25 diciembre 2006

MANDARON CHRISTMAS


The famous norteamerican woman's writer



" Eroticism is one aspect of the inner life of man. We fail to realise this because man is everlastingly in search of an object outside himself but this object answers the innerness of desire. The choice of object always depends on the personal taste of the subject; even if it lights upon a woman whom most men would choose, the decisive factor is often an intangible aspect of this woman, not an objective quality; possibly nothing about her would force our choice if she did not somehow touch our inner being (...) ".

GEORGE BATAILLE. Erotism: Death and sensuality



Gilda Love


" Gracias por el pavo y las palomas mensajeras, destinadas a ser cagados a través de las tripas de los americanos.
Gracias por todo un continente que hemos asesinado y hemos envenenado.
Gracias a los indios que nos proporcionan algo de peligro y de reto.
Gracias a las grandes manadas de bisontes, por matarlos, sacarles la piel y dejar que se pudra.
Gracias por los trofeos de lobos y coyotes.
Gracias por el sueño americano, por divulgar y falsi
ficar hasta que el fraude salga a la luz.
Gracias por el Ku Kus Klan, por los policias que m
atan negros y se los apuntan en su cuenta, por las mujeres piadosas y decentes, con sus caras mezquinas cansadas, amargadas y perversas.
Gracias por las pegatinas que pongan: Matar un maricón en nombre de Cristo.
Gracias por el sida de laboratorio.
Gracias por la prohibición y la guerra contra la droga.
Gracias por un país en el que a nadie se le permite hacer lo que quiere.

WILLIAM BURROUGHS




Maricón Martinez


" Yo reniego de la Trilogía de la vida, aunque no me arrepienta de haberla creado. En efecto, no puedo negar la sinceridad y la necesidad que me impulsaron a la representación de los cuerpos y de un símbolo culminante: el sexo. Semejante necesidad y sinceridad tienen diversas justificaciones históricas e ideológicas.
Ante todo, unas y otras se insertan en aquella lucha por la democratización del derecho de expresión y por la liberación sexual, que fueron dos momentos fundamentales en la tensión progresista de los años cincuenta y sesenta.
En segundo lugar, en la primera fase de la crisis cultural y antropológica iniciada al final de los años sesenta-época que empezó a ver el triunfo del irrealismo de la subcultura de los mass media y, por lo tanto de las comunicaciones de masas-, el último baluarte de la realidad parecían ser los cuerpos inocentes con la violencia o
scura, arcaica y vital de sus órganos sexuales.
Finalmente, la representación del Eros, situado en un ámbito humano apenas superado por la historia, pero todavía presente en un sentido físico (en Nápoles, en el Oriente Medio), era algo que me apasionaba personalmente, a la vez com
o autor y como simple hombre.


Ahora todo se ha trastornado. Primero: la lucha progresista por la democratización expresiva y por la lberación sexual se ha visto brutalmente vencida y trivializada por la decisión del poder consumístico al conceder una vasta (aunque falsa) tolerancia.
Segundo: incluso la realidad de los cuerpos inocentes ha sido violada, manipulada y malgastada por el poder consumístico; incluso semejante violencia sobre los cuerpos se ha convertido en el dato más microscópico de la nueva época de la vida humana.
Tercero: las vidas sexuales privadas (como la mía)
han sufrido el trauma tanto de la falsa tolerancia como de la degradación corporal; y lo que en las fantasías sexuales era dolor y alegría, se ha convertido en una desilusión suicida y en tedio informe.
Pero debo admitir que incluso el hecho de darse cuenta o de haberlo dramatizado no nos salva del proceso de adaptación o de aceptación. Así pues, yo me estoy adaptando a la degradación y estoy aceptando lo inaceptable. Maniobro para volver a sistematizar mi vida.
Estoy olvidando cómo eran antes las cosas. Los amados rostros de ayer empiezan a palidecer. Tengo ante mi - lentamente y sin más alternativas- el presente. Readapto mi compromiso a una mayor inteligibilidad (¿Saló?). "


PIER PAOLO PASOLINI. Abjuración de la Trilogía de la vida.



Boquitas Pintadas


" ¡Oh castillos, oh estaciones!
¿Qué alma no tiene reproche?


Estudié el mágico enigma
De la ineludible dicha.

Saludemos su regalo
Cuando canta el gallo galo.
Ya no tendré más envidia:
Se ha encargado de mi vida.


Su hechizo el alma y el cuerpo
Cogió, y dispersó el esfuerzo.

¡Oh castillos, oh estaciones!
La hora de su fuga, ¡oh suerte!
Será la hora de la muerte.
¡Oh castillos, oh estaciones!.


JEAN ARTHUR RIMBAUD: Una temporada en el infierno



Kane ( el hijo de La Zorra de Madrid)



" El placer total está relacionado con la muerte "
" El poder ha hecho del hombre un monstruo sexual "
" Tuve durante unos segundos la sensación de estar muriendo, y fue una sensación muy placentera y muy intensa. Hacía un tiempo
maravilloso. Eran las siete de una tarde de verano. El cielo era una maravilla, azul. Fue y sigue siendo uno de mis mejores recuerdos "


" Se debe trabajar el suicidio propio durante toda la vida. Hay que prepararlo poco a poco, decorarlo, arreglar los detalles, buscar los ingredientes. Porque a menudo deja huellas descorazonadoras. ¿Le parece agradable tener que ahorcarse en la cocina y dejar una huella azul colgando?. ¿O encerrarse en el garaje y dejar el motor del coche funcionando?. ¿O dejar un pequeño fragmento de cerebro en la calle para que lo huela los perros? "
" He aquí un suplicio y un empleo del tiempo "

MICHEL FOUCAULT




Reverendo Belcebú Von Bleu



" - ¿Y por qué?. ¿Había acaso cometido un crimen contra natura, cuando mi propia naturaleza encontraba en ello paz y felicidad?. Si así era, sería culpa de mi sangre, de mi temperamento, y no culpa mía. ¿Quién planta las ortigas que nacen en mi jardín?. No yo, ciertamente. Y sin embargo, nacen allí, no se sabe cómo, desde siempre. Yo sentí el molesto escozor de esta tendencia en mi carne, antes de podercomprender su causa, y, habiendo yo intentado refrenar mi concupiscencia, ¿era culpa mía que la balanza de mi carácter, el platillo de la razón pesara menos que el de la sensualidad?. ¿No me había demostrado claramente el destino que podía elegir un camino más agradable que arrojarme al río?. Había cedido al destino, y, habiéndome hecho, nadaba ahora a favor de sus aguas lleno de alegría "

OSCAR WILDE: Teleny




Andros Queerman


" El héroe de la historia es Jerry Carpenter, un inocente jóven que es atraído como cebo para posar con promesas de atractivas sumas de dinero. Ray, el fotógrafo, es un ex convicto que había sido encarcelado por pornografía, y tiene varios pegajosos amigos, incluyendo un artista chantajista que le da placer en Colorado.
Ray fotografía en poses convencionales a Jerry y en la habitación de revelado crea negativos mostrándole en actos de fornicación con otros modelos. A Jerry se le fuerza a presenciar también rituales de sadomasoquismo, en grupo. Los chicos se golpean entre ellos con cinturones tachonados hasta que sangran .
(...) Una novela que desenmascara a los reyes del beefc
ake. Muchos hombres se enamoran de las chicas. Pero algunos se enamoran entre sí, como los culturistas de Muscle Beach. Para estos trabajadores del cuerpo, su físico es su fortuna; bien por exhibirse en proezas de fuerza, bien tentados con fotos lujosas para emocionados voyeurs, de cualquier sexo. El caso es que hay mucho dinero en aquellos biceps. ¡Y a menudo dinero sucio! "

Publicidad y texto de contraportada de la novelita pulp Muscle Boy. Estados Unidos, años 50

No hay comentarios: