene esas complicaciones de los malditos medicamentos que le afectan a la excesiva saliva. Está constantemente luchando contra la pastosa boca. Y claro, contra su escasísima capacidad para el movimiento. Salvo esto, superó bien el suplicio de la escayola, a principios de año. Pero ingresos hospitalarios no hubo (tampoco el año pasado) y eso está bien. Animicamente ha mejorado, porque yo también me encuentro en una buena racha. Puedo estar bromeando durante todo el día, apenas tengo cambios de ánimo y consígo contagiarle la alegría. Tuve mis baches y eso ella casi ni lo notó. Me refiero al final de una relación en septiembre, pero sobre todo las crisis previas que me alteraron lo indecible. No le conté nada en concreto y por tanto, desde la tranquilidad de los ochenta años se limitó a ver mi vida pasar.
Siente nostalgia por la vecina que se fue a la residencia de ancianos. La echa de menos llegadas estas fechas. Lógico. Ayer habló por teléfono con su hermana de Bremen. Lo de siempre, al principio están malísimas y a los diez minutos ya están hablando de lo bueno que está Manuel Torre Iglesias. Me ha tocado una buena madre.

2. Los amigos
Me imagino que uno tiene a los amigos que se merece, normalmente. Aunque esto de la amistad es tan complicado... Cada vez que alguien me habla de sus cincuenta mejores amigos me echo a temblar. Y luego desconfio. Y tambien termino concluyendo que quien así habla es que no sabe lo que es la amistad, lo jodido que es lograr tener uno de verdad, fiel, generoso y atento. No un amigo del alma, que cantaban Vainica Doble. Sino un ser que te entienda y te respete, aunque luego cada uno en su casita y dios en la de todos. Me parece un gran logro el tener dos o tres. ¿Pero cincuenta?. Tiene que ser otra cosa. Es cierto que este año he notado pofundamente las ausencias de alguno que otro. Y al notarlas lo he pasado muy mal. Es el típico desengaño, sonsacar que en el fondo ningún ser va a compartir un mismo proceso de dependencia hacia otra persona, que esto se produzca de manera mutua. Y es jodido. Es posible que yo no haya tenido demasiada suerte. O no entienda de qué va el tinglado este. En el fondo esto de los sentimientos yo lo he aprendido a la manera de las películas, los libros y las canciones. Y la realidad es otra. No sé.
Considero mis errores, pero también esperaba que esas personas supiesen de mis defectos. A pesar de tímidos acercamientos he visto que la distancia sigue siendo brutal. Y no lo entiendo. O sí lo entiendo, y de nuevo vislumbro falsos intereses. No le doy vueltas excesivas al asunto, porque sé que hay que acostumbrarse a un tipo de soledad fértil en actividades. Pero cuando lo pienso, acabo respirando hondo, diciendome para mi mismo: a lo mejor estoy mejor así, no me gustan las amistades con caretas. Hasta he pensado que en un caso concreto de amigo de infancia pudo haber perjudicado nuestra relación mis confesiones de blog. No es que me haya mostrado desnudo, es que he enseñado mi radiografía interna. Y eso a lo mejor ha impresionado. Reconozco que un heterosexual en España (al que el sexo le interese lo justito) todavía no está preparado para leer diarios homosexuales. Me importa un carajo airear mis miserias (que para mi son tan gozosas, y por las que estoy orgulloso sin por ello tener que pasearme mongólico con banderitas el dia de la cabalgata esa). En última instancia, un blog no es para leerlo, sino para escribirlo. Y ya de hacerlo, si es que provoco rechazo pues que se me mande a la mierda como yo los mando a ellos. Si no se me acepta tal como soy pues peor para él y mejor para los dos. A otra cosa y en paz.

continuará

25 diciembre 2006

MANDARON CHRISTMAS


The famous norteamerican woman's writer



" Eroticism is one aspect of the inner life of man. We fail to realise this because man is everlastingly in search of an object outside himself but this object answers the innerness of desire. The choice of object always depends on the personal taste of the subject; even if it lights upon a woman whom most men would choose, the decisive factor is often an intangible aspect of this woman, not an objective quality; possibly nothing about her would force our choice if she did not somehow touch our inner being (...) ".

GEORGE BATAILLE. Erotism: Death and sensuality



Gilda Love


" Gracias por el pavo y las palomas mensajeras, destinadas a ser cagados a través de las tripas de los americanos.
Gracias por todo un continente que hemos asesinado y hemos envenenado.
Gracias a los indios que nos proporcionan algo de peligro y de reto.
Gracias a las grandes manadas de bisontes, por matarlos, sacarles la piel y dejar que se pudra.
Gracias por los trofeos de lobos y coyotes.
Gracias por el sueño americano, por divulgar y falsi
ficar hasta que el fraude salga a la luz.
Gracias por el Ku Kus Klan, por los policias que m
atan negros y se los apuntan en su cuenta, por las mujeres piadosas y decentes, con sus caras mezquinas cansadas, amargadas y perversas.
Gracias por las pegatinas que pongan: Matar un maricón en nombre de Cristo.
Gracias por el sida de laboratorio.
Gracias por la prohibición y la guerra contra la droga.
Gracias por un país en el que a nadie se le permite hacer lo que quiere.

WILLIAM BURROUGHS




Maricón Martinez


" Yo reniego de la Trilogía de la vida, aunque no me arrepienta de haberla creado. En efecto, no puedo negar la sinceridad y la necesidad que me impulsaron a la representación de los cuerpos y de un símbolo culminante: el sexo. Semejante necesidad y sinceridad tienen diversas justificaciones históricas e ideológicas.
Ante todo, unas y otras se insertan en aquella lucha por la democratización del derecho de expresión y por la liberación sexual, que fueron dos momentos fundamentales en la tensión progresista de los años cincuenta y sesenta.
En segundo lugar, en la primera fase de la crisis cultural y antropológica iniciada al final de los años sesenta-época que empezó a ver el triunfo del irrealismo de la subcultura de los mass media y, por lo tanto de las comunicaciones de masas-, el último baluarte de la realidad parecían ser los cuerpos inocentes con la violencia o
scura, arcaica y vital de sus órganos sexuales.
Finalmente, la representación del Eros, situado en un ámbito humano apenas superado por la historia, pero todavía presente en un sentido físico (en Nápoles, en el Oriente Medio), era algo que me apasionaba personalmente, a la vez com
o autor y como simple hombre.


Ahora todo se ha trastornado. Primero: la lucha progresista por la democratización expresiva y por la lberación sexual se ha visto brutalmente vencida y trivializada por la decisión del poder consumístico al conceder una vasta (aunque falsa) tolerancia.
Segundo: incluso la realidad de los cuerpos inocentes ha sido violada, manipulada y malgastada por el poder consumístico; incluso semejante violencia sobre los cuerpos se ha convertido en el dato más microscópico de la nueva época de la vida humana.
Tercero: las vidas sexuales privadas (como la mía)
han sufrido el trauma tanto de la falsa tolerancia como de la degradación corporal; y lo que en las fantasías sexuales era dolor y alegría, se ha convertido en una desilusión suicida y en tedio informe.
Pero debo admitir que incluso el hecho de darse cuenta o de haberlo dramatizado no nos salva del proceso de adaptación o de aceptación. Así pues, yo me estoy adaptando a la degradación y estoy aceptando lo inaceptable. Maniobro para volver a sistematizar mi vida.
Estoy olvidando cómo eran antes las cosas. Los amados rostros de ayer empiezan a palidecer. Tengo ante mi - lentamente y sin más alternativas- el presente. Readapto mi compromiso a una mayor inteligibilidad (¿Saló?). "


PIER PAOLO PASOLINI. Abjuración de la Trilogía de la vida.



Boquitas Pintadas


" ¡Oh castillos, oh estaciones!
¿Qué alma no tiene reproche?


Estudié el mágico enigma
De la ineludible dicha.

Saludemos su regalo
Cuando canta el gallo galo.
Ya no tendré más envidia:
Se ha encargado de mi vida.


Su hechizo el alma y el cuerpo
Cogió, y dispersó el esfuerzo.

¡Oh castillos, oh estaciones!
La hora de su fuga, ¡oh suerte!
Será la hora de la muerte.
¡Oh castillos, oh estaciones!.


JEAN ARTHUR RIMBAUD: Una temporada en el infierno



Kane ( el hijo de La Zorra de Madrid)



" El placer total está relacionado con la muerte "
" El poder ha hecho del hombre un monstruo sexual "
" Tuve durante unos segundos la sensación de estar muriendo, y fue una sensación muy placentera y muy intensa. Hacía un tiempo
maravilloso. Eran las siete de una tarde de verano. El cielo era una maravilla, azul. Fue y sigue siendo uno de mis mejores recuerdos "


" Se debe trabajar el suicidio propio durante toda la vida. Hay que prepararlo poco a poco, decorarlo, arreglar los detalles, buscar los ingredientes. Porque a menudo deja huellas descorazonadoras. ¿Le parece agradable tener que ahorcarse en la cocina y dejar una huella azul colgando?. ¿O encerrarse en el garaje y dejar el motor del coche funcionando?. ¿O dejar un pequeño fragmento de cerebro en la calle para que lo huela los perros? "
" He aquí un suplicio y un empleo del tiempo "

MICHEL FOUCAULT




Reverendo Belcebú Von Bleu



" - ¿Y por qué?. ¿Había acaso cometido un crimen contra natura, cuando mi propia naturaleza encontraba en ello paz y felicidad?. Si así era, sería culpa de mi sangre, de mi temperamento, y no culpa mía. ¿Quién planta las ortigas que nacen en mi jardín?. No yo, ciertamente. Y sin embargo, nacen allí, no se sabe cómo, desde siempre. Yo sentí el molesto escozor de esta tendencia en mi carne, antes de podercomprender su causa, y, habiendo yo intentado refrenar mi concupiscencia, ¿era culpa mía que la balanza de mi carácter, el platillo de la razón pesara menos que el de la sensualidad?. ¿No me había demostrado claramente el destino que podía elegir un camino más agradable que arrojarme al río?. Había cedido al destino, y, habiéndome hecho, nadaba ahora a favor de sus aguas lleno de alegría "

OSCAR WILDE: Teleny




Andros Queerman


" El héroe de la historia es Jerry Carpenter, un inocente jóven que es atraído como cebo para posar con promesas de atractivas sumas de dinero. Ray, el fotógrafo, es un ex convicto que había sido encarcelado por pornografía, y tiene varios pegajosos amigos, incluyendo un artista chantajista que le da placer en Colorado.
Ray fotografía en poses convencionales a Jerry y en la habitación de revelado crea negativos mostrándole en actos de fornicación con otros modelos. A Jerry se le fuerza a presenciar también rituales de sadomasoquismo, en grupo. Los chicos se golpean entre ellos con cinturones tachonados hasta que sangran .
(...) Una novela que desenmascara a los reyes del beefc
ake. Muchos hombres se enamoran de las chicas. Pero algunos se enamoran entre sí, como los culturistas de Muscle Beach. Para estos trabajadores del cuerpo, su físico es su fortuna; bien por exhibirse en proezas de fuerza, bien tentados con fotos lujosas para emocionados voyeurs, de cualquier sexo. El caso es que hay mucho dinero en aquellos biceps. ¡Y a menudo dinero sucio! "

Publicidad y texto de contraportada de la novelita pulp Muscle Boy. Estados Unidos, años 50