26 julio 2006

NEW SUPER ED FURY POSTCARDS. Por el monitor de educación física Marcial Carracedo


ED FURY. El más retratado. Un genuino especialista del poseur. Realizó infinidad de sesiones en estudio y en parajes naturales (encima de las rocas, sobre las olas del mar, en la proa de un bajel pirata...)



Empezó como muchos, dejándose ver en los tempranos años cincuenta por las playas de Santa Mónica, al lado de algún campeón de body building


Pasaba horas en Muscle Beach, lugar que se clausuraría en 1958 durante una temporada, tras el escándalo entre dos campeones olímpicos y un par de ninfas de trece años de edad.


Ed nunca dio que hablar. Se llamaba Edmund Holovchik y buscaba una oportunidad. Su físico era alucinante, y el lo sabía. Le guiñó el ojo un asombrado Bob Mizer (AMG) y éste le colocó en un trono. Cambió su apellido por el más esclarecedor Fury, se sometió a un proceso de glamourización tal como si de una estrella de la Metro se tratara (pulido físico, aclarado del cabello) y el resultado fue espectacular.



Quedó un ídolo para la eternidad. Llegó en la década de los cincuenta a trabajar en Hollywood junto a luminarias de la talla de Richard Widmark o Susan Hayward (David y Betsabé) . Pequeños papeles que le sirvieron para adquirir una mínima soltura ante las cámaras.


Algo que le vendría de perlas cuando en la década siguiente fue requerido por Cinecittá para que jugara a ser Ursus. En el caso de su paso por David y Betsabé le sirvió para decidir que los atuendos romanos le sentaban de muerte.


Asi pues, el Fury de las muscle magazines, el atleta que más y mejor exhibía el culo, pasó a engrosar las filas del "filón del peplum" tan pronto al cine italiano se le dio por ahi, acogiendo a todos estos gimnastas yanquis ya desplazados de las revistas por el relevo de una nueva generación. En "las de romanos", el sueño de los homoeróticos adquirió fisicidades agigantadas y encima pintarrajeadas en eastmancolor. A tener en cuenta este detalle.

Fury estuvo competente en Ursus (1961, Carlo Campogalliani) junto a nuestra María Luisa Merlo. Un tebeo visual agradable, rodado en España. Al igual que Maciste contro lo sceicco (1962, Domenico Paioella) , en donde el ídolo se ponía en las magras carnes de Maciste, aquí en anacrónico modo, pues era un caballero español que luchaba contra los árabes para rescatar al duque de Málaga, que había caído prisionero de éstos tras la destrucción del santuario de la Virgen del Pilar (?)


Sé que estáis asombrados con el delirante argumento que os acabo de relatar, pero es la puritita realidad de la ficción. Así era este género del peplum cuando se volvía loca. Peplum, en Francia. En España, de romanos. En Estados Unidos, sandal films o loin clothes series...En fin, petardeces nada históricas, muy imaginativas y muy sexys. Y como chisme del corazón, decir que Fury casó con una hermana de mi querido colega Richard Dubois.